De las Cuevas, entre la satisfacción y el sentido de la responsabilidad

De las Cuevas, en el duelo con el Algeciras

Tras el desastre, apenas quedan supervivientes. Sin embargo, los que siguen después de la hecatombe deportiva lo hacen con galones. Y con la firme pretensión de ejercer ese papel relevante que se les presupone en el vestuario. Igual en el césped que fuera de él. Por el momento, parece que no sólo asumen sus roles sino que los desempeñan en el campo. Al menos sucede con uno de esos pocos jugadores que continúan en la plantilla respecto de la campaña anterior. Es Miguel de las Cuevas, que en los cuatro primeros amistosos acumula dos goles y tiene cierto protagonismo en el juego. Quizá sea prematura una conclusión favorable, pero el alicantino recobra poco a poco sus mejores sensaciones después de una temporada muy discreta también por su parte.

El atacante vio puerta de nuevo, tras hacerlo ante el Marbella, en el enfrentamiento del miércoles con el Algeciras. La palabra elegida para hablar del partido es la apropiada en este caso pues el choque se desarrolló con dureza, más de la habitual en este tipo de citas veraniegas. “Ha sido un partido disputado, que para ser de pretemporada ha tenido mucha intensidad. Desde el primer momento se veía que iba a ser duro, ante un rival de superior categoría, pero hemos salido bien, con un punto más de intensidad que el otro día”, expuso Miguel de las Cuevas sobre el duelo con el cuadro rojiblanco después del mismo. “Creo que el equipo, sobre todo en la primera parte, ha dominado el juego y hemos logrado el gol. En la segunda parte, con la expulsión, es verdad que ellos han atacado más”, agregó.

Llegado ese punto del cambio de papeles en la reanudación, el alicantino recordó que se dan circunstancias en este período de preparación que suelen olvidarse desde la grada. “Después de todo el trabajo que llevamos acumulado, el viaje y demás hemos acusado un poco el desgaste físico también”, señaló tras el encuentro. Con todo, quiso resaltar el atacante que “el equipo ha dado la cara y se ha llevado la victoria, que era lo importante”. Destacó la relevancia del triunfo quizá porque se hacía necesario tras la derrota ante el Recreativo de Huelva, probablemente más por la imagen que por el propio resultado en sí. Lo cierto es que el Córdoba se impuso al Algeciras, club que la próxima campaña milita en Primera RFEF, con un tanto suyo, lo que generó, como no podía ser de otra forma, satisfacción al futbolista. “Estoy feliz por marcar otra vez. Que empiece lo bueno y a prepararse bien”, indicó.

Con sus palabras, De las Cuevas rebajó su dicha por la diana y por lograr la segunda de la pretemporada e incidió, quizá sin procurarlo, en otro hecho de valor. No es otro que el sentido de responsabilidad que ha de tener el equipo en el curso 2021-22, en el que debe rehacerse al golpe de caer a la cuarta división nacional y devolver a la entidad a un escalón por debajo del fútbol profesional. “Es verdad que sobre el papel ellos están una categoría por encima, aun sabiendo que nosotros somos el Córdoba y eso no tiene precio”, apuntó el alicantino. “Siempre que nosotros salimos al campo nos vemos un pelín superiores, los rivales también lo saben”, añadió en este sentido. De esta forma, el que es uno de los capitanes del cuadro califal advirtió de un requisito fundamental para la nueva campaña: el compromiso con una identidad histórica.

Dicha idea la sostuvo también a la hora de hablar de la diferencia entre los campos en que disputa sus partidos el conjunto blanquiverde. Básicamente porque en el anterior encuentro, ante el Recreativo de Huelva, el terreno de juego no presentaba el estado más conveniente posible. “El otro día las condiciones no eran buenas. Hoy es un buen campo, grande y con gradas, que al final parece que sea más grande”, afirmó De las Cuevas después del choque. Pero este hecho no es eximente de la imagen del cuadro califal, y de su derrota, en Punta Umbría el pasado sábado. “Nos vamos a encontrar esos campos en esta categoría y tenemos que aprender a ganar ahí”, quiso subrayar acto seguido. Es decir, nadie vence por el escudo y ésta es la mentalidad que debe de tener el Córdoba en la próxima campaña aun cuando parta de la teórica superioridad. Todo se demuestra en el verde. “Tenemos que jugar con intensidad. Creo que así y con la calidad que tiene el equipo, sacaremos más puntos”, zanjó el alicantino.

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
12 de agosto de 2021 - 11:26 h