“En este momento ya somos un equipo de verdad”

Djukic con su cuerpo técnico en un entrenamiento. | MADERO CUBERO
Djukic destaca la progresión del Córdoba y espera que “pronto llegue la victoria, que sería dar ánimo y confianza” | “No debemos obsesionarnos”, señala sobre la necesidad del triunfo

Atrás queda el sabor amargo que dejó el duelo con el Deportivo. Sobre todo, porque después se consiguió un reconfortante triunfo en Málaga. Por mucho que ese partido fuera amistoso, permitió recoger buenas sensaciones de cara a lo que viene. Los síntomas de mejoría los percibe también Miroslav Djukic, que tiene claro lo que quiere del Córdoba en Elche y en el resto del campeonato de Liga. Y lo empieza a ver. “Estoy muy contento con el grupo, porque día a día está creciendo, haciendo las cosas mejor y veo al grupo muy sólido, asimilando muy bien los conceptos. Pienso que en estos momentos ya somos un equipo de verdad, que aprieta, que sabe lo que quiere, que lo hace en defensa y en ataque”, explicó en ese sentido en su comparecencia previa a un choque que se presenta como una nueva final y en el que desea alcanzar los tres puntos, que tendrían un importante efecto en el estado anímico de su plantilla. “Espero que pronto llegue la victoria, que sería un poco dar ánimo y confianza al equipo, que es lo importante, que todo este buen trabajo se refleje con un buen resultado”, indicó.

El preparador balcánico destacó la evolución del conjunto blanquiverde tras el duelo amistoso de Málaga, “sobre todo por la actitud” y por “como fuimos defensivamente y también ofensivamente, que hicimos daño, apretamos y juntamos las líneas”. “El equipo dio muestras de ser un bloque y eso es lo que quiero de mi Córdoba, que sea un equipo que salga a todos los campos a buscar la victoria con sus armas y con sus premisas, que seamos nosotros mismos. Quiero que el rival diga éste es el Córdoba, que juega de tal y tal manera, que tiene su estilo definido y sea un equipo trabajado, que hace cosas y no tiene miedo a nadie”, expuso antes de asegurar que no existe ansiedad en el cuadro califal por lograr la primera victoria. “No debemos obsesionarnos, sólo pensar en hacer las cosas bien”, apuntó al respecto. En lo que se refiere al Elche, rival del domingo, resaltó que “es un equipo muy trabajado, con un bloque muy sólido que tiene gente arriba muy veloz y de buena envergadura”.

“Es un rival directo. Vamos allí con nuestras premisas a hacer nuestro partido y vamos a salir desde el principio a por la victoria. Sabemos que no va a ser fácil, pero nosotros también somos un equipo que cree en sí mismo, en lo que hace, y vamos allí a pelear de tú a tú”, concluyó sobre el conjunto franjiverde y el encuentro. El técnico serbio hizo también repaso del estado del equipo. Sobre los internacionales, valoró el trabajo de Matos con la selección brasileña sub 21, pues “ha jugado los tres partidos y ha marcado un gol, que le viene bien para la confianza”. Él sí trabajó ya con el resto de componentes del conjunto blanquiverde, a diferencia de Ghilas, que “ha venido bien en el aspecto físico y psicológico” después de no jugar con Argelia. El delantero llegó este jueves y al que se espera es a Ekeng, que estará en la ciudad este viernes después de que “por problemas de vuelo” no haya podido regresar a tiempo. Los tres son, de esta forma, duda para el duelo en el Martínez Valero, en el que tampoco estarán Rossi, Campabadal y Crespo. En relación al italiano, Djukic aclaró que no se ha querido forzar: “Igual ha podido estar hoy con nosotros, pero como no tiene ningún entrenamiento fuerte, preferimos que se quede y trabaje aparte y que la siguiente semana ya entre con el equipo”.

En la misma situación se encuentra Campabadal, mientras que Crespo “se está sintiendo cada vez mejor”, aunque sigue en proceso de recuperación. También anda tocado un Florin del que el técnico blanquiverde aseguró “es un jugador que en un futuro cercano nos puede ayudar”, pues “apunta maneras y cosas interesantes”. Lo mismo sucede con los chavales del filial que trabajan con el primer plantel, que “tienen potencial y en el futuro podrán ayudar”. Por otro lado, el balcánico repitió una vez más que le gusta “la constancia, la continuidad” y que “el único sitio donde deben demostrar cosas (los jugadores) es en el campo”. “En el fútbol no hay que relajarse, porque siempre hay uno que está por detrás empujando, queriéndose quedar con el sitio. Hay que estar atento y concentrado, es la fórmula del éxito del equipo, del bloque”, señaló. Y en esa dinámica parece estar un Deivid al que Djukic ve de pivote, “porque es un jugador inteligente, que tiene experiencia, buena colocación, buena visión y buena salida desde atrás”. “Está aprovechando su oportunidad”, finalizó sobre el canario.

Etiquetas
stats