Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

LNFS
El Córdoba Patrimonio encara un nuevo ciclo en Primera División

Jugadores del Córdoba Patrimonio tras el último encuentro en Vista Alegre

Cristian López

0

Cambio de paso pleno en el Córdoba Patrimonio de la Humanidad, que encara un cambio de ciclo total e histórico en el devenir de la entidad. Las novedades que se avecinan en las próximas semanas serán muy significativas para el futuro a corto plazo del club en Primera División. Y es que, las propias decisiones técnicas, unidas a la imposibilidad de retener a determinados efectivos, han hecho que el club presidido por José García Román vaya a afrontar uno de los veranos más complejos de toda su historia, sea cual sea la categoría. Nunca el desafío ha dejado tanta incertidumbre en el camino, puesto que el progreso marcado por el equipo jamás ha sido de modificaciones tan radicales en su plantilla, ni ahora como blanquiverdes, cuando vestían de granate.

Y es que el Córdoba Futsal, pese a que los cambios, como es lógico, han sido constantes con el paso de las temporadas, lo que ha posibilitado el crecimiento y el hito de pasar de provincial a Primera División en menos de una década, siempre ha crecido paulatinamente. Siempre había una seña de identidad que se mantenía, un núcleo fijo en el paso de varios cursos y que permitía adaptarse plenamente al nuevo contexto competitivo. Quizá, hasta ahora, el mercado estival más relevante fue el último en Segunda División, que trajo una plantilla netamente cordobesa, aunque jugadores con los hermanos Leal o Cristóbal sí que estaban presentes aún de épocas en división de bronce.

Incluso, durante los años en Primera División, el sello que se mantenía campaña tras campaña lo representaban el propio cuerpo técnico liderado por Josan González, junto a jugadores como Zequi o Lucas Perin, además de otros relevantes en esta etapa como los cordobeses Jesús Rodríguez o Cristian, así como Pablo del Moral o Jesulito. Por tanto, la salida (insistimos, progresiva) de todos ellos deja un vacío relevante. Bien es cierto que, en el banquillo, Emanuel Santoro conoce bien la indiosincrasia del club, ya que ha estado varios años como segundo de Josan, por lo que la adaptación por ese lado quizá esté ya más encamidada y eso genere un contexto más continuista. No obstante, será el primer técnico foráneo en la historia de la entidad, por lo que será un nuevo desafío que afrontar. No hay duda que el argentino ya siente como uno más los colores blanquiverdes, pero el orgullo que va en el ADN tendrá que seguir edificándose.

Y en el plantel, la marcha de ciertos futbolistas que son emblema dentro del club, también hace que el reto sea mayúsculo. De los jugadores realmente importantes este pasado curso, únicamente Fabio, Víctor y Pulinho acumulan más de una temporada en el Córdoba Patrimonio. Serán ellos los que deban llevar la voz protagonista en el vestuario y hacerse con un papel que hace no mucho representaban los Zequi, Del Moral, Perin, Rodríguez y compañía. Por su parte, de los que continúan, será la segunda aventura cordobesa para Mykytiuk, Damián Mareco, Arnaldo Báez y Kauê, por lo que ese sentimiento también tendrá que seguir contruyéndose en base a ese núcleo.

Y de ahí en adelante, debe llegar una lista amplia y significativa de fichajes que se acoplen a este nuevo ciclo que afronta la entidad. En todos los sentidos, de hecho, ya que el club también informó este viernes de la marcha del técnico Lolo Vinos, hasta ahora al frente del filial y que ha sido clave en el ascenso y asentamiento del equipo dependiente en Segunda B. Muchos retos por delante y una filosofía nueva que construir, o mejor dicho, que transmitir.

Etiquetas
stats