El tráfico en las vías autonómicas de Córdoba descendió en 2012 un 6,35%

.
Esta caída acentúa la trayectoria negativa experimentada por las carreteras de carácter autonómico desde el comienzo de la crisis

El tráfico rodado de vehículos ligeros y pesados en las carreteras que componen la red autonómica de Andalucía en la provincia de Córdoba descendió durante 2012 un 6,35%. Como consecuencia de esta importante caída en el pasado ejercicio, los vehículos ligeros (motos, turismos y furgonetas de pequeño tamaño) y los pesados (camiones, autobuses y otros) recorrieron 680,7 millones de kilómetros.

Estos datos se extraen del Plan General de Aforo 2012, elaborado por la Consejería de Fomento y Vivienda para medir la Intensidad Media Diaria (IMD) de las vías autonómicas de carácter básico e intercomarcal, tomando como referencia los tramos y los tipos de vehículos. La red básica constituye la malla viaria que da soporte a los tráficos de largo y medio recorrido y la red intercomarcal está compuesta por aquellas vías que complementan a la anterior y canalizan los tráficos interurbanos de medio recorrido entre ámbitos subregionales.

En la provincia de Córdoba, son 25 las vías básicas e intercomarcales y concentran 838,7 kilómetros. La A-304, A-306, A-307, la A-309, la A-318 y la A-339, pertenecientes al conjunto de carreteras encargadas de canalizar los principales tránsitos de largo y medio recorrido, sufrieron bajadas en su circulación del 4,23%, 9,31%, 8,58%, 7,05%, 6,15% y 6,28%, respectivamente. En la malla de carácter intercomarcal, la A-440 se atribuyó el descenso más acusado, con un porcentaje negativo del 17,50%, seguida de la A-379, que cerró 2012 con un descenso del 10,91%. Las vías que mejor evolución tuvieron fueron la A-422, con una bajada del 1,39%; la A-23, con un retroceso del 0,07%, y las A-420 y A-344, con unas subidas respectivas del 1.63% y 7.27%.

En el conjunto de Andalucía, el tránsito rodado cayó en 2012 casi el doble de lo que lo hizo el año anterior, con un saldo negativo del 6%, frente al 3,5% registrado en 2011. Esta caída viene a agudizar aún más la tendencia decreciente registrada por las carreteras andaluzas en la evolución de las intensidades de tráfico que comenzó a partir de 2008, con el inicio de la crisis económica. En ese mismo año, el tránsito de vehículos en la carretera disminuyó un 0,9%, un retroceso que se vio agravado en 2009, 2010 y 2011, con descensos medios que han rondado el 3%. La suma de esa prolongada reducción del tráfico alcanza un porcentaje acumulado del 14,8% en 2012. Previamente a este periodo, el comportamiento de la demanda en estas vías ha sido bien distinto, de forma que 2007 se duplicó la circulación recogida en 1994.

Como consecuencia de esta importante caída en el pasado ejercicio, los vehículos ligeros (motos, turismos y furgonetas de pequeño tamaño) y los pesados (camiones, autobuses y otros) recorrieron 11.281 millones de kilómetros, de los cuales los primeros realizaron 10.221 millones de kilómetros, lo que supone un 90,6% del global; mientras que los segundos completaron el recorrido con 1.060 millones de kilómetros, equivalentes al 9,4% del total.

En el ámbito andaluz, la red básica, que se extiende a lo largo de 2.043 kilómetros; registró una demanda de tráfico de 6.825,8 millones de kilómetros; y la red intercomarcal, con una longitud de 4.387 kilómetros, asumió un tránsito de 4.455 millones de kilómetros.

Una trayectoria de largo recorrido

En los últimos cinco años, cuatro provincias han registrado una reducción total del tráfico en su red respecto de 2007 superior al 15%: Almería (18,2%), Córdoba (17,2%), Sevilla (16,4%) y Granada (16,7%). En cambio, en otras dos la caída de la demanda no ha superado el 10%; es el caso de Jaén, con un porcentaje negativo del 9,2% y Huelva, con un 7,6%. En Cádiz y Málaga el descenso ha sido del 13,8% y del 14%, respectivamente.

La disminución de la demanda en las carreteras andaluzas, desde 2008, coincide con una desaceleración del crecimiento del parque de vehículos de Andalucía. Además, ha sido superior a la contracción sufrida por el Producto Interior Bruto de Andalucía (PIB) en ese intervalo temporal, e inferior a la curva experimentada en el consumo de combustible.

PLANES DE AFOROS

La Consejería de Fomento y Vivienda realiza desde el año 1992 Planes Generales de Aforos de las Carreteras de Andalucía, que tienen como objetivo el conocimiento, lo más detallado y completo posible, de los flujos que recorren los diversos tramos de carreteras de la red andaluza. Se trata de una información muy valiosa para evaluar nuevas inversiones en infraestructuras y para la planificación de prioridades en las tareas de conservación y mejora de la red. Los parámetros estudiados y los resultados obtenidos constituyen además una ayuda inestimable para los estudios de accidentalidad y los relacionados con los impactos ambientales (ruidos, emisiones de gases, etc.).

Las intensidades de tráfico medidas en estos planes son registradas a intervalos de una hora durante todo el día a través de diferentes estaciones, que se fijan en función de la jerarquía de la carretera y el volumen de tráfico que canaliza. Esas estaciones pueden ser permanentes, cuando registran el tráfico los 365 días al año; primarias, si aforan cuatro días (jueves a domingo) cada dos meses; secundarias, si la recogida de datos se lleva a cabo durante un día laborable cada dos meses; y de cobertura, se analizan los tráficos durante un día laborable al año.

En el Plan de Aforos de 2012 se registraron las intensidades en un total de 856 estaciones, de las cuales 72 son permanentes y funcionan de forma autónoma alimentadas por paneles solares durante los 365 días al año; repartiéndose el resto entre las demás categorías.

Etiquetas
stats