El 'enigma Havenaar' y los 'chicos del limbo'

Mike Havenaar sonríe durante un entrenamiento con el Córdoba | ÁLVARO CARMONA
El delantero japonés acumula ya seis jornadas sin aparecer en las listas | Saizar, Caballero, Matos y Deivid, a la espera con Djukic

Podría ser en Málaga. Este viernes, a las 20:45, en La Rosaleda. Un amistoso con entrada gratuita. Nada que ver con la trascendencia de la Liga, donde el Córdoba pelea con el cuchillo entre los dientes por la permanencia. Pero cuando uno busca una oportunidad para reivindicarse, cualquier escenario es bueno. El ensayo ante el Málaga de Javi Gracia puede ser la ocasión para que Djukic dé sitio a varios futbolistas que, por diferentes motivos, aún no han disputado ni un solo minuto con la blanquiverde desde que el técnico serbio sustituyó en el banquillo a Albert Ferrer. Havenaar, Saizar, Caballero, Matos y Deivid aguardan su ocasión.

El caso de Mike Havenaar resulta especialmente llamativo. Fichado por dos temporadas desde el Vitesse por recomendación de Ferrer, el japonés de ascendencia holandesa ha seguido una trayectoria de declive imparable. Dejó buenos detalles -y sus únicos goles- en la pretemporada, abrió el campeonato de Liga como titular durante cuatro partidos, en el quinto fue suplente de Ghilas y en los seis siguientes ni siquiera formó parte de la Liga. “Si no entrenas bien y con actitud positiva, cuando te toca jugar no puedes rendir. Yo no soy un Dios que no se equivoca. Estaré encantado de rectificar cuando me equivoque y ponerlo a jugar. Pero tiene que demostrármelo a mí”, dijo Djukic en la sala de prensa a propósito de los jugadores que no iban convocados y que parecía aludir directamente al japonés, cuya adaptación -al campeonato español, al idioma, a la plantilla, a las circunstancias- está siendo más que complicada. Con Ghilas en la selección argelina, Mike puede volver a competir.

No podrá hacerlo en Málaga Ryder Matos, otro de los proscritos de Djukic, pues el brasileño se encuentra en Wuhan (China) con la selección olímpica de su país. El punta, cedido por la Fiorentina, fue titular en los dos primeros partidos (Madrid y Celta), salió 39 minutos en Mestalla en la jornada quinta y no volvió a aparecer más. Estuvo en el banquillo en el último partido de Ferrer, ante el Málaga (1-2), y es una de las claras víctimas del 'overbooking' de medios ofensivos del Córdoba.

Mikel Saizar y Caballero, dos de los “veteranos” del grupo, no han contado hasta ahora para el técnico serbio. El portero, que perdió el sitio la pasada temporada en beneficio de Juan Carlos tras lesionarse en Sabadell, sólo ha intervenido en el amistoso que jugó el Córdoba frente al Lucena. Aunque en las últimas semanas se creó un debate en la portería, Djukic lo zanjó afirmando que “eso es lo que tenía el Real Madrid” y que él es “de los que dan confianza”. Para Caballero, recuperado de una gravísima lesión de ligamentos en la rodilla, se abre una nueva puerta. El talentoso punta madrileño jugó el partido amistoso ante el Lucena y Ferrer le incluyó en la lista de convocados para el duelo en el Alfonso Pérez de Getafe, aunque no llegó a salir al campo. Djukic no le ha convocado aún.

Para Deivid, la situación es delicada. El canario fue el primer fichaje oficial del Córdoba tras su ascenso a Primera División. Llegó de la UD Las Palmas, víctima de los blanquiverdes en el 'play off' final. El central ha tenido una trayectoria curiosa. Fue convocado por primera vez en la tercera jornada y jugó los 90 minutos en Almería (1-1). Volvió a la grada para ser convocado, aunque sin salir, en Getafe. De nuevo actuó como titular durante el partido completó frente al Málaga (1-2). Desde entonces, nada. Djukic cuenta con Íñigo López y Pantic como dúo de centrales.

El encuentro del próximo viernes en Málaga puede suponer la alineación de algunos de estos hombres a los que Djukic aún no ha visto competir en un partido, aunque sí en las sesiones diarias de entrenamiento. El partido del Córdoba frente al conjunto costasoleño, que está firmando el mejor arranque de su historia en Primera, podrá arrojar luz sobre el enigma de Mike y sacar del limbo a alguno de los que aguardan su turno para enseñar lo que saben hacer.

Etiquetas
stats