Jorge Romero: “Ahora mismo no pienso en mí”

Jorge Romero, en la banda del Heliodoro Rodríguez López | LOF

Si difícil de asumir fue el golpe una semana antes, mucho más lo es el sufrido en esta ocasión. El Córdoba ofreció la peor de sus versiones en Tenerife, donde recibió una contundente goleada (5-1). Un resultado éste que no sólo hace mermar aún más las esperanzas de permanencia, que ya está a once puntos, sino que supone todo un varapalo al estado anímico. Además deja entreabierta la puerta a Jorge Romero, cuya continuidad al frente del equipo pende de un hilo. “Ahora mismo no pienso en mí. Pienso en toda la gente que está poniendo tanta ilusión, sobre todo la afición, la gente que ha venido nueva, con ganas de revertir esto. Yo trabajo para intentar ayudar al equipo y eso no es una cuestión que dependa de mí”, expuso acerca de su posible destitución.

En cuanto al encuentro y al resultado final, el preparador califal afirmó que “es muy duro”. “Con la sensación a raíz del cambio y con los jugadores que habían llegado de poder revertir la dinámica que llevábamos es duro. En estos momentos es complicado explicar la situación”, agregó en este sentido. El joven entrenador consideró que el segundo gol comenzó a marcar el devenir del choque y que el tercero hizo más daño todavía. “Ha habido dos partidos dentro del mismo. En la primera parte, dentro de que no empezamos bien, conseguimos empatar y tenemos un buen tramo en el que nos podemos poner por delante por ocasiones, sensaciones y juego. Luego nos llega el gol al borde del descanso y en la segunda parte tampoco empezamos bien. El tercer gol hace que nosotros arriesguemos más y en las contras, en ese tipo de situaciones y contra un equipo que sale bien a la contra, es difícil”, relató.

Acerca de la actitud del conjunto blanquiverde, aseveró que el 5-1 definitivo no fue por rendición. Aunque sí entendió que hubo un desplome en la moral de sus jugadores. “No creo que sea por bajar los brazos. Ha sido un golpe anímico duro. Al descanso lo que me transmitían es que era una pena que fuéramos perdiendo, porque habíamos tenido el partido donde queríamos y la sensación incluso de ir ganando. Y te vas al descanso otra vez perdiendo”, explicó al respecto. “Sí es cierto que a partir del tercer gol ha sido mucho más dura esa sensación, el ya verte incapacitado de poder darle la vuelta”, continuó.

Etiquetas
stats