El Córdoba comienza a abonar las nóminas atrasadas

Los jugadores del Córdoba en un entrenamiento | ÁLEX GALLEGOS

Asunto resuelto. Si no por completo, en vías de quedar sellado. El Córdoba comienza a abonar a sus empleados, tanto deportivos como no deportivos, las cantidades de las nóminas atrasadas. De esta forma, se pone punto final a la situación de impagos que permaneciera desde el pasado mes  de septiembre. Así es después de que el Juzgado de lo Mercantil número 1 liberara el miércoles el dinero depositado en su momento por Infinity. El aplazamiento en unos días de la puesta al corriente de los trabajadores es consecuencia únicamente de los aspectos administrativos que hubieran de zanjarse. El caso es que la entidad tiene un problema menos, aunque son más las personas de su plantilla laboral la que respira con cierto alivio.

El pago se desarrolla durante el jueves, si bien se realiza de manera escalonada. Esto hace que todavía falten empleados por recibir las transferencias. Que están en curso es un hecho desde luego pues así lo ha señalado el consejero delegado del Córdoba, Javier González Calvo. "Ayer se desbloqueó (el dinero) en el Juzgado y esta mañana se están haciendo las transferencias", ha afirmado tras una reunión con el alcalde de la ciudad, José María Bellido. Los administradores judiciales han confirmado después.

La situación era prácticamente insostenible en este sentido. No en vano, cabe recordar que eran tres meses los que ya se adeudaban tanto a plantillas deportivas como a los demás empleados del club. Así, todos ellos van a cobrar lo relativo a las nóminas de septiembre, octubre y noviembre. Por si fuera poco, este hecho abría la posibilidad de que una decena de futbolistas del primer equipo pudieran abandonar el Córdoba de aquí a unos días según lo establecido por la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) a este respecto. De hecho, ya había más de diez jugadores que habían iniciado el procedimiento abreviado para salir.

Se pone punto final al riesgo de padecer una desbandada en el vestuario pero sobre todo se devuelve a la normalidad a los empleados del club. La cantidad depositada por Infinity en su momento, como requisito indispensable para adquirir la unidad productiva de la entidad, fue de algo más de tres millones de euros. Una cifra ésta con la que también se resolvería el primer concurso de acreedores del Córdoba CF SAD. Así al menos estaba estipulado en la oferta aceptada por los administradores judiciales y por el Juzgado de lo Mercantil número 1.

Etiquetas
Publicado el
12 de diciembre de 2019 - 14:39 h
stats