UGT pide precaución ante el fin de las jornadas intensivas y la reincorporación postvacacional

Un albañil trabaja en la construcción de un edificio

Con la llegada del mes de septiembre y los últimos coletazos del verano, las jornadas intensivas o preventivas del estrés térmico recogidas en algunos convenios llegan a su término, así como se produce la reincorporación tras las vacaciones de muchos trabajadores y trabajadoras. Un final que no implica que se deje de extremar la precaución y que no se mantenga la obligatoriedad en el cumplimiento de las medidas preventivas en materia de riesgos laborales para garantizar la integridad física y psicosocial de los trabajadores y trabajadoras en el desempeño de sus funciones. 

Por este motivo, el secretario de Acción Sindical y Salud Laboral de UGT Córdoba, Jaime Sarmiento, hace un llamamiento a los empresarios para el cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y otras normativas relacionadas con la materia, al mismo tiempo que recuerda a los trabajadores y trabajadoras que la salud en el trabajo es un derecho, pero también una obligación. Además, Sarmiento añade que este año se producirán más reincorporaciones en estas fechas, “ya que al regreso de las vacaciones tenemos que sumar que algunas empresas retoman la presencialidad después de muchos meses apostando por el teletrabajo o con empleados en ERTE”. Para una mejor adaptación, desde el sindicato recomiendan “una incorporación progresiva con un mayor control de los turnos y ritmos de trabajo para facilitar esta aclimatación”, señaló Sarmiento.

Por ello, una vez más, UGT se ofrece para asesorar o facilitar toda la información que sea necesaria en materia de PRL para evitar los accidentes por estrés térmico. Asimismo, el sindicato recuerda a los empresarios que la vulneración de la Ley y de las normativas de legislación laboral tiene como consecuencia sanciones y responsabilidad de carácter civil, incluso penal, ya que las empresas son las últimas responsables de garantizar la seguridad en el trabajo y de proporcionar todas las medidas de prevención a sus empleados.

En esta misma línea, UGT Córdoba advierte que con el paulatino aumento de las temperaturas año a año debido al cambio climático, aún se pueden dar días de temperaturas muy altas y avisos por calor en lo que queda de verano. Durante los mismos, las empresas deberán adoptar todas las medidas pertinentes para garantizar la seguridad de los trabajadores y evitar accidentes por estrés térmico. Incluso, con el establecimiento nuevamente de jornadas intensivas en días con avisos de la AEMET si fuese necesario.

Finalmente, el sindicato también recuerda la existencia del RD 486/97, que establece las temperaturas máximas de los centros de trabajo cerrados (talleres, oficinas y despachos) en 25 grados, permitiendo una variación de hasta dos grados por ahorro energético.

Etiquetas
Publicado el
1 de septiembre de 2021 - 04:22 h