Calma en el campo, marejada fuera de él

Carlos González, en la Ciudad de la Justicia de Córdoba | MADERO CUBERO

Se preveía mucho más intenso que en otras ocasiones. Resultaba suficiente en este sentido revisar el calendario y las citas ya fijadas con mayor o menor antelación. Éstas venían a acompañar a la teórica actividad en el mercado de invierno, como suele ser habitual por estos lares. Lo cierto es que enero es un mes complejo esta vez para el Córdoba -o en torno a él, según se mire-. En este panorama la que probablemente sea semana más difícil del mes es la presente, que por si fuera arrancó con la triste noticia del fallecimiento de José Luis Navarro, la mayor leyenda del club. Todo ocurrirá en medio de un ambiente de tranquilidad y satisfacción en el plano deportivo después del triunfo logrado por el equipo de Raúl Agné el domingo.

En el campo la calma es plena tras un par de golpes de oleaje. La derrota sufrida ante el Marbella en el último partido de 2019 y el duro empate en Huelva del primer choque de 2020 cayeron en el olvido gracias a los tres puntos que sumó el cuadro califal en su visita al Recreativo Granada. Y eso que hasta el miércoles no habrá significado real de esa victoria en la tabla con motivo del aplazamiento de hasta seis encuentros a causa de la Copa del Rey. El caso es que el Córdoba vive con cierta felicidad estos días, en los que sin embargo existe en el apartado deportivo otro foco de atención distinto al de la rutina del equipo. Éste no es otro que el mercado de invierno, en el que por ahora la entidad sólo se movió en materia de salidas. Hasta cinco bajas acumula ya el conjunto blanquiverde -una de ellas, la de Sebastián Castro, con licencia del filial- en lo que va de ventana de fichajes, de lo que por cierto todavía no hay.

Precisamente el mercado de invierno aparece como telón de fondo en una semana en la que, muy al contrario que en el césped, existe aviso de marejada fuera del campo. De entrada, el lunes se tuvo constancia del posicionamiento oficial por parte de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) acerca de la venta de la unidad productiva de la anterior sociedad anónima deportiva (SAD) a Infinity. El organismo deportivo remitió un escrito al Juzgado de Instrucción número 5 en el que mostró su postura contraria al proceso y su negativa a la transmisión de los derechos federativos a Unión Futbolística Cordobesa. Aunque en realidad la Federación no se pronunció sobre la prohibición o no de la inscripción, como tal, del equipo en la competición en que milite la próxima temporada. Este último punto es realmente el esencial en este aspecto.

Con todo, la actividad se concentrará en el plano institucional en tres actos diferentes entre sí y, en cierto modo, relacionados. Al menos dos de ellos lo estarán. Es el caso del primero y el segundo. La acción arranca este martes a partir de las 17:00. A esta hora la Asociación de Accionistas Minoritarios del Córdoba CF SAD (Minoritarios CCF) celebrará una asamblea general ordinaria que le llevará a modificar su junta directiva entre otros puntos. Después realizará otro encuentro de carácter extraordinario en el que, sobre todo, los pequeños propietarios adoptarán una hoja de ruta para la junta general extraordinaria de accionistas de la anterior SAD. Ésta será la segunda cita de estos días y se desarrollará después de que el Registro Mercantil aprobará la petición de Azaveco -Carlos González- de la citada convocatoria.

Será el miércoles, a partir de las 10:00 en primera sesión, en el Hotel Córdoba Center. El céntrico escenario acogerá finalmente la mencionada junta general del Córdoba CF SAD y no El Arcángel, pese a que el club informó en su día de que tendría lugar en El Arcángel. Sea como fuere, la asamblea se desarrollará como primera medida por parte de Carlos González para tratar de recuperar el control de la anterior sociedad. No en vano, el punto principal será el cese del consejo de administración presidido por Jesús León y el nombramiento de uno nuevo. La intención del tinerfeño es también aprobar la capitalización de deudas que en su día acordó con Luis Oliver -Bitton Sport- y algún otro acreedor. Acerca de este encuentro, la administración judicial de la entidad resaltó en su día que no tendrá carácter ejecutivo dada la situación de supervisión de la SAD por parte del Juzgado de Instrucción número 5 a través de sus propias funciones -las de Francisco Estepa y Javier Bernabéu-.

Tras los actos netamente institucionales de la anterior SAD será momento de acudir a la Ciudad de la Justicia. Será el jueves, día en el que tendrá lugar la vista de proceso cambiario por la reclamación que en verano realizó Bitton Sport. La empresa de Luis Oliver y Joaquín Zulategui solicitó un embargo que fue aceptado en sede judicial pero de manera preventiva por el impago de más de un millón de euros por parte del club. En concreto, los navarros pidieron en tribunales el abono de 1.225.916 de euros que responden a la prestación de servicios tras la adquisición del Córdoba CF SAD por parte de Jesús León. A esta cifra se añaden otros 600.000, estos “presupuestados para intereses, gastos y costas”.

Etiquetas
stats