Julia Figueroa regresa al tatami más de diez meses después

Julia Figueroa celebra un triunfo | COE

Ni uno, ni dos ni tres. El tiempo transcurrido es más de diez meses. Desde febrero no tiene opción de competir la que es una de las figuras principales del deporte cordobés, en el plano español y a nivel internacional. Se trata de Julia Figueroa, que el próximo lunes vuelve al tatami en un torneo de gran envergadura. La cordobesa acude, y entra en liza el mencionado día, al Máster de Doha, donde no sólo busca su primera medalla de 2021 sino afianzar su posición en la carrera hacia los Juegos Olímpicos. Aunque la judoca, que interviene en la categoría de -48 kilos, parte con clara ventaja en relación a Tokio no puede relajarse lo más mínimo. También porque con una buena trayectoria en el tramo final de las Olimpiadas de turno, en esta ocasión ampliadas con motivo del Covid-19, siempre es positivo a la hora de afrontar el gran evento.

Fue el 21 de febrero de 2020 cuando la canterana del Club Kodokan, aunque miembro del Terra i Mar valenciano desde hace no pocos años, combatió por última vez al más alto nivel. Ocurrió dentro del Grand Slam de Düsseldorf, que además supuso su debut competitivo en los doce meses anteriores. Porque la entrada de año no resultó para nada favorable al sufrir una lesión. Con todo, en Alemania se alzó con su primera y por las circunstancias única presea del que se consideraba período previo a los Juegos Olímpicos. Julia Figueroa alcanzó un bronce. Después pensó en subir al podio otra vez en Marruecos, en el Grand Prix de Rabat. Sin embargo, el campeonato en tierras norteafricanas se canceló a principios de marzo por la cada vez más potente irrupción del coronavirus en todo el planeta.

Desde entonces aguarda la cordobesa para estar en el tatami, una espera que termina al fin con este Máster de Doha. En la capital de Catar la canterana del Club Kodokan aspira a obtener un metal. Eso sí, encara dicho reto sin demasiada presión toda vez que a tantísimo tiempo de inactividad competitiva se suma el hecho de que tuvo que pasar por quirófano hace unos meses. Su hombro izquierdo, la rehabilitación de éste, le llevó a una operación de la que espera estar plenamente recuperada. En palabras al digital Cordobadeporte, Julia Figueroa mantuvo el pasado jueves su habitual discurso de prudente ambición. “Aunque llego muy justa de tiempos de recuperación voy con muchas ganas”, expresó la judoca.

“El objetivo principal es el mismo de siempre, luchar por medallas”, añadió después la deportista del Terra i Mar valenciano. Con todo, si no logra tal meta no se va a dar un comienzo decepcionante de 2021, todo lo contrario. Al fin y al cabo, lo más importante a estas alturas, de cara a Tokio, es coger ritmo de competición y llegar al mejor estado posible de forma. Para ello tiene por delante bastantes más compromisos en forma de Grand Slam o Grand Prix, en los que desea dosificar esfuerzos para, sobre todo, estar al máximo nivel en el Mundial de Budapest. El gran torneo intercontinental se celebra, por cierto, a inicios del mes de junio.

Etiquetas
stats