Deivid, la clasificación y otra forma de ser protagonista

Deivid, junto a López Silva en un entrenamiento. | TONI BLANCO
El canario cree que el Córdoba se está “ganando el respeto” de los rivales, a los que reta: “Quien pueda, que nos siga” | “Mientras más tiremos ahora, menos habrá que hacerlo al final”, indica

Quince años hacía, hasta el pasado domingo, que el Córdoba no vivía una situación parecida. Líder en solitario de Segunda A, el cuadro califal mantiene una trayectoria envidiable dentro de la categoría, en la que empieza a tener un cartel que quizá tiempo atrás, no mucho además, hubiera resultado impensable. Los rivales miran al equipo de José Luis Oltra con recelo, con cierto temor por la demostración de solidez y seguridad con que cuenta. Los registros del conjunto blanquiverde hablan por sí solos y en esa primera plaza de la tabla quedan reflejados en su máxima expresión. Si bien hay quien apela a no echar cuentas a la clasificación, el propio técnico sin ir más lejos, lo cierto es que resulta complicado no lanzar la mirada a la misma. Es inevitable. También en el vestuario. “Yo la miro, porque mientras más arriba estemos, mejor. Somos líderes y que nos quiten lo bailado, ahora mismo nadie nos puede bajar de ahí”, admite Deivid.

El canario, uno de los hombres importantes dentro del esquema de Oltra -lo ha jugado todo en esta Liga-, considera que la situación del equipo no puede más que resultar beneficiosa. Principalmente, por la acumulación de puntos de cara al futuro, como el alimento en la fábula de la cigarra y la hormiga. “Mientras más tiremos ahora, menos habrá que hacerlo al final. El Elche hace un par de años subió de esta manera, al principio no había quien les ganara y, con 1-0 o 0-1, en diciembre era prácticamente imposible cogerlos”, recuerda el central. “No creo que nosotros vayamos a hacerlo igual, porque la categoría está muy igualada, pero sí es cierto que estamos haciendo unos números espectaculares, que firmábamos todos a principio de temporada. El que pueda que nos siga”, concluyó en ese sentido. Ésa es la idea, mantener la línea actual y que la presión pase directamente a los rivales, que comienzan a valorar las virtudes del equipo.

Así lo entiende Deivid, quien apunta que “ahora mismo la gente respeta” al Córdoba. “Hablas con compañeros de otros equipos y te lo dicen, que vaya equipazo tan sólido y tan difícil de meterle mano. Nos estamos ganando un respeto en la categoría que es muy importante, también para que los equipos planteen los partidos en base a nosotros y no nosotros en base a ellos”, asevera el central, que, con todo, advierte de que ningún adversario es sencillo. El Albacete no es menos, pues “es de los que mejor juega al fútbol” en Segunda A. Ante los manchegos tratará de continuar su positiva trayectoria el conjunto blanquiverde, que por el momento es actor principal con una interpretación diferente a la que en un inicio estaba prevista. Un ligero cambio de guión que, sin embargo, nada importa en el vestuario. “Mientras que ganemos da igual. Estamos jugando de otra manera de la que al principio se entendió por las palabras del míster, pero para mí esto también es ser protagonista, porque somos líderes”, indica el zaguero sobre el juego del equipo, que si bien no es brillante sí tiene un sello propio. El de un conjunto que sabe lo que quiere y que hasta ahora lo consigue.

Etiquetas
stats