Guitarricadelafuente: de dejar mudo al público a ponerlo en pie en el Gran Teatro

Una gran fila de gente casi daba la vuelta al Gran Teatro de Córdoba, expectantes para ver en directo a Álvaro Lafuente, más conocido como Guitarricadelafuente. Las gradas y el patio de butacas se ha llenado de personas que han esperado impacientes la entrada del artista acompañado de sus cuatro músicos, que lo han hecho primero. Un recibimiento lleno de vítores y aplausos prolongados para recibir, finalmente, al artista.

Del clamor hacia el escenario y a quienes estaban sobre él al silencio cuando el artista ha comenzado a cantar y a tocar los primeros acordes de la guitarra. El público se ha mostrado tímido a la hora de cantar o tararear las letras del cantante hasta que este ha tenido que animarlos a hacerlo. Mientras tanto el silencio solo se interrumpía al finalizar cada canción expresando así la satisfacción de escuchar su voz acompañada de sus cuatro músicos, que han llegado incluso a tocar más de un instrumento a lo largo de la actuación.

Amanita, Ya mi mamá, Redondico y La Filipina han sido los cuatro primeros temas interpretados de su último trabajo La Cantera. El último tema ha sido una mezcla de juegos de luz, el tímido tarareo del público con las palmas de los músicos junto con la sutileza y la suavidad de la voz de Guitarricadelafuente.

Tras estas cuatro primeras canciones, Álvaro Lafuente se ha dirigido por primera vez al público cordobés y ha mostrado su alegría de comenzar en el Festival de la Guitarra de Córdoba su gira por Andalucía. Lo que le ha seguido ha sido Flor de caramelo, la canción que ha dado la anécdota de la noche cuando el artista ha tenido que avisar a los asistentes de que la canción había terminado con un “y ya está” del que han emanado risas y aplausos al mismo tiempo.

Y tras Rebozo ha llegado el turno a una de las canciones más escuchadas del artista: El Conticinio donde el público ha mostrado por primera vez sus voces cantando en un tono bajo algunas de las partes de la canción. En esta y en ABC lo que sí que no ha faltado por parte del público han sido las palmas al compás de la canción. Le han seguido Antes De Que Quieras Olvidar y Desde Las Alturas.

Llegados a este punto de la actuación el artista ha pedido “reciprocidad” y les ha aclarado que podían “jalear” sin ningún tipo de temor. Un antes y un después en el espectáculo, con las primeras personas que se han levantado para acompañar con palmas y cantar -aunque todavía no con mucha fuerza-. “En esta os habéis portado, eh”, ha añadido tras los aplausos finales el castellonense.

Un “Guitarrica te amo” ha precedido a Agua y Mezcal, también otro de los grandes éxitos, seguido de otra del último trabajo, La Algarabía. Esta ha sido otra de las canciones a la que no le ha faltado de nada, solo de guitarra y voz, la incorporación del resto de los instrumentos, y el momento en el que ha dejado la guitarra para simplemente cantar y saltar sobre el escenario con el público en pie.

El concierto llegaba a su fin tras Quien encendió la Luz y Vidalita, los dos últimos temas de La Cantera; cuando los músicos se han acercado a él para dar paso a la presentación de cada uno de ellos. Belén Vidal, Álex, Víctor -quien ha recibido el Cumpleaños Feliz por parte del público- y Enrique. Tras la breve presentación, ha presentado A mi manera, un tema “que es mejor cantarlo todos juntos”. De nuevo, el público en pie ha disfrutado de un clásico de Vicente Fernández.

Y tras un “gracias” dirigido a “todos los cordobeses aquí plantaos” ha llegado como colofón final, Guantanamera, otra de las más populares y que el público ha cantado a todo pulmón para despedirlo. Aunque no ha faltado el “otra, otra, otra” incesante que ha hecho que volviese esta vez solo y acompañado de su guitarra para cantar La Albada de Jose Antonio Labordeta.

Y ese sí, ha sido el adiós del artista hacia los cordobeses, aunque no para aquellos que con paciencia han esperado a que saliera por una de las puertas del Teatro para saludar y hacer algunas fotos. Otros han sido los que se han quedado sin ellas, pero no sin haber disfrutado de la sutileza, la sencillez y el arte de Guitarricadelafuente.

Una gran fila de gente casi daba la vuelta al Gran Teatro de Córdoba, expectantes para ver en directo a Álvaro Lafuente, más conocido como Guitarricadelafuente. Las gradas y el patio de butacas se ha llenado de personas que han esperado impacientes la entrada del artista acompañado de sus cuatro músicos, que lo han hecho primero. Un recibimiento lleno de vítores y aplausos prolongados para recibir, finalmente, al artista.

Del clamor hacia el escenario y a quienes estaban sobre él al silencio cuando el artista ha comenzado a cantar y a tocar los primeros acordes de la guitarra. El público se ha mostrado tímido a la hora de cantar o tararear las letras del cantante hasta que este ha tenido que animarlos a hacerlo. Mientras tanto el silencio solo se interrumpía al finalizar cada canción expresando así la satisfacción de escuchar su voz acompañada de sus cuatro músicos, que han llegado incluso a tocar más de un instrumento a lo largo de la actuación.

Amanita, Ya mi mamá, Redondico y La Filipina han sido los cuatro primeros temas interpretados de su último trabajo La Cantera. El último tema ha sido una mezcla de juegos de luz, el tímido tarareo del público con las palmas de los músicos junto con la sutileza y la suavidad de la voz de Guitarricadelafuente.

Tras estas cuatro primeras canciones, Álvaro Lafuente se ha dirigido por primera vez al público cordobés y ha mostrado su alegría de comenzar en el Festival de la Guitarra de Córdoba su gira por Andalucía. Lo que le ha seguido ha sido Flor de caramelo, la canción que ha dado la anécdota de la noche cuando el artista ha tenido que avisar a los asistentes de que la canción había terminado con un “y ya está” del que han emanado risas y aplausos al mismo tiempo.

Y tras Rebozo ha llegado el turno a una de las canciones más escuchadas del artista: El Conticinio donde el público ha mostrado por primera vez sus voces cantando en un tono bajo algunas de las partes de la canción. En esta y en ABC lo que sí que no ha faltado por parte del público han sido las palmas al compás de la canción. Le han seguido Antes De Que Quieras Olvidar y Desde Las Alturas.

Llegados a este punto de la actuación el artista ha pedido “reciprocidad” y les ha aclarado que podían “jalear” sin ningún tipo de temor. Un antes y un después en el espectáculo, con las primeras personas que se han levantado para acompañar con palmas y cantar -aunque todavía no con mucha fuerza-. “En esta os habéis portado, eh”, ha añadido tras los aplausos finales el castellonense.

Un “Guitarrica te amo” ha precedido a Agua y Mezcal, también otro de los grandes éxitos, seguido de otra del último trabajo, La Algarabía. Esta ha sido otra de las canciones a la que no le ha faltado de nada, solo de guitarra y voz, la incorporación del resto de los instrumentos, y el momento en el que ha dejado la guitarra para simplemente cantar y saltar sobre el escenario con el público en pie.

El concierto llegaba a su fin tras Quien encendió la Luz y Vidalita, los dos últimos temas de La Cantera; cuando los músicos se han acercado a él para dar paso a la presentación de cada uno de ellos. Belén Vidal, Álex, Víctor -quien ha recibido el Cumpleaños Feliz por parte del público- y Enrique. Tras la breve presentación, ha presentado A mi manera, un tema “que es mejor cantarlo todos juntos”. De nuevo, el público en pie ha disfrutado de un clásico de Vicente Fernández.

Y tras un “gracias” dirigido a “todos los cordobeses aquí plantaos” ha llegado como colofón final, Guantanamera, otra de las más populares y que el público ha cantado a todo pulmón para despedirlo. Aunque no ha faltado el “otra, otra, otra” incesante que ha hecho que volviese esta vez solo y acompañado de su guitarra para cantar La Albada de Jose Antonio Labordeta.

Y ese sí, ha sido el adiós del artista hacia los cordobeses, aunque no para aquellos que con paciencia han esperado a que saliera por una de las puertas del Teatro para saludar y hacer algunas fotos. Otros han sido los que se han quedado sin ellas, pero no sin haber disfrutado de la sutileza, la sencillez y el arte de Guitarricadelafuente.

Una gran fila de gente casi daba la vuelta al Gran Teatro de Córdoba, expectantes para ver en directo a Álvaro Lafuente, más conocido como Guitarricadelafuente. Las gradas y el patio de butacas se ha llenado de personas que han esperado impacientes la entrada del artista acompañado de sus cuatro músicos, que lo han hecho primero. Un recibimiento lleno de vítores y aplausos prolongados para recibir, finalmente, al artista.

Del clamor hacia el escenario y a quienes estaban sobre él al silencio cuando el artista ha comenzado a cantar y a tocar los primeros acordes de la guitarra. El público se ha mostrado tímido a la hora de cantar o tararear las letras del cantante hasta que este ha tenido que animarlos a hacerlo. Mientras tanto el silencio solo se interrumpía al finalizar cada canción expresando así la satisfacción de escuchar su voz acompañada de sus cuatro músicos, que han llegado incluso a tocar más de un instrumento a lo largo de la actuación.

Ayúdanos a construir una sociedad mejor informada

Tu colaboración es muy importante. Hazte socio, hazte socia aquí, añade una aportación para Cordópolis y conseguiremos con tu apoyo una sociedad cordobesa más libre y mejor informada. Todo irá invertido en mejorar nuestra forma de hacer periodismo.