A lo que íbamos

Javi Lara, en el último partido ante el Rayo | MADERO CUBERO

El Córdoba busca sus fortalezas, su imagen, su autoestima, su orgullo... pero, sobre todo, tres puntos ante el Almería para no quedarse descolgado como colista de Segunda División y batir récords negativos sin parangón en la historia del club. Así están las cosas. El equipo va a lo que va. Parece que lo tiene bien preparado y que acude al Estadio de los Juegos Mediterráneos con una buena batería de respuestas para las preguntas que le plantee el Almería, un adversario inquietante por un puñado de buenas razones. La principal, que le saca seis puntos de ventaja y que es el conjunto que marca el límite de la permanencia. Entre otras está también la presencia en el banquillo de Lucas Alcaraz, uno de los entrenadores más prestigiosos de la división y poseedor de un hito en El Arcángel: ha sido el único en los 63 años de vida cordobesista en despachar dos temporadas completas al frente del primer equipo sin mediar un ascenso de categoría. Un mérito de lo más singular, si se tiene en cuenta la inestabilidad del puesto. Esta temporada, sin ir más lejos, el Córdoba va ya por su tercer entrenador: empezó Carrión, le siguió Merino y desde la semana pasada lleva las riendas Romero.

En casa se han quedado los de siempre -Noblejas, Esteve, Loureiro- y también los lesionados Jaime Romero y Pinillos, dos de los fichajes estelares del verano que no han dado el tono -y no son los únicos-. También se lo pierde Josema, al que Romero ha descartado por motivos técnicos. Se ha especulado en las últimas semanas con una salida del central, por el que se habría interesado el Lugo, y hay varios nombres también en el disparadero. Quizá aún quede tiempo para la reivindicación personal para alguno de ellos. Almería puede ser un buen sitio para hacerlo, más que nada porque las oportunidades se agotan y pese a la igualdad que preside el campeonato -puesta sobre el tapete otra vez por Romero- lo cierto es que la desventaja es mucha. Con 13 puntos agarrados y tres partidos en el horizonte para terminar la primera vuelta, el Córdoba tiene ya claro que ni ganándolos todos llegará a la mitad de los que necesita para salvar el pellejo con los legendarios cincuenta.

La mejor táctica mental es la que está pregonando Romero, que llegó con el cartel de interino pero que ha seguido al frente del primer equipo con total naturalidad. El cordobés solo habla de un partido, del próximo. No quiere ver nada antes ni después. Bastante tiene con el durísimo presente que ha de afrontar. En Almería recupera a Sergio Aguza, sancionado la semana pasada ante el Rayo, y a Joao Afonso, que se retiró lesionado la última vez. Quizá el portugués empiece en el banquillo y deje su sitio a Álex Vallejo. Se ha llevado también a Álvaro Aguado, un mediocentro ofensivo que viene destacando en el filial de Segunda B. Por lo demás, no se aventuran grandes modificaciones en el once. A Romero le gustó lo que vio ante el Rayo, especialmente en la primera parte. Solo le falta reparar la quebradiza moral de los suyos y evitar que se desplomen al primer golpe, pero eso es algo que solo tiene una medicina: la victoria. Y ya van dos meses y medio sin ninguna que llevarse a la boca. “Si logramos la victoria, lo vamos a afrontar todo de otra manera”, ha advertido Romero. Y a por ella van.

Lucas tiene bajas en el Almería. El granadino tiene a seis estaban descartados por lesión, como son los casos de los delanteros Hicham y Pablo Caballero y los centrocampistas Fran Rodríguez, Fidel, Javi Álamo y Tino Costa, éste al operarse este mismo viernes de una lesión de menisco que le tendrá apartado del equipo de dos a tres meses. Además, Verza y Juan Muñoz han tenido problemas físicos esta semana, aunque ambos están en la convocatoria, y por ello Alcaraz debe tirar del filial, y más cuando también días pasados se anunció la rescisión de contrato de Nauzet Alemán. “Tan difícil es jugar contra el que va por debajo tuya como tan asequible puede ser jugar con el que va por encima”, dijo esta semana el técnico rojiblanco, que llegó para sacar al equipo de apuros después de la destitución de Luis Miguel Ramis. Durante los últimos días ofreció declaraciones de cortesía a propósito del Córdoba, un club en el que dejó huella. Ahora está en la trinchera contraria, amenazante. Así es el fútbol.

ALINEACIONES PROBABLES

ALMERÍA: René, Marco Motta, Owona, Morcillo, Nano, Joaquín, Mandi, Corredera, Pozo, Gaspar Panadero y Juan Muñoz.

CÓRDOBA: Kieszek, Fernández, Caro, Álex Vallejo, Víctor Mena, Edu Ramos, Jovanovic, Caballero, Javi Lara, Javi Galán y Sergi Guardiola.

ÁRBITRO: Aitor Gorostegui Fernández-Ortega (Comité Vasco).

CAMPO Y HORA: Municipal de los Juegos Mediterráneos (20:00).

Etiquetas
stats