Solano, un cordobés más al proyecto del Valdepeñas

Una incorporación de nivel y acento cordobés a una plantilla que volverá a luchar por los objetivos más ambiciosos durante la próxima temporada. Desde su ascenso hace unas campañas ligueras, el Viña Albali Valdepeñas está creciendo deportivamente conforme los cursos siguen pasando y ahora compite de tú a tú contra los mejores equipos de la máxima categoría de fútbol sala a nivel nacional. Por ello, su dirección deportiva sigue planificando su siguiente plantilla en busca de que este nivel no decaiga y ha decidido dotar a su escuadra de aroma cordobés. Tras anunciar el fichaje de Boyis, la entidad valdepeñera ha incorporado a Solano, pívot que, al igual que el primer jugador califal, procede del Jimbee Cartagena.

Así es. El profesional natural de Bujalance se enfundará la elástica manchega durante las próximas tres temporadas, según ha informado el propio club a través de un comunicado oficial expuesto en su página web. “Francisco Javier Solano León procede del Jimbee Cartagena. En el conjunto melonero recalaba en el mercado invernal de la temporada 2019-20 y su mejor registro goleador se producía esta última campaña, en la que anotaba 16 goles, 14 de ellos en Liga, dando además 14 asistencias. Precisamente sus dos últimos tantos con la camiseta cartagenera llegaban en el Pabellón Virgen de la Cabeza, en la vuelta de los cuartos de final del play off por el título de Primera División donde, a pesar de la eliminación de su equipo, fue elegido como mejor del partido”, reza el escrito.

Por su parte, la llegada de Solano aumenta el aroma cordobés en la primera plantilla del Viña Albali Valdepeñas. A lo largo de la última temporada, Lolo Urbano ya defendió la camiseta valdepeñera y, según su contrato, aún mantiene su vinculación durante una temporada más otra opcional, por lo que será el eje califa en una plantilla con hasta tres jugadores de la misma procedencia, por el momento. Solano se une tanto a Urbano como a Boyis, que también fue presentado de manera oficial, y compartirán vestuario el próximo curso en busca de consolidarse entre los mejores equipos de la máxima categoría de este deporte a nivel nacional.

Una incorporación de nivel y acento cordobés a una plantilla que volverá a luchar por los objetivos más ambiciosos durante la próxima temporada. Desde su ascenso hace unas campañas ligueras, el Viña Albali Valdepeñas está creciendo deportivamente conforme los cursos siguen pasando y ahora compite de tú a tú contra los mejores equipos de la máxima categoría de fútbol sala a nivel nacional. Por ello, su dirección deportiva sigue planificando su siguiente plantilla en busca de que este nivel no decaiga y ha decidido dotar a su escuadra de aroma cordobés. Tras anunciar el fichaje de Boyis, la entidad valdepeñera ha incorporado a Solano, pívot que, al igual que el primer jugador califal, procede del Jimbee Cartagena.

Así es. El profesional natural de Bujalance se enfundará la elástica manchega durante las próximas tres temporadas, según ha informado el propio club a través de un comunicado oficial expuesto en su página web. “Francisco Javier Solano León procede del Jimbee Cartagena. En el conjunto melonero recalaba en el mercado invernal de la temporada 2019-20 y su mejor registro goleador se producía esta última campaña, en la que anotaba 16 goles, 14 de ellos en Liga, dando además 14 asistencias. Precisamente sus dos últimos tantos con la camiseta cartagenera llegaban en el Pabellón Virgen de la Cabeza, en la vuelta de los cuartos de final del play off por el título de Primera División donde, a pesar de la eliminación de su equipo, fue elegido como mejor del partido”, reza el escrito.

Por su parte, la llegada de Solano aumenta el aroma cordobés en la primera plantilla del Viña Albali Valdepeñas. A lo largo de la última temporada, Lolo Urbano ya defendió la camiseta valdepeñera y, según su contrato, aún mantiene su vinculación durante una temporada más otra opcional, por lo que será el eje califa en una plantilla con hasta tres jugadores de la misma procedencia, por el momento. Solano se une tanto a Urbano como a Boyis, que también fue presentado de manera oficial, y compartirán vestuario el próximo curso en busca de consolidarse entre los mejores equipos de la máxima categoría de este deporte a nivel nacional.

Una incorporación de nivel y acento cordobés a una plantilla que volverá a luchar por los objetivos más ambiciosos durante la próxima temporada. Desde su ascenso hace unas campañas ligueras, el Viña Albali Valdepeñas está creciendo deportivamente conforme los cursos siguen pasando y ahora compite de tú a tú contra los mejores equipos de la máxima categoría de fútbol sala a nivel nacional. Por ello, su dirección deportiva sigue planificando su siguiente plantilla en busca de que este nivel no decaiga y ha decidido dotar a su escuadra de aroma cordobés. Tras anunciar el fichaje de Boyis, la entidad valdepeñera ha incorporado a Solano, pívot que, al igual que el primer jugador califal, procede del Jimbee Cartagena.

Así es. El profesional natural de Bujalance se enfundará la elástica manchega durante las próximas tres temporadas, según ha informado el propio club a través de un comunicado oficial expuesto en su página web. “Francisco Javier Solano León procede del Jimbee Cartagena. En el conjunto melonero recalaba en el mercado invernal de la temporada 2019-20 y su mejor registro goleador se producía esta última campaña, en la que anotaba 16 goles, 14 de ellos en Liga, dando además 14 asistencias. Precisamente sus dos últimos tantos con la camiseta cartagenera llegaban en el Pabellón Virgen de la Cabeza, en la vuelta de los cuartos de final del play off por el título de Primera División donde, a pesar de la eliminación de su equipo, fue elegido como mejor del partido”, reza el escrito.