'Quo vadis, Aida?' o la impresionante denuncia de la matanza de Srebrenica llega al cine de verano

'Quo vadis, aida?'

Una villa en la Toscana (James D'Arcy)

Coliseo de San Andrés. Martes 7. 21:45 h. Función única.

Otra de las comedias amables del verano ha sido Una casa en la Toscana, que tiene la mirada triste de Liam Neeson como protagonista y a James D'arcy a los mandos. Neeson y su hijo también en la vida, Michèal Richardson interpretan en la pantalla a un pintor y a su hijo galerista embarcados en un viaje a Italia para vender la abandonada casa familiar.

Allí, en un lugar tan idílico que parece irreal, se reencontrarán con los fantasmas de la muerte de la madre del joven, fallecida en un accidente de coche cuando era un niño. Lo que tenía que ser una aventura rápida se complica por el estado lamentable de la casa. Mientras duran las obras de reforma, padre e hijo pasan tiempo juntos y se verán obligados a lidiar con las diferencias que les separan.

Es complicado no ver detrás de esta historia la sombra de su propia tragedia familiar, ocurrida en 2009, cuando la madre de Michèal y esposa de Liam, la actriz Miranda Richardson, hija de la gran Vanessa Redgrave, falleció en un accidente de esquí en Canadá. Por tanto, hay secuencias en las que aflora la catarsis padre-hijo y toma protagonismo el duelo que ambos personajes -y personas- llevan años arrastrando.

Envidia sana (Daniel Cohen)

Fuenseca. Martes 7. 21:45 h. Función única.

Esa expresión tan paradójica en castellano pone título a esta comedia (Le bonheur des uns…; “la felicidad de algunos…” en traducción literal) sobre un grupo de amigos de toda la vida que ven cambiar sus vidas tras el éxito en el mundo literario de una de ellas es una especie de Perfectos desconocidos gala. Convencionalismos, mentiras y verdades se van solapando con la tranquila familiaridad de una cena entre amigos.

Léa, una amante de la vida que supera los 40, trabaja en una pequeña tienda y está felizmente casada con Marc, un vendedor conservador y algo inseguro. Todo funciona en perfecta armonía en sus vidas hasta que una noche, en la citada cena con unos amigos, Léa confiesa su intención de escribir una novela.

La cinta está protagonizada por Bérénice Bejo (The artist), Vicent Cassel (El odio) aunque no parezca él, Francois Damiens (La delicadeza) y Florence Foresti (Barbacoa de amigos).

Quo Vadis, Aida? (Jasmila Zbanic)

Fuenseca. Miércoles 8 y Jueves 9. 21:45 h. Función única.

El estreno de Quo vadis, Aida? la pasada primavera, filme que ahora se estrena en el cine de verano, revela que las guerras en los Balcanes han sido poco tratadas en películas europeas o norteamericanas. La matanza de 8.000 musulmanes varones, desde adolescentes a ancianos, en el pueblo de Srebrenica en Bosnia oriental a manos de tropas serbias se convirtió en julio de 1995 en el mayor genocidio en suelo europeo desde la Segunda Guerra Mundial.

Fue uno de los últimos y más sangrientos capítulos de la guerra de Bosnia que se cobró alrededor de 200.000 muertos entre 1992 y 1995. A pesar de que los terribles conflictos en la antigua Yugoslavia abarcaron toda la década de los noventa y conmocionaron al mundo entero, el cine no ha utilizado mucho esas tramas argumentales, a diferencia de otras guerras.

Buena prueba de ello se refiere a los escasos filmes europeos y a los contadísimos largometrajes de Estados Unidos sobre el tema. De hecho, han sido los cineastas ex yugoslavos (serbios, croatas, bosnios…) quienes han plasmado esos dramas con algunas películas muy premiadas, pero poco seguidas por el público.

El último ejemplo de este fenómeno es el reciente estreno de Quo vadis, Aida?, de la directora bosnia Jasmila Zbanic y candidata del país en los pasados Oscar, una impresionante denuncia de la matanza de Srebrenica y de la pasividad de los cascos azules holandeses a través de la peripecia de una traductora de la ONU.

Descarrilados (Fer García-Ruiz )

Olimpia. Martes 7. 21:45 h. Función única.

Delicias. Miércoles 8 y jueves 9. 21:45 h. Función única.

Otro verano de risas fuertes gracias a Descarrilados, la comedia española dirigida por Fer García-Ruiz, estrenada el pasado 20 de agosto, que mezcla acción salvaje y chistes abundantes junto a un elenco de cómicos liderado por Julián López, Ernesto Sevilla, Arturo Valls, Dafne Fernández y con la colaboración de la actriz, y estrella del confinamiento en redes sociales, Ana Milán.

El guión corre a cargo de David Marqués, coautor junto a Javier Fesser de la historia de Campeones (2018), que da forma a esta comedia trepidante que pone el foco en esos cuarentones que sueñan con ser jóvenes. Una especie de Resacón en las Vegas a la española en la que cuatro amigos que en el año 2000, hicieron su primer Interrail, lo retoman 20 años después tras el fallecimiento de uno de ellos.

Pero recuperar el mismo viaje para cumplir con la última voluntad del amigo, que ha decidido donarles su jugosa herencia a cambio de realizar ese viaje que nunca pudieron terminar, no será lo mismo. Con las cenizas de su amigo en una mochila portabebés, el disparatado trío recorrerá las distintas paradas del recorrido viviendo aventuras y experiencias a cada cual más loca. 

¡A todo tren! destino Asturias (Santiago Segura)

Delicias. Martes 7. 21:45 h. Función única.

Olimpia. Miércoles 8 y jueves 9. 21:45 h. Función única.

El éxito comercial de Padre no hay más que uno (2019) y Padre no hay más que uno 2: La llegada de la suegra (2020) parecen haber asentado a Santiago Segura en la comedia familiar tras década y media engrasando la taquilla con sus cinco entregas de la saga Torrente.

Los cuatro cines del casco llevan siendo testigos casi todo el verano de este nuevo éxito, con larguísimas colas ante sus puertas de público de amplio espectro y sus terrazas llenas, limitaciones de aforo mediante, gracias a ¡A todo tren! Destino Asturias.

Santiago Segura y Leo Harlem dan vida a un padre y a un abuelo encargados de llevar a su hijo y a sus amigos a un campamento pero, cuando el tren arranca sin ellos y con los niños solos dentro, comenzará una disparatada persecución por parte del padre y del abuelo para llegar al tren, y un alocado viaje por parte de los niños donde harán todas las travesuras que no se atrevían a hacer delante de los mayores.

Florentino Fernández y Joaquín Reyes completan el reparto de una película diez para el cine de verano.

Las cosas que decimos, las cosas que hacemos (Emmanuel Mouret)

Coliseo de San Andrés. Miércoles 8 y Jueves 9. 21:45 h. Función única.

La película-fenómeno en Francia, donde ha cosechado algunas de las mejores críticas del complicado 2020, seleccionada con el label de Cannes de ese año y Premio Lumière a la Mejor Película, pone otra nota de cine europeo en la cartelera veraniega.

Un filme que se marcha de vacaciones a la campiña francesa. Daphne, embarazada de tres meses, se encuentra sola para recibir a Maxime, el primo de su novio François, quien ha tenido que irse a a París para cubrir a un compañero enfermo. Durante cuatro días, mientras esperan el regreso de François, Daphne y Maxime se conocen y comparten historias muy íntimas que los acercarán.

La cinta es un crisol de aventuras amorosas que se superponen y complementan, relatos, engarzados con minuciosidad de orfebre, carentes de toda afectación y siempre estimulantes, que responden a un hábil mecanismo que define a varios personajes errantes encarnados por un grupo de intérpretes en estado de gracia.

Y es que pocas veces un título de película definió tan bien la complejidad del amor y ese abismo existente entre la palabra y la acción.

Etiquetas
Publicado el
7 de septiembre de 2021 - 06:05 h