Rafael Obrero cocina los platos de siempre con acuarelas

Presentación del libro de Rafa Obrero en el Centro de Recepción de Visitantes | MADERO CUBERO
El arquitecto publica su libro 'Recetas dibujadas de Córdoba' donde aúna su pasión por el dibujo rápido y la gastronomía

Ocurrió hace un par de años. El arquitecto Rafael Obrero se encontraba en el huerto de su suegro viéndole a éste afanarse en la tarea de labriego. Rafael Obrero también se encontraba en un momento muy especial de su vida; una época en la que se sentía llamado a dibujar todo lo que se le pusiera por delante en su bloc de acuarelista. Y la huerta estaba allí para ser plasmada en papel rugoso. Y los productos que ésta regalaba, también. De ahí a los platos que permite cocinar solo había un par de fogones de distancia. Así que Obrero se puso a dibujar el proceso de creación de un plato muy de huerta: el pisto. Solo fue el primero.

“Aquel dibujo gustó, me resultó agradable hacerlo y repetí”. Obrero lo recordaba esta mañana en la presentación del producto de esa repetición. Recetas dibujadas de Córdoba, un libro con 20 dibujos, recetas y textos, con diseño de Pablo Gallego y coeditado por Un bosque en casa, Alcubilla 2000, Bodegas Robles y Ajos La abuela Carmen. Un libro de cuidado diseño que parece, en sí mismo, un libro de anotaciones casero, un recetario o un cuaderno de dibujos y notas como el que puede tener el propio autor.

La memoria de las madres, las abuelas y generaciones enteras de cocineros caseros se sintetizan en los trazos a pulso de rotulador con los que Obrero perfila el armazón de sus obras. Líneas sencillas que cobran vida con el color de las acuarelas, aplicadas -como reconoce el propio autor- “de la forma más clásica”. Una técnica que el arquitecto lleva años aplicando a las instantáneas que saca de la ciudad usando como cámara el cuaderno de dibujos que casi siempre lleva con él. “Las recetas son solo un paso más, otra forma de retratar la vida de la ciudad”, señalaba en la presentación del libro.

La puesta de largo de Recetas dibujadas de Córdoba tuvo un éxito absoluto de público. El coqueto auditorio del Centro de Recepción de Visitantes se llenó para escuchar la charla mantenida entre Rafael Obrero, Javier Campos, miembro de la tercera generación de la familia que fundó Bodegas Campos y Mildred Largaespada, periodista nicaragüense afincada en Córdoba, comunicadora y bloguera de referencia.

Campos agradeció el homenaje implícito que el libro supone no solo para la gastronomía local sino para la memoria y toda la cultura que rodea a la comida: “El vino, el aceite, el campo en definitiva”, señaló, “eso es Córdoba y es lo que se puede vender en el exterior”.

Etiquetas
stats