En el centenario de la Revolución Rusa, Vimcorsa expone la obra de uno de sus testigos

Una imagen del archivo de Max Penson.

En octubre de 2017 se cumple el primer siglo del advenimiento de la Revolución Rusa, que cambiaría el mundo para siempre. Uno de sus testigos fue el fotógrafo de origen judío Max Penson y su obra va a protagonizar la exposición organizada por Vimcorsa coincidiendo con el histórico aniversario. La muestra se mantendrá abierta al público del 11 de octubr al 7 de enero.

Penson nació en 1893 en el seno de una humilde familia bielorrusa de encuadernadores. Tras la Revolución Rusa, se trasladó a Uzbekistán y enseñó Dibujo y delineación a niños mientras se iniciaba en la fotografía. Entre 1926 y 1949 trabajó para el periódico oficial más importante del Asia Central de la URSS, el Pravda Vostoka (La Verdad del Este).

En 1937 ganó el Gran Premio de la Exposición Mundial de París con Madonna Uzbeka, una imagen de cómo una mujer daba a luz públicamente. Dos años después cubrió gráficamente la inauguración del canal Grand Fergana, al tiempo que conocía al cineasta Sergei Einsestein. Sus imágenes se caracterizan por el naturalismo y por la búsqueda de una idealización de la vida bajo el régimen soviético.

En 1948 fue acusado de un exceso de estilo occidental, l que unido al resurgir del antisemitismo le obligó a dejar su carrera. Once años después murió sumido en la depresión.

Etiquetas
stats