Los taxistas rechazan el cierre total de la calle Capitulares

Obras en la calle Capitulares | MADERO CUBERO

La asociación Pidetaxi Córdoba, que agrupa a la inmensa mayoría del servicio público en la capital, rechaza el cierre total de la calle Capitulares y defiende la propuesta presentada por el Consejo del Movimiento Ciudadano para su semipeatonalización, que limita el acceso solo a residentes, cuyo número es muy limitado, y al transporte público.

Según ha informado a través de una nota de prensa, Pidetaxi advierte que cerrar al tráfico de forma absoluta la calle Capitulares provocará un estrangulamiento del centro "con indeseables consecuencias tanto para la movilidad de los residentes, el transporte público y el turismo que visita nuestra ciudad. Las restricciones de circulación urbana se deben realizar de una forma racional, de manera que no impidan el acceso del transporte público, particularmente el servicio puerta a puerta del taxi que, sin esta premisa, pierde totalmente el sentido y su razón de ser".

La ciudad de Córdoba cuenta con 509 taxis autorizados "por decisiones e intereses políticos a lo largo de la historia, con el falso argumento de prestar servicio a la ciudadanía con arreglo a un espacio urbano determinado. Si el proyecto de ciudad pretende limitar de forma continuada y programada el acceso a la zona que más movilidad del transporte público genera, es razonable que paralelamente se elabore un plan de reducción del número de taxis, de acuerdo con el espacio residual al que se pretende que quede limitado el acceso de este servicio", aseguran.

Así, consideran que "no es de recibo pretender tener a los 509 taxis para dar servicio solo a los barrios o dando vueltas al perímetro de 6 kilómetros que supone el centro histórico de Córdoba (Ronda de Tejares, Plaza de Colón, Avenida de Ollerías, Marrubial, Avenida de Barcelona, Ribera, Doctor Fleming y Paseo de la Victoria)".

Pidetaxi se inclina por un modelo flexible de semipeatonalización que permita el acceso solo a residentes y transporte público, en un modelo similar al que lleva varios años realizándose "con buenos resultados" en el eje Ronda de Isasa-Avenida del Alcázar. En este caso, se ha limitado la velocidad y se ha aplicado un riguroso control de acceso a los vehículos privados no residentes similar también al modelo de movilidad del eje Tendillas-Claudio Marcelo a través de la entrada por Alfaros-San Pablo, Caño-San Miguel y calle Málaga-Jesús María.

Actualmente, el único control real y eficiente se realiza en la calle Alfaros mediante cámara. En el resto de calles existe una limitación al acceso por una señalización vertical (Acire), "que ni es respetada ni existen controles que hagan desistir de su entrada irregular", dicen los taxistas.

"La semipeatonalización de Capitulares permitirá, igualmente, recuperar como peatonal la calle María Cristina, que actualmente, de forma provisional y mientras duran las obras, está abierta al tráfico con el consiguiente impacto negativo para sus vecinos", señalan.

Ahora mismo, Pidetaxi dispone de una parada en Claudio Marcelo, 9 (solo para 4 taxis), que tiene que compartir con "dos vehículos oficiales", "lo que constriñe el trabajo del servicio público. Además, se encuentra muy alejada de la zona de ocio Capitulares-Diario de Córdoba-Corredera", finaliza.

Etiquetas
stats