Visitaban a sus parientes y les robaban joyas desde 2012

.
Las detenidas son una madre y una hija, residentes en Hornachuelos | Por el momento se han detectado hurtos en ocho domicilios, aunque no se descarta que haya más | El valor de lo robado asciende, por ahora, a más de 20.000 euros

La Guardia Civil ha detenido en Hornachuelos a dos mujeres, madre e hija, como supuestas autoras de un delito de hurto continuado de joyas del interior de ocho domicilios, no descartándose que pueda existir alguno más afectado. Las arrestadas aprovechaban las visitas que realizaban a las casas de sus víctimas, con las que según la Benemérita tenían una relación de parentesco, y se llevaban los objetos de valor, cuya suma total asciende a 20.000 euros.

La investigación arranca a finales del pasado mes de julio, cuando se recibió denuncia en el puesto de la Guardia Civil de Posadas por el hurto de joyas del interior de un domicilio. En la denuncia se relataba que los afectados notaban la falta de determinadas joyas desde el año 2012 y se añadía que a otros miembros de su familia en domicilios cercanos también les habían hurtado joyas.

Los agentes localizaron al resto de personas afectadas, vecinos de la propia calle y adyacentes, constatándose otros siete hurtos de joyas en domicilios cercanos, tratándose de algunos familiares de los primeros denunciantes, y de amigos y vecinos del lugar. A todos los afectados se les requirieron detalles de los supuestos hurtos y de las joyas sustraídas, coincidiendo todos en que no habían detectado personas extrañas al lugar, ni que los hechos se habían producido en una misma fecha, sino que a lo largo del tiempo habían echado en falta alguna joya, que en un principio pensaban que las tendrían extraviadas en sus propios domicilios, según señala el comunicado de la Benemérita.

El avance de la investigación permitió esclarecer las sustracciones de las joyas y constatar que los hurtos habían sido cometidos por dos mujeres, madre e hija, vecinas de Hornachuelos, con algún grado de parentesco con varios de los afectados, quienes en las reiteradas visitas que hacían a sus parientes y amigos aprovechaban cualquier distracción de los moradores para sustraer las joyas. Detenidas y diligencias instruidas han sido puestos a disposición de la Autoridad Judicial, continuándose las gestiones para determinar si hay más vecinos afectados por estos hechos delictivos.

Etiquetas
stats