Una Primera RFEF cercana a la Segunda División

Una categoría más competitiva de lo que podía parecer con anterioridad y más aún viendo los equipos participantes. La Primera RFEF fue creada para que el escalón entre la Segunda División B y el fútbol profesional no fuese tan grande, convirtiéndose así en una división intermedia donde 40 equipos lucharían por volver a Segunda División. En este contexto y una temporada después desde su debut, la categoría ha aumentado su nivel con la aparición de varios planteles con historia en la élite de esta disciplina deportiva y con otros que, finalmente, no han conseguido el ascenso. De hecho, hasta once entidades participantes conocen lo que es disputar la Primera División, al menos, durante una campaña.

En lo que respecta al Córdoba CF, el Grupo I tiene una competitividad muy grande si se tiene en cuenta el nombre de los equipos integrantes. Hasta doce entidades en esta clasificación conocen lo que es el fútbol profesional, mientras que Cultural y Deportiva Leonesa, Pontevedra, el Deportivo de La Coruña y el propio conjunto blanquiverde tienen experiencia en Primera División. De hecho, el conjunto coruñés aglutina un total de 46 temporadas en la máxima categoría de este deporte a nivel nacional y se ha convertido en un club con mucha solera dentro del panorama español. Aun así, esta temporada competirá con el resto de escuadras por una plaza en Segunda División.

Por otro lado y en el mismo Grupo I, un total de ocho equipos tienen pasado en la categoría de plata del fútbol español, con especial importancia al Real Madrid Castilla y Racing de Ferrol, los cuales aglutinan 33 y 34 temporadas respectivamente. Por su lado, Celta de Vigo B, San Sebastián de los Reyes, San Fernando, CD Badajoz, AD Mérida, Linares Deportivo, Unionistas de Salamanca y Dux Internacional de Madrid tienen su tope en el tercer escalón del fútbol español. Una misma situación ocurre en el Grupo II, donde Osasuna Promesas, CD Calahorra, UE Cornellá, SD Logroñés, CD La Nucía e Intercity no conocen, por el momento, esta disciplina a nivel profesional.

Aun así, también hay mucha historia, por nombre, entre los principales equipos que componen el Grupo II de Primera RFEF. De hecho, Real Murcia, CE Sabadell, CD Castellón, CD Numancia, Nástic de Tarragona, CD Alcoyano y Real Unión saben lo que es participar en Primera División un mínimo de cuatro temporadas, mientras que FC Barcelona B, Bilbao Athletic, CD Eldense, CD Atlético Baleares, Real Sociedad B, UD Logroñés y SD Amorebieta tienen pasado en la categoría de plata del fútbol español. Una división con mucha solera y donde el Córdoba CF tendrá una gran competitividad si quiere ascender a Segunda División.

Una categoría más competitiva de lo que podía parecer con anterioridad y más aún viendo los equipos participantes. La Primera RFEF fue creada para que el escalón entre la Segunda División B y el fútbol profesional no fuese tan grande, convirtiéndose así en una división intermedia donde 40 equipos lucharían por volver a Segunda División. En este contexto y una temporada después desde su debut, la categoría ha aumentado su nivel con la aparición de varios planteles con historia en la élite de esta disciplina deportiva y con otros que, finalmente, no han conseguido el ascenso. De hecho, hasta once entidades participantes conocen lo que es disputar la Primera División, al menos, durante una campaña.

En lo que respecta al Córdoba CF, el Grupo I tiene una competitividad muy grande si se tiene en cuenta el nombre de los equipos integrantes. Hasta doce entidades en esta clasificación conocen lo que es el fútbol profesional, mientras que Cultural y Deportiva Leonesa, Pontevedra, el Deportivo de La Coruña y el propio conjunto blanquiverde tienen experiencia en Primera División. De hecho, el conjunto coruñés aglutina un total de 46 temporadas en la máxima categoría de este deporte a nivel nacional y se ha convertido en un club con mucha solera dentro del panorama español. Aun así, esta temporada competirá con el resto de escuadras por una plaza en Segunda División.

Por otro lado y en el mismo Grupo I, un total de ocho equipos tienen pasado en la categoría de plata del fútbol español, con especial importancia al Real Madrid Castilla y Racing de Ferrol, los cuales aglutinan 33 y 34 temporadas respectivamente. Por su lado, Celta de Vigo B, San Sebastián de los Reyes, San Fernando, CD Badajoz, AD Mérida, Linares Deportivo, Unionistas de Salamanca y Dux Internacional de Madrid tienen su tope en el tercer escalón del fútbol español. Una misma situación ocurre en el Grupo II, donde Osasuna Promesas, CD Calahorra, UE Cornellá, SD Logroñés, CD La Nucía e Intercity no conocen, por el momento, esta disciplina a nivel profesional.

Aun así, también hay mucha historia, por nombre, entre los principales equipos que componen el Grupo II de Primera RFEF. De hecho, Real Murcia, CE Sabadell, CD Castellón, CD Numancia, Nástic de Tarragona, CD Alcoyano y Real Unión saben lo que es participar en Primera División un mínimo de cuatro temporadas, mientras que FC Barcelona B, Bilbao Athletic, CD Eldense, CD Atlético Baleares, Real Sociedad B, UD Logroñés y SD Amorebieta tienen pasado en la categoría de plata del fútbol español. Una división con mucha solera y donde el Córdoba CF tendrá una gran competitividad si quiere ascender a Segunda División.

Una categoría más competitiva de lo que podía parecer con anterioridad y más aún viendo los equipos participantes. La Primera RFEF fue creada para que el escalón entre la Segunda División B y el fútbol profesional no fuese tan grande, convirtiéndose así en una división intermedia donde 40 equipos lucharían por volver a Segunda División. En este contexto y una temporada después desde su debut, la categoría ha aumentado su nivel con la aparición de varios planteles con historia en la élite de esta disciplina deportiva y con otros que, finalmente, no han conseguido el ascenso. De hecho, hasta once entidades participantes conocen lo que es disputar la Primera División, al menos, durante una campaña.

En lo que respecta al Córdoba CF, el Grupo I tiene una competitividad muy grande si se tiene en cuenta el nombre de los equipos integrantes. Hasta doce entidades en esta clasificación conocen lo que es el fútbol profesional, mientras que Cultural y Deportiva Leonesa, Pontevedra, el Deportivo de La Coruña y el propio conjunto blanquiverde tienen experiencia en Primera División. De hecho, el conjunto coruñés aglutina un total de 46 temporadas en la máxima categoría de este deporte a nivel nacional y se ha convertido en un club con mucha solera dentro del panorama español. Aun así, esta temporada competirá con el resto de escuadras por una plaza en Segunda División.