Jesús Rodríguez, el buque califa del Córdoba Patrimonio

Córdoba Patrimonio de la Humanidad - Fútbol Emotion Zaragoza (2-0) en Vista Alegre | MADERO CUBERO

Todo ciclo tiene su fin y, pese a que se intente mantener la seña de identidad, los nuevos retos deportivos obligan a tomar decisiones que hasta ahora se habían evitado. En el caso del Córdoba Patrimonio de la Humanidad ha ocurrido a la par que se ha subido el nivel de competición. En efecto, a nadie se le escapa que el conjunto califa logró su mayor reto histórico hasta la fecha, ascender a Primera División de la Liga Nacional de Fútbol Sala (considerada la mejor del mundo), con una plantilla plenamente local, un hito que probablemente nadie haya alcanzado en la historia de la disciplina. Y es que la filosofía de la entidad presidida por José García Román ha sido desde el principio apostar por el jugador de casa. Una idiosincrasia que ha tenido resultados óptimos, pues en apenas siete años se ha pasado de jugar en provincial a codearse con la élite nacional. Y lo cierto es que ese AND sigue muy presente.

De este modo, hasta ocho futbolistas cordobeses -a los que habría que sumar el técnico y dos juveniles que están plenamente asentados con la primera plantilla- se mantienen en el segundo curso del club en la máxima categoría. El aumento del nivel, y la dificultad -de momento- de acceder a los jugadores de talla internacional, ha obligado a la dirección deportiva a traer talento de otras provincias, incluso de otros países, como es el caso del japonés Shimizu o de los brasileños Caio César y Lucas Perin, las dos incorporaciones más recientes. Asimismo, futbolistas de la talla de Saura, Prieto o Pablo del Moral cuentan con un peso muy significativo para Josan. Aun así, la esencia cordobesa se mantiene con mucho rango.

Sin embargo, en este escenario hay un nombre que sobresale por encima de todos. Ese no es otro que Jesús Rodríguez, que se mantiene como buque insignia del club y el cordobés que cuenta con la mayor confianza. Su excelente rendimiento ha permitido al cierre erigirse como uno de los jugadores más utilizados por el técnico, demostrando que el salto de categoría no le ha pasado factura. Es más, se ha adaptado a la perfección y es uno de los cierres más sólidos de Primera. De este modo, Rodríguez ha disfrutado de minutos en todos los encuentros de su equipo hasta la fecha, siendo además titular hasta en siete ocasiones, siendo el cuarto jugador que más veces ha salido de inicio (y uno de los otros tres es el portero).

Así las cosas, el cierre encarna a la perfección esa filosofía que ha llevado a la entidad hasta lo más alto. Por su parte, Cordero, con tres, es el segundo cordobés con más titularidades, mientras que Boyos ha salido de inicio en una ocasión. Manu Leal, Koseky, o los jóvenes Joaqui y Pedro, prolongan ese acento local, en este caso como piezas de confianza en la rotación.

Etiquetas
stats