Soluciones a los desahucios, desde Córdoba al mundo

Activistas de Stop Desahucios, en el Pleno | MADERO CUBERO
El Tribunal Internacional de Desalojos celebra su primera reunión regional con los estudiantes del Laboratorio Jurídico antidesahucios cuyas propuestas se elevarán al Foro Social en Quito

El Tribunal Internacional de Desalojos es un organismo de carácter ético para visualizar a escala mundial la carencia de instrumentos jurídicos y políticos para preservar el derecho a la vivienda. Este martes, este tribunal celebra por primera vez una sesión a nivel regional y lo hace estrenándose en Córdoba, donde los alumnos del Laboratorio Jurídico sobre Desahucios son los encargados de dar respuesta y ofrecer soluciones para legislar sobre los desahucios, unas propuestas que serán elevadas al Foro Social que en octubre se celebra en Quito (Perú).

"Soluciones para el futuro". Eso es lo que busca este tribunal de carácter ético, según uno de sus miembros, Yves Cabanne, que en Córdoba estará acompañado por representantes de instituciones y sociedad civil que han aportado su apoyo a esta iniciativa: la Oficina de la Vivienda del Ayuntamiento, el área de Vivienda de la Junta de Andalucía, la plataforma Stop Desahucios y la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDH-A), además de por el Fiscal de la Audiencia Provincial, Fernando Santos de Urbaneja.

Ante ellos se mostrarán varios casos reales de familias que han sufrido un desahucio o están en proceso de sufrirlo. Las voces de los protagonistas de estos dramas serán quienes expongan la realidad: una mujer desahuciada, de etnia gitana con su marido discapacitado e hijos a cargo, que perdieron su vivienda y fueron desahuciados dos veces más de alquiler; una familia marroquí en trámite de desahucio que firmó la hipoteca sin conocer el idioma o una pareja de personas mayores que avalaron a su hijo autónomo y se encuentran en fase de desahucio, ejemplos del día a día de los desalojos.

Casos ante los que los estudiantes del Laboratorio Jurídico sobre Desahucios pondrán sus conocimientos para ofrecer respuestas, soluciones para legislar y establecer políticas que impidan casos como éstos. Recomendaciones de estudiantes de tercer Grado de Derecho de la Universidad de Córdoba que, en un futuro, serán quienes apliquen la justicia o bien legislen y que, desde ya, crecen con la realidad de los desahucios presente.

"En la agenda (internacional) que se construyendo para el futuro se habla muy poco de los desahucios", advierte Cabannes, "no hay indicadores mundiales sobre desalojos". Y, frente a eso, "los movimientos sociales pidieron crear este Tribunal, para dar voz a los que no tienen voz, para mantener este asunto en la agenda política y, sobre todo, para dar soluciones".

Soluciones a un problema que se da en todo el mundo y que, además de crear víctimas en los más vulnerables económicamente, se ceba con ciertos segmentos de la población: "Son vulnerables por ser mujer, por ser migrante, por ser joven o por ser anciano", enumera Cabanne sobre los rostros de quienes sufren en mayor medida los desahucios en todo el mundo.

Ahora, con esta iniciativa en Córdoba, los estudiantes del Laboratorio Jurídico sobre Desahucios dan así un paso más en su labor de llevar la formación a la práctica con propuestas legislativas concretas, como herramientas para cambiar la realidad, que ya llevaron al Parlamento Andaluz y al Congreso de los Diputados en años anteriores.

Tras la sesión que este martes se celebra en Córdoba, Huelva será la sede de una segunda sesión andaluza y, en los próximos meses el Tribunal Internacional de Desalojos desarrollará su labor en Taiwán, Camerún, México, Argentina e India, para llevar un documento final de conclusiones al Foro Social en Quito este otoño, donde se dibujará la agenda internacional donde tratar los asuntos más relevantes para los próximos veinte años.

Etiquetas
stats