Casco Histórico: 25 años del sello de la Unesco

Vista aérea de la ciudad de Córdoba | TONI BLANCO

El 17 de diciembre quedó marcado hace 25 años en el calendario de Córdoba como el día que logró el reconocimiento de la Unesco para su Casco Histórico. Este martes, justamente, se cumple un cuarto de siglo de aquel título, que sirvió para ampliar la distinción como Patrimonio de la Humanidad que ya tenía la Mezquita y extenderla al núcleo de la ciudad que conserva la huella del paso de las distintas culturas a lo largo de los siglos.

En la página web de la Unesco se da fe del título que ostenta el Casco Histórico desde 1994, con la referencia 313bis, que destaca que "el período de gloria de Córdoba comenzó en el siglo VIII, después de su conquista por los musulmanes, cuando se construyeron unas 300 mezquitas e innumerables palacios y edificios públicos. El esplendor de la ciudad llegó entonces a rivalizar con Constantinopla, Damasco y Bagdad. En el siglo XIII, en tiempos de Fernando III el Santo, se transformó la gran mezquita en catedral cristiana y se construyeron nuevos edificios defensivos como la Torre Fortaleza de la Calahorra y el Alcázar de los Reyes Cristianos".

Ese es el núcleo de la historia de la ciudad que ensalza y protege con su título la Unesco, que hace referencia a uno de los cascos antiguos más grandes de Europa, con una gran riqueza monumental donde se conservan vestigios de las civilizaciones romana, musulmana, judía y cristiana.

La propia Unesco delimita ese núcleo del Casco Histórico que se encuentra alrededor de la Mezquita, en un área que se extiende a la otra orilla del río Guadalquivir (que incluye el Puente Romano y la Torre de la Calahorra) en el sur, hasta la calle San Fernando en el este, hasta el límite del centro comercial en el norte, e incorporando el Alcázar de los Reyes Cristianos y el barrio de San Basilio en el oeste.

"Conjunto histórico de valor extraordinario"

"Su importancia histórica como expresión viva de las diferentes culturas que han existido allí, y su relación con el río, hacen un conjunto histórico de valor extraordinario", encumbra la Unesco con su distinción.

Un título que se ganó después de que el Ayuntamiento de la época, encabezado por Herminio Trigo en 1993, tomara en Pleno la decisión de presentar la candidatura del Casco Histórico para obtener la distinción de Patrimonio de la Humanidad. La carrera por preparar un expediente con las bondades del centro histórico cordobés se realizó a contrarreloj, en menos de un mes, con la vista puesta en que el Ministerio de Cultura incluyera la candidatura cordobesa en la lista indicativa.

Había que evidenciar el valor del Casco Histórico en el ámbito artístico, arqueológico, científico, histórico y cultural, cuestiones que quedaron reflejadas en el expediente por parte del equipo redactor y que sirvió para que la Unesco estudiara el tesoro que guarda Córdoba en su centro histórico.

Hoy, 25 años después de que la Unesco imprimiera su sello, el Casco Histórico rememora su valía y mira al futuro para que se protejan los valores que le sirvieron para estar entre los bienes patrimoniales protegidos en el mundo y ser el escaparate de la historia y el presente de Córdoba.

Etiquetas
Publicado el
17 de diciembre de 2019 - 03:31 h