Desaprobación histórica (aunque esperada) a las cuentas del Córdoba CF SAD

Junta general ordinaria de accionistas del Córdoba CF SAD | ÁLEX GALLEGOS

La situación es histórica. Principalmente porque se produce por primera vez desde la conversión del club en sociedad anónima deportiva (SAD). También, por supuesto, por la convocatoria y presidencia de una administración judicial y no del consejo de turno. El caso es que la junta general ordinaria de accionistas del Córdoba CF SAD, que se ha celebrado este miércoles en El Arcángel, ha concluido con la desaprobación tanto de las cuentas de la temporada 2018-19 como del presupuesto de la 2019-20, ambos informes contables elaborados precisamente por Francisco Estepa y Javier Bernabéu. Así ha sido después de que Azaveco –la mercantil de Carlos González– y Minoritarios CCF se hayan posicionado en contra en una cita que no ha llegado ni a la media hora de duración y que apenas ha deparado detalles más allá del resultado final.

Si bien la convocatoria se había realizado para las 18:00, no ha sido hasta las 18:13 cuando ha comenzado una junta general que, de entrada, se ha desarrollado en un salón de actos de El Arcángel dispuesto de muy rara forma. La razón ha sido, como es lógico, la necesaria prevención ante el Covid-19. Por tal motivo se han ubicado todos los asientos con la prudencial distancia y los asistentes –que han sido más periodistas que accionistas– han permanecido en todo instante con mascarillas. Por otro lado, la mesa ha estado presidida por Francisco Estepa y Javier Bernabéu, que han contado con el notario José Luis Iglesias como secretario. También ha acudido Juan Ramón Cuadros, que cabe recordar ha acompañado al abogado y al economista en la función encomendada en su día por el Juzgado de Instrucción Número 5.

En cuanto a la representación accionarial, ésta ha alcanzado el 98,95% con Azaveco y la colectivización de Minoritarios CCF. Por parte de la mercantil ha estado presente el propio Carlos González, que ha vuelto al estadio después de dos años y medio. El tinerfeño ha accedido junto con su asesor legal, y secretario del consejo que resultó de la junta general extraordinaria del pasado 15 de enero, Iván Zaldúa. Mientras, César Ollero ha tomado la voz respecto de la asociación de pequeños accionistas, que ha contado con hasta cinco miembros más en el salón de actos. El abogado del grupo de propietarios ha completado la intervención más extensa de una asamblea a la que ha faltado Aglomerados –esto es la empresa de Jesús León–. El motivo lo ha aclarado el administrador judicial y concursal, Francisco Estepa, antes del encuentro: su petición de asistencia fue rechazada al entenderse que la pignoración de las acciones a favor de Azaveco otorgaba a esta última el derecho.

La junta general ha arrancado, en efecto, a las 18:13 y apenas ha durado 21 minutos, pese a que el principio hacía pensar en un desarrollo más amplio. De entrada, César Ollero, letrado de Minoritarios CCF, ha anticipado la postura de la asociación: voto en contra en todos los puntos –hasta cuatro– del orden del día. “En absoluto podemos refrendar una situación a la que han llevado estas cuentas”. Precisamente lo ha dejado claro el mencionado letrado en el primer punto, destinado al examen y la aprobación de las cuentas de la SAD a 30 de junio de 2019. En este momento ha aprovechado para cuestionar la razón por la que la cesión del estadio, que en 2018 presentó Jesús León como opción para acabar con la causa de disolución, no aparece en el balance. Los administradores judiciales han señalado que “hay reconocimiento de uso pero no hay activación”.

Además, pese a que quizá no era esperado de esta forma, César Ollero ha querido preguntar por la reclamación de los famosos algo más de ocho millones de euros a Carlos González –por acuerdo con Prasa con Ecco Documática–. Una cantidad ésta que sí ha estado registrada en las cuentas como activo. “Se ha hecho un análisis jurídico en el que se reconoce ese derecho de pago”, ha expresado Javier Bernabéu en este sentido. Por tanto, el tinerfeño sólo ha tomado la palabra para confirmar lo que era previsible: “No vamos a aprobar las cuentas dada la no información fehaciente de determinados datos contables”. “Se le puso a disposición que viniera a la sede social y si no vino es porque no quiso”, ha contestado Francisco Estepa. El tema en cuestión ha sido la petición de documentación complementaria que en su día realizó Azaveco.

Dicho esto, la asamblea ha cobrado velocidad de crucero para concluir a las 18:34. El punto primero, antes descrito, ha sido rechazado –o cerrado con votos en contra– por unanimidad asistencial. Esto ha sido las posiciones de Azaveco y Minoritarios CCF, que tampoco han aceptado los otros tres aspectos del orden del día. Los mismos han versado sobre examen y aprobación de la “propuesta de aplicación del resultado del ejercicio cerrado el 30 de junio de 2019”, después de la gestión realizada por el órgano de administración durante el ejercicio cerrado en idéntica fecha y por último, del presupuesto correspondiente a la 2019-20. Así, por primera vez, al menos que pueda recordarse, unos números del Córdoba CF SAD han sido tumbados en junta general.

Etiquetas
stats