Tiempo estable y temperaturas en ascenso para terminar la Semana Santa

Hermandad del Resucitado | MADERO CUBERO

La primavera suele ser una estación que en lo meteorológico supone contrastes. Cambio puro y duro, abrupto, áspero, tajante. Un día de sol y calor, otro de nubes grises y lluvias mansas, tormentas, de frío invierno o de atardeceres de encanto. Una transición entre escenarios meteorológicos que hacen de esta estación, la más impredecible y caótica de todas. Si ayer el frío, el viento y la incertidumbre de los chubascos copaba las horas finales de los días grandes de las cofradías, hoy volvemos a la apacible tranquilidad de cielos rasos y termómetro al alza, ingredientes que pondrán la guinda meteorológica de la Semana Santa de 2018.

Cambio transitorio: vuelve el calor

Desde la pasada madrugada, los últimos coletazos de la borrasca que desde la tarde del jueves volviese a traer frío y lluvia a la península Ibérica, nos habrán abandonado para dejar paso a un nuevo escenario más estable. Así, con el desplazamiento de la borrasca hasta el interior del continente, las altas presiones se volverán a adueñar, temporalmente, del dominio ibérico.

La retirada de las bajas presiones va a permitir el ascenso de la dorsal sobre nuestro territorio, por lo que lo más destacado de cara a estos dos últimos días de Semana Santa será la ausencia de lluvia y la subida de las temperaturas. Así, tanto la jornada de hoy como la de mañana, estarán marcadas por la estabilidad atmosférica, que verá subir las temperaturas muy especialmente durante la tarde del Domingo de Resurrección, cuando muy posiblemente se vuelva a superar la barrera de los 20 °C.

Fin de semana sin lluvia y soleado en su primera mitad, ya que durante el domingo cabe esperar un aumento de la misma con la aproximación hasta la Península de una nueva borrasca que volvería a dejar lluvias débiles ya durante la madrugada del lunes al martes de la próxima semana. Terminará así la Semana Santa de 2018, sin la preocupación de mirar al cielo, dejando paso ya a un mes de abril, que si mantiene la tradición, volvería a dibujarnos cielos propios de primavera, de los de mañanas soleadas y tormentas vespertinas.

Más información en el Facebook y el Twitter del Colectivo Meteofreak.

Etiquetas
stats