Vox advierte de que el decreto sobre parcelaciones de la Junta “no supone un avance sustancial”

El portavoz parlamentario de Vox, Alejandro Hernández | ALEX GALLEGOS

El portavoz de Vox en el Parlamento de Andalucía y presidente de Vox en Córdoba, Alejandro Hernández, ha advertido este viernes de que “se hace mucha demagogia” con el decreto de la Junta que afecta a las parcelaciones en situación irregular, que, a su juicio, “no supone un avance sustancial, pese a la euforia que se quiere transmitir desde la Junta”.

En una rueda de prensa en Córdoba, acompañado por José Ramírez del Río y María Dolores Hermoso, candidatos de Vox por Córdoba al Congreso de los Diputados, Hernández ha explicado que “es una medida transitoria que tendrá que verse plasmada de manera definitiva en la nueva Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía en la que se supone que trabaja el Gobierno andaluz”.

Al respecto, ha recordado que su grupo lleva tiempo solicitando que “se dé un adelanto de los documentos de trabajo con los que estén en estos momentos, pero todavía no hemos tenido ocasión de poder ver un esbozo del nuevo plan”, pese a que “se anuncia en repetidas ocasiones, pero tampoco hay concreción”.

Según ha expuesto, “se dice que hay 300.000 viviendas alegales en la comunidad y parece que ahora todo esto va a poder ser objeto de regularización”, cuando “es incierto”, porque “el único adelanto real de este nuevo plan tiene que ver con los asentamientos”, dado que “ahí sí se va a permitir la ventaja de poder acogerse al régimen de Asimilado a Fuera de Ordenación (AFO) para tener acceso a luz y agua”.

En este sentido, Hernández ha señalado que dicho régimen “estaba previsto para viviendas aisladas, pero se excluía a los asentamientos o parcelaciones”, de cara a “evitar la proliferación de las parcelaciones”, si bien “ahora se permite que los asentamientos puedan tener acceso al régimen AFO”.

“Con todas las reservas, entendemos que sí puede ser un adelanto, pero hay que entrar caso por caso”, ha advertido el portavoz de Vox en el Parlamento, quien ha valorado que “los más activos en esta materia han sido determinadas asociaciones, casi todas británicas”.

Que no sea “una amnistía encubierta”

En cualquier caso, confía en que “se dé una solución”, pero “no se puede entender como una amnistía encubierta”, porque “hay mucha gente que ha hecho las cosas de manera correcta y no puede ocurrir que al final quienes han pagado sus impuestos y el precio por comprar en una zona con todas las garantías y las condiciones que la legislación urbanística exige, acaben pagando la urbanización de quienes no lo han hecho de esa manera”.

No obstante, el representante de Vox ha defendido “buscar soluciones”, porque “en la disciplina urbanística las actuaciones están prescritas y nada se puede hacer”, por lo que “hay que normalizar de manera constructiva, pero sin que suponga una amnistía generalizada”, ha razonado.

Preguntado por los planteamientos de Vox ante la futura ley de suelo, ha indicado que coinciden “con lo que la consejera dice, pero eso hay que ponerlo negro sobre blanco y ahí comienzan las complicaciones”.

Entre algunos ejemplos, ha apostado por “acabar” con el hecho de que “los ayuntamientos han utilizado de manera reiterada el urbanismo de manera espuria, bien como un mecanismo recaudatorio con el afán de hacer caja, bien porque hayan utilizado la fuerza de la Gerencia de Urbanismo como mecanismo de poder, casi una red clientelar en la que ir haciendo favores”.

Además de “agilizar los procedimientos urbanísticos”, ha defendido apoyar instrumentos de colaboración público-privada, como se realiza en otras comunidades autónomas, sirviéndose de la labor de colegios de arquitectos, entre otros, así como “solucionar el tema de la edificabilidad en el entorno rural”, ha apuntado Hernández.

Etiquetas
stats