Historias de un duelo clásico: del ascenso en 1962 al sueño de 2014

Uli Dávila, en el momento de su gol en el Nuevo Colombino la 2013-14 | LARREA

Aunque sobre el campo todos son iguales unos resultan más especiales que otros. En casos es así porque con ellos se comparte un largo historial de enfrentamientos. Hay otros en los que se produce una carga emocional. Y luego están aquellos en los que confluyen ambas circunstancias. Surge en este punto el próximo rival del Córdoba y el escenario en que se mide con él. El conjunto blanquiverde visita el sábado (17:00) al Recreativo de Huelva, que es el adversario al que más veces se ha enfrentado durante su historia. Por si fuera poco, de la vecina ciudad mantiene el recuerdo de su primer ascenso a Primera, aquel de la temporada 1961-62. Como colofón, el cuadro califal se mide de nuevo al Decano en su estadio tras más de un lustro con el curioso hecho de que el último antecedente del encuentro permite rememorar el regreso a la élite 42 años después, la 2013-14…

Sin duda, el choque entre el Recreativo de Huelva y el Córdoba, sin importar la sede, es todo un clásico. Tanto para las dos entidades como dentro del fútbol andaluz. En el caso del conjunto blanquiverde lo es sobremanera con motivo de un dato. El albiazul es el equipo ante el que acumula más partidos oficiales. Hasta en 64 ocasiones se han visto las caras las dos escuadras en un derbi autonómico que tiene sabor añejo y que en la actualidad goza del atractivo añadido de la hermandad entre aficiones. La cifra la aporta Álvaro Vega, compañero de @laligaennumeros, que añade para completar la información otros guarismos. Cuatro duelos menos se contabilizan en el historial del segundo adversario en más ocasiones visto por el cuadro califal, el Elche (60). Tras los ilicitanos se encuentran como enemigos íntimos el Cádiz (58), el Xerez (56) y el Granada (56).

La amplia trayectoria compartida de los dos clubes es resultado de un origen ya lejano. Porque fue la temporada 1954-55 cuando el Córdoba compareció por vez primera en Huelva. Aquella vez lo hizo por dos ocasiones, una dentro del Grupo XI de Tercera y otra en la promoción de permanencia. Los dos encuentros acabaron con derrota de los blanquiverdes (3-2 y 2-0), que apenas supo vencer en ocho de sus 32 visitas al feudo del Decano entre Liga, aquella fase, Copa del Rey e incluso Copa de la Liga. Cuatro empates y un total 20 partidos a cero cierran su balance entre el histórico Colombino y el nuevo. Sin embargo, la capital onubense es uno de los escenarios a los que guarda más cariño la entidad califal, así como su afición, pues en él se escribieron una de las páginas más importantes de su historia…

Ésta no es otra que su primer ascenso a Primera. Ocurrió la campaña 1961-62, por si a alguien le falla la memoria o existe algún despistado. El calendario estableció que el Córdoba visitara al Recreativo en la última jornada del Grupo Sur de Segunda. Cuando llegó el momento, lideraba la clasificación con una ventaja de dos puntos respecto del segundo clasificado, el Málaga. Sin embargo, el cuadro de la Costa del Sol poseía la renta del gol average particular. La derrota podía dejar al cuadro califal sin su soñado impulso a la élite. De ahí que fuera al Colombino con ambición máxima. Por tanto, el inolvidable 1 de abril de 1962 saltó el equipo entrenado por Roque Olsen con intención de cerrar un capítulo dorado con celeridad. Lo consiguió al terminar con un rotundo e incontestable 0-4 a su favor, con goles de Homar y Miralles, que anotó tres. En Huelva el conjunto blanquiverde obtuvo permiso para jugar en la misma competición que el Barcelona, el Real Madrid o el Athletic.

Curiosamente, el destino quiso que otro ascenso a Primera cerrara momentáneamente el historial de encuentros en tierras onubenses. Fue hace más de un lustro -cinco años y medio, y algún día, para ser más exactos- cuando el Córdoba compareció por última vez en el campo del Decano, ya el Nuevo Colombino. Esta vez llegó con la posibilidad de certificar su clasificación para el play off de Segunda A: si ganaba, según los demás resultados, estaba en la pugna final por el ascenso. Un objetivo éste que perseguía su íntimo enemigo, el Recreativo. A punto estuvo de conseguirlo, ya que el 31 de mayo de 2014 se adelantó el equipo dirigido por Albert Ferrer con un gol de Uli Dávila. El 0-1 se mantuvo hasta el final en el marcador… Bueno, casi hasta el final. En el tiempo de añadido, Menosse igualó (1-1) y dejó el escenario abierto para la fecha definitiva. Ahí sí cumplió su cometido el cuadro califal, si bien con gran incertidumbre. Después se produjo el histórico retorno a la élite tras 42 años, mientras que los albiazules cayeron a Segunda B una campaña después (2014-15).

Etiquetas
stats