El resurgimiento de De las Cuevas, en la recta final

De las Cuevas celebra un gol en La Línea.

Cabe poca duda en decir que no ha sido su mejor temporada vistiendo la blanquiverde. De hecho, en cuanto a los meros registros goleadores, sería la peor de sus tres como jugador del Córdoba. Sin embargo, en este caso, sus continuas lesiones, recaídas y bajo estado físico han impedido ver su mejor versión esta temporada. No se trata de otro que de Miguel De las Cuevas, que hizo valer su calidad ante la Balompédica Linense el pasado domingo y anotó un doblete para seguir sobreviviendo. No parece tampoco fruto de la casualidad que cuando Germán Crespo ha juntado a los futbolistas de mejor toque de balón, el equipo haya dado ciertos pasos de mejoría respecto a etapas anteriores.

Su mejor campaña como goleador en toda su carrera deportiva la ha dado precisamente con el Córdoba, con quien marcó en la 2018-19 una decena de goles entre las dos competiciones. En la pasada, a pesar de su condición, fue el máximo anotador del equipo hasta la suspensión de la competición de la pandemia: siete dianas así lo confirman. En esta temporada tan atípica, el alicantino ha sido víctima de las lesiones musculares, que incluso afectan más al estado mental que al físico. Las recaídas, además, son una losa más que levantar en este aspecto. Debutó esta campaña en la jornada de apertura en octubre ante el Lorca Deportiva en El Arcángel, donde fue titular pero donde tuvo que ser sustituido a causa de unas molestias musculares. No volvió a ser de la partida hasta enero.

Su única participación de inicio con Sabas fue aquella ante los lorquinos y empezaría de nuevo un encuentro en 2021, ya con Pablo Alfaro al frente pero en el génesis de su ocaso. De nuevo fue frente al Lorca Deportiva y volvió a ganar el equipo, tal y como lo hiciera en aquella tarde en Córdoba (0-1). Así, cada vez que De las Cuevas ha sido titular, su equipo no ha perdido, salvo en una ocasión. Cuatro triunfos -contando el de la Balona- un empate y una derrota. El Yeclano Deportivo fue el verdugo en lo que se convirtió el comienzo de la caída libre de la era de Alfaro a los mandos de la nave blanquiverde. Con Germán Crespo, ha sido titular en los dos encuentros del granadino en el banquillo, aportando tres goles en dos partidos.

De las Cuevas, además, no ha estado demasiado prodigado en dobletes en las últimas temporadas. Es su primero en el Córdoba; no hacía uno desde que vestía la camiseta de Osasuna en la campaña 2014-15, cuando anotó los dos tantos de la victoria navarra ante el Leganés (2-1). Desde entonces hasta el pasado domingo, ninguno. Asimismo, la pareja de goles que se apuntó en La Línea le hacen ser el jugador del Córdoba con mejor promedio de goles por minuto de la plantilla: un gol cada 151 minutos en liga. Sólo es superado por el canterano Luismi Redondo, también titular en el Campo de Gibraltar, con uno cada 135. Con esas dos dianas, además, el mediapunta alicantino se ha convertido en el segundo máximo goleador de la plantilla en liga, igualando a Piovaccari, pero habiendo jugado el primero casi 300 minutos menos.

Parece tarde, pero nunca lo es si la dicha es buena. La última titularidad de Miguel De las Cuevas, antes de que Germán Crespo tomara la batuta del primer equipo, se remonta al mes de febrero, cuando se venció al Linares Deportivo. Entre poca continuidad y lesiones, el momento del 10 blanquiverde parece haber llegado tras lo demostrado el pasado domingo en la goleada en La Línea de la Concepción. Otro equipo gaditano, el Cádiz B, aguardará a los cordobesistas en El Arcángel. La maldición esta temporada ante los filiales sigue presente, aunque se puede ver desde otro prisma: será una nueva oportunidad para que la unión entre De las Cuevas y Javi Flores siga dando frutos en el momento más crucial de la temporada.

Etiquetas
Publicado el
4 de mayo de 2021 - 12:58 h
stats