Merino ya es historia en el Córdoba

Juan Merino, en su último entrenamiento | MADERO CUBERO

Cayó el segundo. Juan Merino ha sido destituido como entrenador del Córdoba CF después de la constatación de que el efecto revulsivo que se pretendía con su contratación se había convertido en una involución. La derrota del pasado sábado en El Alcoraz de Huesca supuso el último episodio del técnico al frente de una formación que no termina de encontrar su rumbo en la categoría, donde acumula once derrotas en diecisiete jornadas. Enquistado en la última posición desde hace un mes y con unas cifras sonrojantes (ha encajado 33 goles, más que ningún equipo en el mapa del fútbol profesional español), el equipo iniciará ahora una nueva etapa en busca de una salida a su complicada situación.

El club ha oficializado su determinación, anunciando que Jorge Romero, técnico del filial de Segunda B, se hace cargo de modo interino. “El club agradece a Merino su buen hacer, profesionalidad y buena voluntad dedicada el tiempo que ha estado al frente del primer equipo. El Córdoba Club de Fútbol le desea mucha suerte y grandes éxitos a lo largo de su carrera deportiva”, apunta la entidad en un comunicado. El B pasa ahora a manos de José María García Cuadrado.

Juan Merino se incorporó al equipo después de la jornada 10, en la que el Córdoba sufrió su peor derrota en El Arcángel en toda su historia en Segunda División con un 1-5 ante el Nástic de Tarragona. En ese momento se situó en el puesto 19 y entró en zona de descenso. Después de barajarse varios nombres para cubrir el puesto -la entidad no anunció oficialmente el despido de Carrión hasta varios días después y pujó por Rubén Baraja-, el elegido por Juan Merino, que el curso anterior había adiestrado al Nástic durante el tramo final del campeonato -aunque no llegó hasta el final-. Con el exjugador y entrenador del Betis, el Córdoba no sólo no salió de las posiciones fatídicas, sino que se hundió aún más en números y rendimiento.

Después de siete partidos y solo tres puntos sumados, el Córdoba es colista en solitario de la categoría con 12 puntos -a cinco de los puestos de permanencia- y su imagen se ha deteriorado hasta límites intolerables. Continuos cambios de jugadores y de sistema, unidos al evidente malestar con el entrenador dentro del vestuario y en el palco, han desembocado en la ruptura del vínculo con Merino, que tenía contrato por esta temporada y la siguiente. En la sesión de entrenamiento de este martes, primera de la semana, estará ya al frente Jorge Romero.

Etiquetas
stats