Quien mucho celebra poco obtiene

Córdoba - Marbella en el Estadio El Arcángel | ÁLEX GALLEGOS

Es una de las circunstancias más propias de este club. Dentro de su sino de sufrimiento y escasas alegrías surge otro hecho: cuando se vive fiesta previa a un partido éste termina con decepción. Por mucho que se repita y sea de sobra conocida esta realidad en El Arcángel parecen no aprender, ni en el campo ni en la grada. La mejor demostración tuvo lugar este domingo en un duelo de trascendente importancia pues el Córdoba recibía al Marbella, al que podía arrebatar la cuarta plaza. De hecho, los blanquiverdes tenían la oportunidad de escalar hasta la tercera posición. Pero el jolgorio inicial terminó con frustración, igual que siempre suele suceder. Los malagueños se impusieron por 1-2 y dieron el mazazo. Pues eso, quien mucho celebra poco obtiene.

Las dudas en torno al once del Córdoba, que apenas las había, se resolvieron en gran parte según lo previsto. El preparador blanquiverde, Raúl Agné, optó por su sistema habitual en El Arcángel. Aunque en esta ocasión el dibujo contó con matices: a veces cobraba forma de 4-3-3 con Javi Flores de falso nueve y Owusu por el perfil izquierdo del ataque y otras se reconfiguraba en el frecuente 4-2-3-1. En cuanto a los nombres, la alineación la conformaron los asiduos también en el coliseo ribereño. Así, volvieron a la titularidad Fidel Escobar, José Antonio González y Zelu respecto del último duelo de Liga en La Línea de la Concepción. Éste era el plan establecido por el técnico, que en principio pretendía ganar la partida por la vertiente ofensiva.

Sin embargo, era necesario no descuidar la parcela defensiva. Porque el potencial del rival obligaba a mantener la seguridad. Entre otras cosas porque el Marbella llegaba con el pichichi del Grupo IV como referencia en punta, un Óscar García que sumaba ocho goles antes del partido. El caso es que el partido arrancó con el cuadro califal en apariencia más metido. Fue así como al paso por el minuto 7 cerró su primer intento de ver puerta. Desde la banda derecha sirvió Fernández, que abría una clara ocasión de gol. Pero ni Javi Flores ni Owusu lograron conectar con el balón y la oportunidad se escapó. Tras esta tentativa, el conjunto malagueño empezó a mejorar su situación en el césped.

El equipo de la Costa del Sol ejerció una notable presión sobre la salida del esférico del Córdoba. Este hecho impidió a los de Agné gozar de una buena circulación. Así se resintió también la posesión de los blanquiverdes, que comprobaron con el paso de los minutos como su rival era realmente peligroso en vanguardia. Ocurrió aun cuando las ocasiones cayeron a cuentagotas. El Marbella tuvo la primera en el minuto 22 tras un lanzamiento de falta que Saúl atendió a rematar. Su testarazo golpeó en la madera y después de tocar en Isaac Becerra terminó en nada. Si bien nada suponía la acción antes de finalizar en realidad: estaba anulada por fuera de juego.

Mucho más clara fue la oportunidad de que disfrutó Manel Martínez en el 27. Solo, con todo a su favor, el media punta no acertó en su cabezazo. Respiró la generalidad del estadio tras esta jugada, que tuvo rápida respuesta por parte del Córdoba. Menos de un minuto después Owusu inició una oleada ofensiva con pase a Javi Flores, que a su vez buscó a José Antonio González. El pontano asistió en largo a Fernández, que con dificultad centró al segundo palo. Fue el propio ghanés quien remató. El gol parecía un hecho hasta que Wilfred surgió para despejar. A partir de ahí el Marbella fue capaz de mantener el control del choque sin generar verdadera sensación de peligro, por lo que al descanso se llegó con el empate a cero en el marcador.

Tras el paso por vestuarios el Córdoba apareció sobre el césped dispuesto a poner a su favor el partido, que estaba como el día. Así, lanzó una buena acometida. Pero ni siquiera hubo remate. Por el contrario, el conjunto marbellí asestó un duro golpe en el 47. La zaga blanquiverde despejó en su área y el balón cayó en botas visitantes. Con asistencia junto a la meta defendida por Isaac Becerra, Manel Martínez cabeceó para establecer el 0-1. Definitivamente el encuentro tomaba el peor aspecto posible para el cuadro califal. Raúl Agné quiso reaccionar rápido y dio entrada a Juanto Ortuño por José Antonio González. El nuevo plan del aragonés pareció surtir efecto, ya que su equipo dio un paso adelante.

Unos minutos después de reestructurarse su sistema el conjunto blanquiverde se fue en tromba al ataque. Comenzó a tener mucho más el balón, salió con velocidad y logró intimidar al Marbella, que por momentos sufría. El peligro entonces residía en cada una de las contras que pudieran articular los malagueños: había que guardar bien las espaldas. Lo supo hacer el cuadro califal, que tras un remate fallido de Fernández con mucho a su favor -despejó Wilfred- encontró premio a su valentía. Al paso por el 65, De las Cuevas ejecutó un lanzamiento de falta y en el área pequeña de los visitantes Owusu devolvió la igualdad al tanteador. El Córdoba cambió por completo el guion del duelo pues por instantes avasallaba a un adversario empequeñecido y además tenía el aliento de una grada que se vino arriba. Sin embargo, las tornas variaron de nuevo y de la forma más inesperada.

Cuando peor momento atravesaba el Marbella dentro del partido obtuvo un inmerecido premio. Éste fue el 1-2, que anotó Mustafa tras un servicio un tanto afortunado. Todo volvía a ponerse cuesta arriba para los de Raúl Agné, que pese al golpe procuraron seguir en pie y mantener su dominio. Lo cierto es que lo consiguió y de nuevo insistió en ataque. Aunque lo hizo con cierta claridad de ideas en los metros finales. El tiempo se consumía y la presión crecía, con el añadido de que el cuadro de la Costa del Sol superaba cada trance y además aportaba el legítimo pero siempre molesto juego más allá del balón. Así, trató de arañar segundos al cronómetro.

Aun con las trabas propias del condicionamiento del partido el Córdoba acumuló unos cuantos acercamientos más al área marbellí. Juanto Ortuño intentó equilibrar el duelo otra vez, pero se topó con Wilfred. El portero blocó sin demasiado problema. Alguna dificultad más tuvo poco después en un centro que no supo repeler acertadamente. En el rechace, Sebas Moyano se entretuvo pero pudo sacar un disparo. Eso sí, el balón se marchó muy desviado. Mucho más clara la tuvo De las Cuevas en el añadido con un lanzamiento de falta desde la media luna. Su tiro lo desvió a córner el guardameta malagueño y en esa acción pudo estar el empate. Después de un barullo en el área, con Isaac Becerra incluido, Sebas Moyano buscó el gol. De nuevo Wilfred apareció. Y ahí se consumó la decepción.

FICHA TÉCNICA

CÓRDOBA CF, 1: Isaac Becerra, Fernández, Djetei, Fidel Escobar, Jesús Álvaro, Imanol García, José Antonio González (Juanto Ortuño, 52’), Zelu (Sebas Moyano, 80’), Javi Flores, De las Cuevas y Owusu.

MARBELLA FC, 2: Wilfred, Saúl González, Dani Pérez, Lolo Pavón, Redru, Bernal, Elías, Samu Delgado (Faurlín, 85'), Mustafa (Yamil, 75’), Manel Martínez (Juergen, 63’) y Óscar García.

ÁRBITRO: Del Río Lozano (Comité Extremeño). Mostró cartulina amarilla al visitante Mustafa.

GOLES: 0-1 (47’) Manel Martínez. 1-1 (65’) Owusu. 1-2 (71’) Mustafa.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la decimoctava jornada del campeonato de Liga en el Grupo IV de Segunda B, disputado en El Arcángel ante unos 12.758 espectadores.

Etiquetas
stats