Comer, beber y bailar interculturalmente

Una muestra de la feria. | TONI BLANCO
La I Feria de las Culturas reúne en el entorno de la Calahorra la gastronomía, artesanía y música de países iberoamericanos

Atravesando el Puente Romano, el olor de carne asada recuerda al mercado medieval, otrora romano, que año tras año se planta en Córdoba en pleno invierno. Ahora, sin embargo, al calor del inicio de verano, la carne asada ya no es romana sino argentina. Y es que la I Feria de las Culturas trae hasta el entorno de la Torre de la Calahorra una muestra de la gastronomía, artesanía y música de los países iberoamericanos, que se pueden disfrutar entre los días 27 y 29 de junio.

Entre muestras de comida típica de Perú, Colombia, Argentina o Ecuador, se cuela también la cultura y gastronomía típicas de regiones españolas como Aragón, Galicia, Castilla La Mancha o la propia Andalucía. Una mezcla de sabores que refleja la mezcla de procedencias de ciudadanos de Córdoba que esta feria quiere mostrar para integrar a unos con otros.

Tango, música caribeña, reaggeton o gaiteros gallegos se escucharán estos días a la caída del sol en unas jornadas de actividades que se prolongarán hasta las dos de la madrugada para combatir el calor y donde los niños tendrán un lugar propio para “integrarlos desde pequeños en la interculturalidad”, señala el presidente de la Asociación de Empresarios y Comerciantes del Centro Histórico Patrimonio de la Humanidad de Córdoba, Mariano Pérez de la Concha, como organizadores de la feria junto a la Asociación de Colombianos Nueva Era.

“Con esta actuación queremos seguir potenciando que el turismo y los cordobeses conozcan y disfruten del Casco Histórico”, argumenta Pérez de la Concha. Y así, en pocos metros uno puede viajar de una punta a otra de Iberoamérica, ver pasacalles y degustar comidas propias de cada país, en un tiempo record y sin salir de Córdoba.

Durante estos tres días, además, expositores con artesanía se alternarán con las actuaciones musicales de grupos, intérpretes y escuelas de baile de países como Argentina, Perú, Ecuador, República Dominicana o Colombia, entre otros. Y junto a ello, habrá también propia cordobesa.

El objetivo final, apostar por la interculturalidad como una forma más de atraer al turista a la zona histórica de Córdoba y enriquecer los lazos culturales con quienes habitan en la ciudad procedentes de países iberoamericanos.

De esta manera, en este marco para conocer lo más representativo de la cultura de cada país se pretende tender un puente para “integrar la naturaleza de todos los países, de todas las etnias y naciones en esta ciudad tan acogedora”, explican los organizadores. Y para empezar, los primeros en integrarse han sido los representantes políticos del gobierno municipal y del autonómico, junto a comerciantes y miembros de asociaciones de inmigrantes y colectivos ciudadanos, unidos este viernes en la inauguración de esta feria.

Etiquetas
stats