El Córdoba, un equipo poco fiable desde atrás

Lance del duelo entre el Córdoba y el Linense en El Arcángel.

Todo el mundo conoce ya el escenario. El Córdoba depende de un milagro para estar la próxima temporada en Primera RFEF, o lo que es lo mismo, para mantenerse en la tercera categoría del fútbol español. Necesita ganar los dos partidos restantes ante la Balompédica Linense en La Línea y ante el Cádiz B en el Arcángel si quiere aspirar a la segunda plaza, que le permitiría salvar -si es que aún se puede- la temporada. Pero no solo eso, sino que debe esperar a que el Sevilla Atlético no venza en ninguno de sus dos compromisos restantes.

Un panorama bastante complicado en el que se encuentra el cuadro blanquiverde, pero es lo que se ha ganado durante toda la temporada. Y es que en los últimos 12 partidos de liga -13 si se suma el de Copa ante la Real Sociedad-, solo ha conseguido dejar la portería a cero en dos de ellos. Curiosamente, los dos únicos encuentros en los que el equipo califa no ha encajado se disputaron lejos del Arcángel -ante El Ejido 2012, al que derrotó por 0-1 en la penúltima jornada de la fase regular; y frente al Tamaraceite, al que venció por idéntico resultado-.

Si ya no fuera dramática esta situación, a ello hay que sumarle el hecho de que en su feudo el conjunto cordobés no deja a su rival a cero desde diciembre del pasado año, cuando venció a El Ejido 2012 por 4-0. Estos fríos datos ofrecen algo de luz respecto a lo que ha sido esta temporada para los pupilos de Germán Crespo, que como locales solo han conseguido 13 de los 33 puntos en juego. Esto supone un 39’3% del total de puntos en su estadio.

Para un equipo que inicialmente aspiraba a un ascenso a Segunda División, no conseguir ni la mitad de los puntos en juego en casa es algo inadmisible. Solo hay que ver el rendimiento en su estadio de sus rivales a priori directos -Linares, 24 de 33; UCAM Murcia, 24 de 33; Betis Deportivo, 22 de 33; y Balompédica Linense, con 20 de 33-. Como se puede comprobar, solo con ojear las estadísticas se deduce que el nivel de los blanquiverdes respecto a sus rivales es sensiblemente inferior. Las matemáticas aún le dan esperanza, pero las sensaciones no invitan al optimismo.

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
1 de mayo de 2021 - 05:45 h
stats