El campo andaluz mezcla las danzas del flamenco y Stravinsky

Imagen de 'La Consagración'.
EL CNAF ofrece 'La Consagración', el homenaje de Rafael Estévez y Valeriano Paños a los jornaleros

El flamenco no es un coto vedado. Como toda faceta de la cultura, se presta a la simbiosis con otras artes y con otras familias de la música y la danza. Lo han demostrado Rafael Estévez y Valeriano Paños con La Consagración, obra basada en la música de Igor Stravinsky y que esta mañana han presentado durante una rueda de prensa en el Gran Teatro, dentro del ciclo ofrecido por el Concurso Nacional de Arte Flamenco (CNAF).

La pieza consta de dos partes y está inspirada en el trabajo de los jornaleros de cualquier época, de cualquier pueblo, de cualquier procedencia o raza, y en el sacrificio de estos hombres y mujeres que trabajaron la tierra de sol a sol y fueron víctima de los poderosos. Jornaleros que, en este caso, tienen todo el La Consagración obtuvo el Giraldillo 2012 a la mejor coreografía.

En la primera parte de La Consagración, titulada Tierra, se incluyen estilos tanto del flamenco como del folclore español de temática campesina. La segunda parte trabaja sobre la partitura de Igor Stravinsky La Consagración de la Primavera. El espectáculo cuenta además con la colaboración especial de Antonio Ruz, habitual en los trabajos del dúo.

El punto de partida de este espectáculo de baile flamenco es la fascinación que sienten Rafael Estévez y Valeriano Paños por los ballets rusos de Diaghilev, Nijinsky y la música de Stravinsky. La investigación de la historia y legado andaluz son el camino que han llevado a Estévez y Paños a encuadrar esta Consagración de la Primavera en los paisajes de cualquier tierra meridional española o extranjera.

La Consagración se sube mañana al escenario del Gran Teatro a las 20.30. El precio de las entradas varía de los 8 a los 21 euros.

Etiquetas
stats