Las últimas detenciones rebajan la tensión en Bujalance

Imagen de archivo de la protesta de la semana pasada en Bujalance.
Unas 300 personas se concentran en una nueva protesta convocada por whatsapp, menos numerosa que la anterior

Unas 300 personas se han concentrado esta mañana en Bujalance en la última concentración convocada por los vecinos vía whatsapp por la tensión entre las comunidades castellanas y gitanas del municipio. Las últimas detenciones llevadas a cabo por la Guardia Civil han contribuido a rebajar la tensión que vivía el pueblo desde la pasada semana. El domingo, de hecho, un millar de personas se concentró a las puertas del Ayuntamiento para condenar las últimas agresiones.

La Guardia Civil mantiene un dispositivo especial de vigilancia en Bujalance, con más de 30 efectivos patrullando sus calles. Fruto de este dispositivo especial, se han arrestado ya a un total de diez personas relacionados con peleas y disturbios entre estas dos comunidades. El último arresto sucedió el viernes, cuando la Guardia Civil detuvo a cuatro mujeres, en relación con la agresión sufrida por un matrimonio propietario de una floristería el pasado día 24 de octubre

Las primeras investigaciones, permitieron identificar y detener a tres de las agresoras, vecinas de la localidad el mismo día de la agresión. El avance de la investigación ha permitido en la mañana de hoy localizar y detener a otras cuatro mujeres que también habían intervenido en los hechos, ha señalado la Guardia Civil en un comunicado.

De esta manera, el número de detenidos e imputados suma trece personas en los últimos quince días por los enfrentamientos entre castellanos y gitanos que han provocado, además, un pleno extraordinario, una concentración con más de mil personas y la decisión del subdelegado del Gobierno, Juan José Primo Jurado, de elevar al doble la presencia de agentes de la Guardia Civil hasta que se calmen los ánimos.

Etiquetas
stats