Un trabajo de la UCO cifra en 100 millones las pérdidas en materia hidráulica y agrícola por la erupción del Cumbre Vieja

La erupción del volcán Cumbre Vieja en la isla de La Palma duró 85 días, convirtiéndose en la erupción más larga registrada en la isla y dejando tras de sí cuantiosas pérdidas económicas tras arrasar pueblos, hogares y también zonas agrícolas. Ahora el Trabajo Fin de Máster (TFM) de la alumna del Máster de Ingeniería Agronómica de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y de Montes de la Universidad de Córdoba (Etsiam-UCO) Miriam Martín valora las pérdidas en materia de infraestructuras hidráulicas y superficie agrícola en casi 100 millones.

Tal y como ha indicado la UCO en una nota, multitud de infraestructuras y superficie cultivada quedaron sepultadas por la lava y la ceniza, haciendo económicamente inviable su reposición. Con el objetivo de valorar el impacto de este fenómeno, Martín ha centrado su TFM en las infraestructuras hidráulicas afectadas, principalmente depósitos y redes de riego, y la superficie agrícola, realizando una valoración de los daños ocasionados.

El TFM de Miriam Martín, que ha contado con una beca semillero del VII Plan Propio Galileo de la UCO, ha sido dirigido por los investigadores de la Unidad de Excelencia - Departamento de Agronomía de la UCO (Dauco) Emilio Camacho y Rafael González.

Una de las zonas afectadas por la erupción fue la que suministraba agua desde la zona de Los Barros hasta El Manchón, en el término municipal de Los Llanos de Aridane. La colada volcánica dividió dicha zona por la mitad dejando el área de El Manchón al sur de la misma. Para conocer las pérdidas ocasionadas, el trabajo recoge un inventario de la superficie afectada por la colada volcánica, “cuyas pérdidas ascienden a 85.742.876 euros”.

Además del cálculo de las pérdidas por superficie sepultada, este trabajo establece “el impacto económico de las infraestructuras hidráulicas afectadas en 7.663.930 europs para infraestructuras de almacenamiento (depósitos privados, principalmente) y en 2.785.074 euros para infraestructuras de distribución (canales y conducciones)”.

En este último valor se diferencia entre conducciones entubadas (pérdidas de 2.140.670 euros) y canales construidos con hormigón (pérdidas de 644.404 euros). En cuanto a los hidrantes, que son los sistemas que aseguran el suministro de agua en redes comunitarias, los daños han sido de 64.247 euros.

Por tanto, las pérdidas ocasionadas por el volcán teniendo en cuenta tanto superficie agrícola sepultada por la colada como las infraestructuras ascienden a 96.298.714 euros. Si las conducciones se fueran a instalar actualmente, supondría un “coste muy superior al establecido, ya que los precios se han incrementado considerablemente en los últimos meses”. Las conducciones entubadas ascenderían a 5.342.718 euros y los canales a 1.253.424 euros, si se actualizasen los precios.

Con esta información, Martín, bajo la supervisión de sus tutores, ha llevado a cabo la búsqueda de superficie agrícola útil y una modernización de las infraestructuras que darían servicio a esa superficie cultivada. Teniendo en cuenta las características de las zonas, las fuentes de suministro y las infraestructuras existentes se ha seleccionado la zona de Los Barros como la mejor para desarrollar las nuevas redes.

Usando el programa 'WaterNetGen' se ha realizado la simulación de la alternativa de la red de riego seleccionada, ubicada en Los Barros, buscando la máxima eficiencia en el sistema, supliendo la demanda, siguiendo las trazas de las conducciones actuales y valorando su viabilidad económica.

Para esta nueva red se han seleccionado conducciones de acero galvanizado de diferentes diámetros (rugosidad de 0,3 mm) que darán suministro a 199 hidrantes de tres pulgadas (15 litros por segundo) en turnos de cuatro horas. Las conducciones ascenderían a un coste total de 5.651.350 euros.

De esta manera, se obtiene no solo una valoración de las pérdidas económicas en el regadío de la isla, sino también una opción viable para reconstruir la red de riego.

La erupción del volcán Cumbre Vieja en la isla de La Palma duró 85 días, convirtiéndose en la erupción más larga registrada en la isla y dejando tras de sí cuantiosas pérdidas económicas tras arrasar pueblos, hogares y también zonas agrícolas. Ahora el Trabajo Fin de Máster (TFM) de la alumna del Máster de Ingeniería Agronómica de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y de Montes de la Universidad de Córdoba (Etsiam-UCO) Miriam Martín valora las pérdidas en materia de infraestructuras hidráulicas y superficie agrícola en casi 100 millones.

Tal y como ha indicado la UCO en una nota, multitud de infraestructuras y superficie cultivada quedaron sepultadas por la lava y la ceniza, haciendo económicamente inviable su reposición. Con el objetivo de valorar el impacto de este fenómeno, Martín ha centrado su TFM en las infraestructuras hidráulicas afectadas, principalmente depósitos y redes de riego, y la superficie agrícola, realizando una valoración de los daños ocasionados.

El TFM de Miriam Martín, que ha contado con una beca semillero del VII Plan Propio Galileo de la UCO, ha sido dirigido por los investigadores de la Unidad de Excelencia - Departamento de Agronomía de la UCO (Dauco) Emilio Camacho y Rafael González.

Una de las zonas afectadas por la erupción fue la que suministraba agua desde la zona de Los Barros hasta El Manchón, en el término municipal de Los Llanos de Aridane. La colada volcánica dividió dicha zona por la mitad dejando el área de El Manchón al sur de la misma. Para conocer las pérdidas ocasionadas, el trabajo recoge un inventario de la superficie afectada por la colada volcánica, “cuyas pérdidas ascienden a 85.742.876 euros”.

Además del cálculo de las pérdidas por superficie sepultada, este trabajo establece “el impacto económico de las infraestructuras hidráulicas afectadas en 7.663.930 europs para infraestructuras de almacenamiento (depósitos privados, principalmente) y en 2.785.074 euros para infraestructuras de distribución (canales y conducciones)”.

En este último valor se diferencia entre conducciones entubadas (pérdidas de 2.140.670 euros) y canales construidos con hormigón (pérdidas de 644.404 euros). En cuanto a los hidrantes, que son los sistemas que aseguran el suministro de agua en redes comunitarias, los daños han sido de 64.247 euros.

Por tanto, las pérdidas ocasionadas por el volcán teniendo en cuenta tanto superficie agrícola sepultada por la colada como las infraestructuras ascienden a 96.298.714 euros. Si las conducciones se fueran a instalar actualmente, supondría un “coste muy superior al establecido, ya que los precios se han incrementado considerablemente en los últimos meses”. Las conducciones entubadas ascenderían a 5.342.718 euros y los canales a 1.253.424 euros, si se actualizasen los precios.

Con esta información, Martín, bajo la supervisión de sus tutores, ha llevado a cabo la búsqueda de superficie agrícola útil y una modernización de las infraestructuras que darían servicio a esa superficie cultivada. Teniendo en cuenta las características de las zonas, las fuentes de suministro y las infraestructuras existentes se ha seleccionado la zona de Los Barros como la mejor para desarrollar las nuevas redes.

Usando el programa 'WaterNetGen' se ha realizado la simulación de la alternativa de la red de riego seleccionada, ubicada en Los Barros, buscando la máxima eficiencia en el sistema, supliendo la demanda, siguiendo las trazas de las conducciones actuales y valorando su viabilidad económica.

Para esta nueva red se han seleccionado conducciones de acero galvanizado de diferentes diámetros (rugosidad de 0,3 mm) que darán suministro a 199 hidrantes de tres pulgadas (15 litros por segundo) en turnos de cuatro horas. Las conducciones ascenderían a un coste total de 5.651.350 euros.

De esta manera, se obtiene no solo una valoración de las pérdidas económicas en el regadío de la isla, sino también una opción viable para reconstruir la red de riego.

La erupción del volcán Cumbre Vieja en la isla de La Palma duró 85 días, convirtiéndose en la erupción más larga registrada en la isla y dejando tras de sí cuantiosas pérdidas económicas tras arrasar pueblos, hogares y también zonas agrícolas. Ahora el Trabajo Fin de Máster (TFM) de la alumna del Máster de Ingeniería Agronómica de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y de Montes de la Universidad de Córdoba (Etsiam-UCO) Miriam Martín valora las pérdidas en materia de infraestructuras hidráulicas y superficie agrícola en casi 100 millones.

Tal y como ha indicado la UCO en una nota, multitud de infraestructuras y superficie cultivada quedaron sepultadas por la lava y la ceniza, haciendo económicamente inviable su reposición. Con el objetivo de valorar el impacto de este fenómeno, Martín ha centrado su TFM en las infraestructuras hidráulicas afectadas, principalmente depósitos y redes de riego, y la superficie agrícola, realizando una valoración de los daños ocasionados.

Únete al canal de difusión de Cordópolis en Telegram

Cada mañana, recibe un resumen de nuestra portada, con las noticias más destacadas y la última hora. Telegram se ha convertido en los últimos meses en un canal de difusión clave en todo el mundo. Cordópolis fue el primer medio de comunicación cordobés en tener un altavoz personalizado (no un bot) en Telegram. Súmate en t.me/cordopolis