Motores a punto para la Subida a Trassierra

Presentación de la XVI Subida a Trassierra.
La ciudad recupera después de siete años la emblemática prueba, que organizada por el Automóvil Club de Córdoba se disputará en su XVI edición el sábado y el domingo

El marco incomparable que es la sierra de Córdoba volverá a ser este fin de semana el escenario de un evento deportivo de primer nivel. Lo será seis meses después de la disputa de la última edición del Rallye Sierra Morena, que fue un éxito tanto en el plano competitivo como a nivel de seguimiento. El sábado, los motores rugirán con motivo de una de las pruebas emblemáticas, a la par que añorada en este caso, de la ciudad. Ese día retornará la Subida a Trassierra, que se celebrará tras siete años de ausencia en su XVI edición. Los aficionados cordobeses al automovilismo están de enhorabuena, pues podrán disfrutar de nuevo de una cita que se desarrollará en dos jornadas -la segunda tendrá lugar el domingo- y que significará además el cierre del Campeonato de Andalucía de Montaña, para el que será puntuable. La organización correrá a cargo del Automóvil Club de Córdoba, que ha trabajado en la recuperación de la prueba aprovechando el título de Ciudad Europea del Deporte.

No es una cita cualquiera, pues cuenta con un amplio recorrido que se vio cortado allá por 2007. En ese sentido se expresó el alcalde de Córdoba, quien aseguró que se trata de “uno de los eventos automovilísticos más importantes” de la ciudad. Así lo señaló en la presentación de la prueba que tuvo lugar este lunes en el restaurante El Rancho, donde también estuvieron el presidente del Instituto Municipal de Deportes, Miguel Reina, y su homólogo del Automóvil Club de Córdoba, así como representantes de las empresas patrocinadoras -el propio El Rancho, Neumáticos Galfer y El Corte Inglés-. José Antonio Nieto aprovechó la ocasión para destacar el valor de la Subida a Trassierra y de otras competiciones, por las que consideró se ha de luchar. “No nos debemos resignar a que las cosas que han sido buenas desaparezcan sin más. Nos han demostrado que se puede coger el recuerdo de la Subida a Trassiera y convertir en una realidad esta nueva edición”, expuso para añadir que es “una prueba querida y añorada por los aficionados”.

La alta asistencia de aficionados del motor en el acto de presentación dejaba a las claras que en efecto ésta es una prueba querida. Una prueba que regresa, desearon organización, instituciones y patrocinadores, para tener nuevamente continuidad. De entrada, en su XVI edición competirán un total de 54 pilotos, lo cual es un gran dato según el presidente del Automóvil Club de Córdoba. En palabras de Manuel Muñoz, se trata de “una inscripción estupenda para estar en el mes de noviembre”. Entre los nombres de los participantes se encuentra el del inglés Humberto Janssens, que con su Porsche 944 Turbo Cup es señalado como uno de los aspirantes a la victoria. En la lucha estarán también los cordobeses Germán Leal (Citroën Saxo VTS), Rafael Martínez Saco (Subaru Impreza WRX) o Daniel García Ibarrola (Mitsubishi Lancer Evo VI).Todos tendrán una doble oportunidad, ya que la competición se dividirá en dos fases.

Será el sábado cuando comience la acción con la primera de las dos jornadas. Si bien la subida oficial no arrancará hasta superado el mediodía, la actividad se iniciará a las 9:00, con las verificaciones administrativas y la entrega de documentación, que se llevará a cabo en El Rancho. Las instalaciones del restaurante también acogerán las verificaciones técnicas y conformarán el parque cerrado de la competición, de forma que los aficionados que lo deseen podrán empezar a disfrutar en ese espacio en la matinal del sábado. A las 13:00 se realizará la caravana de salida y será 45 minutos después cuando se produzca la subida de entrenos oficiales, tras la cual transcurrirán las dos subidas oficiales. También en el restaurante patrocinador se llevará a cabo la entrega de trofeos de la primera fase. La del domingo contará con los mismos escenarios, si bien la subida de entrenos oficiales en ese caso se iniciará a las 9:45 y la entrega de trofeos se realizará a las 14:00. Con todo preparado para un buen desarrollo de la cita, el organizador e incluso el alcalde esperaron que la lluvia no haga acto de presencia para que el espectáculo sea mayor, aunque de igual manera lo sería con la emoción del asfalto mojado.

Lo que está claro, de cualquiera de las maneras, es que los amantes del motor en Córdoba aguardan con ganas la disputa de una prueba que tiene su origen en 1969, motivo por el cual Manuel Muñoz -presidente del Automóvil Club- la señaló como “decana” de la ciudad. El primer vencedor, en el estreno del evento, fue el desaparecido piloto francés Bernard Tramont -campeón de España de Rally en 1967 y 1968- al volante de un Renault Alpine. Entonces la cita no era puntuable para el Campeonato de España. Comenzó a serlo en 1983, cuando se impuso por segundo año consecutivo otro histórico del automovilismo español: Juan Fernández. En 1988, la prueba sufrió su primer parón tras la XIX edición, en la que se alzó con el triunfo por tercera vez seguida Pancho Egozkue. Esa triple aparición en el palmarés de la Subida a Trassierra la comparte con José Luis Gómez, que se impuso con un Selex ST-4 en 1977, 1980 y 1981. La competición se retomó en los años 2002 y 2003, sin ser puntuable para el Nacional. Lo fue de nuevo entre 2004 y 2007, hasta que sufrió otro parón. El último cordobés que logró el triunfo fue Rafael Martínez Saco, que además ganó por partida doble -el modelo de dos fases arrancó en 2004-.

Etiquetas
stats