Una gestión sanitaria eficaz del Córdoba Patrimonio de la Humanidad

José García Román dialoga con Fede Vidal y Pablo Lozano en un partido | ÁLEX GALLEGOS

Sigue la lucha. La pandemia ha convertido el deporte en una auténtica guerra por sobrevivir. Los clubes intentan proteger a sus profesionales a través de un protocolo sanitario que salvaguarde su salud, aunque la imprevisibilidad obtenida por el Covid-19 hace que la incertidumbre reine jornada a jornada. La Primera División regida por la Liga Nacional de Fútbol Sala y la Real Federación Española de Fútbol ya ha sufrido las consecuencias del coronavirus debido a que se han suspendido 19 partidos a lo largo de las 15 citas ligueras que se han disputado desde el pasado 2 de octubre. Sin embargo, uno de esos equipos afectados y que no ha detectado ni un solo positivo en su plantilla es el Córdoba Patrimonio de la Humanidad. La entidad blanquiverde posee un protocolo acorde a un club de la máxima categoría y están logrando, a base de trabajo y constancia, que el virus no se acerque a los futbolistas.

Y es que la competición regular comenzó con dos partidos suspendidos. Tanto Real Betis Futsal como Jaén Paraíso Interior anunciaron positivos en sus respectivas plantillas después de disputar la Copa de Andalucía en la localidad cordobesa de Baena. Por ello, sus partidos ante Córdoba Patrimonio de la Humanidad e Inter Movistar fueron aplazados. Sin embargo, estas dos escuadras también vieron alteradas sus próximas jornadas ya que el plantel jienense no pudo disputar su encuentro ante Valdepeñas durante la segunda cita liguera, mientras que los béticos sufrieron lo propio en la tercera frente al conjunto valdepeñero. Después de tres fechas donde no hubo ningún aplazamiento, las jornadas seis, siete, ocho y nueve fueron cuando las suspensiones se aglutinaron, ya que no se pudieron disputar hasta once partidos en poco más de dos semanas.

Tras cumplir los dos meses de competición y en plena segunda ola de contagios, los positivos en los equipos de la Primera División comenzaron a disminuir y con ello los partidos aplazados. De hecho, en las últimas cuatro jornadas solo se han suspendido cuatro encuentros, aunque ha sido por Covid-19 en dos equipos en concreto. Valdepeñas volvió a sufrir el coronavirus en su plantilla y tuvo que aplazar las jornadas ante Córdoba Patrimonio de la Humanidad y Movistar Inter, mientras que O Parrulo tuvo que hacer lo propio ante Jimbee Cartagena y durante la presente fecha ante el plantel dirigido por Josan González.

Gracias a esto, la entidad presidida por José García Román ha visto cómo se han aplazado cuatro de sus encuentros sin tener ni un solo positivo por Covid-19 en la plantilla. De hecho, los blanquiverdes ya han recuperado el primer partido suspendido y doblegaron al Real Betis en el Pabellón de Amate (1-2). Mientras tanto, los chicos de Josan González aguardan jugar el próximo 29 de diciembre ante O Parrulo para despedir el año de la mejor manera posible. Y es que el Córdoba Patrimonio de la Humanidad, además de los resultados positivos cosechados en las últimas jornadas, ha conseguido salvaguardar la salud de sus jugadores a través de un protocolo sanitario eficaz. Una ayuda indispensable que han sabido gestionar de la mejor manera.

Etiquetas
stats