Antonio Álamo, Premio SGAE de teatro infantil con ‘La increíble historia de la caca mutante’

El dramaturgo Antonio Álamo.

El dramaturgo Antonio Álamo (Córdoba, 1964) ha resultado ganador del XXI Premio SGAE de Teatro Infantil, que convoca anualmente la Fundación SGAE, por su obra La increíble historia de la caca mutante.

El autor logra así este galardón, dotado con 8.000 euros, el diploma, la publicación del texto en la Serie de Teatro Infantil y Juvenil Sopa de Libros (coeditado por el grupo editorial Anaya junto a la Fundación SGAE) y la dramatización del texto ganador dentro del XXV Ciclo SGAE de Lecturas Dramatizadas.

"Me ha hecho una ilusión tremenda recibir este galardón, es genial, sobre todo porque es mi primera incursión en la literatura infantil y porque, además, en tiempos tan duros para la creación, cualquier aliento es muy bienvenido", apunta el escritor cordobés, que añade que "no hay muchos premios centrados en el teatro para la infancia" y que ha destacado el de Fundación SGAE "por ser uno de los de mayor dotación económica y tratarse de unas ediciones muy cuidadas".

Para el creador, que no buscaba segundas lecturas, "el título anuncia perfectamente lo que es: una obra divertida, excéntrica y disparatada con una caca como protagonista, que quiere hacerse un lugar en un mundo adverso y va mutando porque necesita sobrevivir". "En tiempos de pandemia y a pesar de las circunstancias, estoy siendo muy productivo: ante la parálisis y el confinamiento, decidí viajar por mi cuenta. Era buen momento para desarrollar y dar vida a ciertas ideas. Esta era una de ellas, que, idealmente, me gustaría pensar que también podría gustar a los adultos", ha señalado.

A tenor de esto último, el autor de La increíble historia de la caca mutante añade, además, que entre sus obras favoritas figura alguna con la etiqueta de obras para niños o adolescente, "como Peter Pan, que, por cierto, originariamente era una obra de teatro".

Aunque es su estreno como autor de una obra para la infancia, Antonio Álamo es un autor prolífico, que además de escribir novela, cuentos, guiones y ensayos, ha estrenado decenas de textos dramáticos, tanto en España como en el extranjero, como Los enfermos, recientemente estrenada en París, y se ha hecho cargo de la dramaturgia de espectáculos de compañías como TNT/Mujeres del Vacie, Chirigóticas, de las que fue co-fundador y director de sus cinco montajes, dirigiendo también El pintor de batallas, Mira cómo te olvido, Tres deseos, por citar algunas de sus colaboraciones más señeras de los últimos años. También ha escrito series de televisión y guiones de largometrajes y, últimamente, ha dirigido una película, Mi gran despedida, junto al productor malagueño Antonio Hens, presentada en el Festival de Cine de Málaga.

El jurado del XXI Premio SGAE de Teatro Infantil ha estado presidido por el autor y escritor bilingüe Paco Romeu; la actriz y directora Fina Calleja; y los dramaturgos Rocío Bello y Javier Hernando, ganadores del XX Premio SGAE de Teatro Infantil. Al XXI Premio SGAE de Teatro Infantil han concurrido un total de 78 obras originales.

La increíble historia de la caca mutante

Hay muchos tipos de cacas: caca cayendo, caca aplastada, caca de elefante, caca seca, caca maloliente, caca brillante, caca estrella, caca podrida, caca sana, caca dura, caca blanda, caca con moscas y caca sin moscas, caca congelada (que viven en la nieve) y muchas más... Pero solo hay una caca mutante, y esta es su increíble historia.

A veces la gente se siente… No demasiado bien: como una caca. Pero en este caso es distinto. Porque nuestra protagonista no es sino... una caca. Una muy tímida que, una mañana de verano, mientras estaba aplastada en el suelo, abrió un ojo, vio que nadie pasaba por la calle, dio un pequeño salto y se elevó en el aire un par de palmos.

Así comienza esta historia en torno a una caca que no quiso conformarse con su suerte. Al tiempo que desarrolla habilidades asombrosas (asombrosas para ser sólo una caca) irá descubriendo cosas de sí misma y de los demás. Lo que descubrirá, en realidad, es que hay una única forma de ser: el cambio.

Etiquetas
stats