Sorprendido tras detener su vehículo para orinar en la calle con evidentes síntomas de embriaguez

Accidente de circulación en la Avenida de Manolete

Noche agitada en las calles cordobesas. La Policía Local ha tenido que actuar frente a cinco positivos por presencia de alcohol en las últimas horas, coincidiendo con el tercer turno. Una de las actuaciones más llamativas se dio cuando una patrulla sorprendió a un conductor que, tras haber detenido su coche en un semáforo, se había bajado del mismo para orinar. Tras ser requerido por los agentes, el joven acabó dando positivo en alcohol.

La Policía Local ha instruido diligencias judiciales contra este joven, que arrojó un resultado positivo de 1,21 y 1,17 miligramos de alcohol por litro de aire espirado. Los hechos han ocurrido a las 4:20 de la pasada madrugada. No es la única sanción penal de la noche, pues agentes del cuerpo local de policía han multado por alcoholemia al conductor de un vehículo que sufrió un accidente de tráfico, con salida de la vía y daños materiales, en la Avenida de Manolete con su intersección con Escritor Conde Zamora.

La tercera intervención penal se ha dado a las 7:55, después de que la Policía Local interviniera en un accidente de tráfico en la calle José María Valdenebro por colisión de un turismo contra dos vehículos estacionados. En este caso, al presentar el conductor evidentes síntomas de estar bajo la influencia de bebidas alcohólicas, se le realizaron las pruebas correspondientes. El resultado fue un nuevo positivo penal, con 1,11 y 1,10 miligramos por litro de aire espirado.

Además de estos tres incidentes, los agentes del tercer turno también han interpuesto otras dos denuncias de carácter administrativo por conducción bajo los efectos del alcohol.

Etiquetas
stats