El Córdoba regresa con De las Cuevas, aunque no al completo

Pablo Alfaro sigue la evolución de un entrenamiento | ÁLEX GALLEGOS

Vuelta a lo de siempre. Las vacaciones invernales sirven para despejar la tensión acumulada tras el cambio de formato propuesto por la Real Federación Española de Fútbol. Con esta permuta, las categorías más modestas acusan un calendario mucho más condensado y las oportunidades de fallar se vuelven mínimas. Por ello, las escuadras sufren mucha más ansiedad por querer mantener los objetivos propuestos por la entidad a lo largo de la pretemporada. Gracias a esto, el periodo vacacional, aunque es más corto que en otras ocasiones, viene ideal para los jugadores. Asimismo el cuadro blanquiverde ha vuelto al trabajo con las pilas cargadas y con la mirada puesta en la segunda ronda copera ante el Getafe. Pablo Alfaro ha comandado el retorno a los entrenamientos con una plantilla que ha sufrido numerosas bajas y alguna que otra alta reseñable.

Y es que Miguel de las Cuevas se ha recuperado perfectamente y ha comenzado a entrenar con el resto del grupo. El alicantino recayó de su lesión ante el Recreativo Granada y ha estado apartado de la plantilla blanquiverde hasta el final del presente año. Con él, Thierry Moutinho también se ha enfundado la elástica del Córdoba y ha estado a las órdenes de Pablo Alfaro. Sin embargo, no todo son buenas noticias. Javi Flores no ha podido vestirse de corto debido a la lesión sufrida en el último entrenamiento antes de disfrutar de las vacaciones invernales. El centrocampista cordobés deberá estar, al menos, un mes de baja, aunque su ausencia ante el Betis Deportivo era obligada debido a la acumulación de tarjetas amarillas desde el anterior partido liguero frente a El Ejido.

Por otro lado, el mago de Fátima no ha sido la única ausencia del cuadro blanquiverde. Darren Sidoel, Djak Traoré y Manu Farrando, con permiso del club, no han podido estar en la sesión matinal desarrollada en El Arcángel debido al desplazamiento desde su domicilio hasta Córdoba. Asimismo, se han realizado las pruebas para detectar Covid-19 a la plantilla justo antes de entrar al estadio cordobés y se han saldado con ningún positivo. Por ello, la escuadra ha podido ejercitarse sobre el verde y con el objetivo de la siguiente ronda copera en el horizonte. Y es que la entidad se verá las caras el próximo 5 de enero ante un Getafe que viene en una dinámica positiva desarrollada en los últimos encuentros ligueros. Por ello, Pablo Alfaro intentará que sus chicos tengan posibilidades de clasificarse para la próxima ronda.

Etiquetas
stats