Los sindicatos advierten que España entrará en recesión si no se suben los salarios

Asamblea de CCOO y UGT en Córdoba

El secretario general de CCOO, Unai Sordo, ha avisado este martes que “si la CEOE persiste en devaluar los salarios” logrará “acelerar una recesión” en España, en lo cual ha coincidido el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, quien ha asegurado que “sin subida de salarios la eficacia económica decae”.

Así lo han afirmado ambos líderes sindicales nacionales en Córdoba, donde han participado, junto a las secretarias generales de CCOO de Andalucía, Nuria López, y de UGT Andalucía, Carmen Castilla, en una asamblea para la movilización que ambos sindicatos han convocado en Madrid para el próximo 3 de noviembre, bajo el lema 'Salario o conflicto'.

En este sentido, Unai Sordo ha defendido que “España necesita que en la negociación de los convenios colectivos de este año y de 2023 se plante en clave de conflicto allí donde no haya acuerdos salariales razonables, porque CEOE y Cepyme están teniendo una actitud de absoluta falta de corresponsabilidad con las necesidades de nuestro país”.

“Lo que está ocurriendo en España es tan sencillo --ha argumentado-- como que las empresas están repercutiendo el incremento de los costes de la energía, de los alimentos y de las materias primas a los precios al consumo que pagan las familias trabajadoras, y lo están haciendo para salvaguardar sus beneficios empresariales y los dividendos de los accionistas de las empresas”.

El problema, según ha lamentado Sordo, es que, “a la vez, intentan congelar los salarios, para que no sean mejorados en la misma medida que están subiendo los precios y para salvaguardar sus beneficios”, y ello, según ha subrayado, “no es defendible desde un punto de vista de justicia social, ni de justicia salarial, pero tampoco lo es desde un punto de vista de eficacia económica”.

En consecuencia, “si CEOE sigue empeñada en la estrategia de devaluación de los salarios en España, va a conseguir acelerar una recesión en nuestro país”, que se convertirá en “un problema para los trabajadores, pero también para el tejido de pequeñas y de medianas empresas de nuestro país”, porque, “si la gente no puede llegar a fin de mes con sus salarios”, pues “no va a consumir un café”, ni tampoco va a “llenar la cesta de la compra”, lo cual “nos mete en una espiral de riesgo recesivo que hay que atajar”.

Ante ello, según ha resaltado, “las propuestas que los sindicatos estamos llevando a las mesas de negociación son razonadas y razonables”, pues no están pidiendo “un convenio nacional de toda España, de todos los sectores y todas las empresas”, lo cual “es una parodia que quiere hacer CEOE para defender una posición indefendible”, dao que lo que los sindicatos plantean, según ha aclarado, “son una serie de criterios salariales para trasladar a 5.000 convenios colectivos de nuestro país, sabiendo que luego la concreción de esos criterios va a ser diversa”.

En cualquier caso, tiene que haber “subidas salariales importantes en este momento y al inicio de 2023, y compromisos de recuperación paulatina del poder adquisitivo”, es decir, “se trata de distribuir de forma equilibrada el impacto de los precios”, pero “CEOE quiere que aquí todo el mundo pague la inflación menos los beneficios de las empresas. En eso se resume la estrategia patronal”, de ahí la necesidad de la manifestación del 3 de noviembre en Madrid.

Por su parte, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha señalado que en España “tenemos el récord” en la Unión Europea (UE) en menor subida salarila, pues “somos el segundo país, por abajo, en el que menos suben los salarios”, aclarando Álvarez que el “conflicto” por los bajos salarios, en cualquier caso, está presente en toda la UE, y “lo estamos viendo estos días en Francia”, y ello a pesar de que “los salarios están subiendo en todos los países, incluso en el caso de Francia, por encima de la inflación”, que “en el caso de Francia es sustancialmente más baja que en España”.

“Por tanto --ha asegurado-- esta es una lucha que no es solo nuestra, sino que lo es del conjunto de países de la Unión Europea y además, en buena parte, del resultado de esta lucha va a depender cómo vamos a salir de la crisis”.

Ello implica, según ha explicado Álvarez, que “sin subida de salarios la eficacia económica decae de manera considerable en toda la Unión Europea”, y no se puede olvidar, según ha subrayado, que “los salarios son los que van a ayudar a tirar del consumo y el consumo, justamente, es el que va a permitir mantener o incrementar el crecimiento de la economía”.

Por eso, el líder nacional de UGT ha insistido en que es preciso “que se enteren las patronales, que se enteren los empresarios de este país: hay que subir los salarios. Tenemos que conseguir, por lo menos, que los trabajadores podamos vivir el año que viene en las mismas condiciones en las que estamos viviendo este año, y eso quiere decir cláusulas de revisión salarial, que las los salarios tengan una relación con la subida de los precios”.

“No hay ninguna razón para no subir los salarios --ha indicado--, pues las empresas están teniendo beneficios récord, los tienen las grandes y las pequeñas”, a pesar de que “se quejan permanentemente, pero ellos sí que han trasladado a los precios de sus productos las subidas del coste de la vida”, y “ahora se trata de que los trabajadores también lo podamos hacer a través de los convenios colectivos, que es el mecanismo que tenemos para subir los salarios”.

Por último, Álvarez ha defendido que la subida salarial es “una medida que, desde el punto de vista económico, tiene todo el sentido”, dado que “la subida de los salarios va a acompañar a un crecimiento a la economía en nuestro país”, en el que “el consumo interno tiene que crecer”, puesto que “es el que va a hacer que se creen nuevos puestos de trabajo” en España.

Etiquetas
stats