El puerto de Algeciras apuesta por el ramal 'cordobés' para exportar sus mercancías a la Península y a Europa

Ferrocarril de mercancías en Córdoba

El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA) ha aprobado por unanimidad la Declaración institucional de apoyo a la Iniciativa Ramal Central, manifestando su adhesión mediante su incorporación y participación como socio de la Asociación Red de Ciudades Ramal Central, constituida el pasado 21 de enero de 2021 en el transcurso de un acto en el que participaron medio centenar de ciudades, gobiernos autonómicos, organizaciones empresariales y compañías del sector marítimo e industrial, entre otras. Esta iniciativa prevé que las mercancías de este puerto circulen por el corredor que devuelve la importancia a Córdoba como nudo logístico principal para la entrada y salida de Andalucía.

Eso sí, la patronal de Algeciras sabe que la propuesta retrasará hasta 2025 la construcción de este importante ramal ferroviario, que es el que más interesa a una ciudad como Córdoba. Si finalmente el Gobierno acepta este planteamiento, Córdoba se convertiría en el gran nudo logístico de Andalucía. Todas las mercancías que entrasen o saliesen de la región tendrían que pasar obligatoriamente por Córdoba.

En esencia es lo mismo que ocurre ahora con la alta velocidad. Todos los trenes que entran o salen de Andalucía pasan por Córdoba y la gran mayoría para. Ahora, se está construyendo un by-pass, una circunvalación, para no saturar demasiado la estación de Córdoba, y también para agilizar la conexión de los trenes entre Sevilla y Málaga, que no tengan obligatoriamente que reducir velocidad en Córdoba.

No obstante, el tráfico de mercancías iría por una vía diferente: el actual ramal Córdoba-Bobadilla que prosigue luego recorrido hasta Algeciras. Para hacerlo con un ancho internacional el Gobierno tiene que ejecutar unas obras de reforma millonarias, pero no más costosas que construir un nuevo ramal ferroviario.

El puerto sigue creciendo 

El Puerto de Algeciras cerró 2020 con un crecimiento del 35% en sus tráficos ferroviarios, alcanzando su mayor actividad a pesar de las limitaciones de la única vía que le conecta con los mercados, el Ramal Central (Algeciras-Bobadilla/Antequera-Córdoba-Madrid) de los corredores prioritarios Mediterráneo y Atlántico. Las cifras de crecimiento se han repetido este enero con un 26% más de actividad que en el mismo mes del año anterior. Sin embargo, el actual estado de la decimonónica infraestructura (de vía única, sin ERTMS, sin electrificar, sin apartaderos de 750 metros y por la que circulan tanto mercancías como trenes de pasajeros) limita esta evolución que permite dar salida de forma competitiva y sostenible al creciente tráfico de import/export que han captado y fidelizado las terminales del Puerto de Algeciras.

También están pendientes los proyectos que debe ejecutar ADIF con cargo al Fondo de Accesibilidad Terrestre de Puertos del Estado necesarios para avanzar en la Autopista Ferroviaria que conectará la dársena andaluza con Zaragoza, que requiere además de lo anterior, de aumento de gálibos en algunos túneles. De forma adicional, la Autoridad Portuaria analiza la mejora del tramo que conecta la terminal ferroportuaria de Isla Verde Exterior, con la de San Roque Mercancías / ZAL Guadarranque, punto de concentración de cargas de import/export procedentes tanto del Puerto de Algeciras como del 2º polo químico de la Península del que parten convoyes con destino Madrid, Barcelona y Tarragona.

Lo que dice Europa

En noviembre de 2013 el Parlamento Europeo aprobó el mapa inicial de la Red Transeuropea de Transportes (TEN-T), formada por nueve corredores que vertebran Europa y que ha sido actualizada el 1 de enero de 2021. Dos de los corredores, el Mediterráneo y el Atlántico, comienzan en la Península Ibérica, y ambos integran en su recorrido el tramo Algeciras-Bobadilla/Antequera-Córdoba-Madrid, más conocido como Ramal Central. Desde entonces las inversiones han sido mínimas con la consecuencia de que no se han alcanzado los requisitos establecidos en el Reglamento (UE) Nº 1315/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo Europeo de 11 de diciembre de 2013.

Por todo ello los coordinadores europeos de los corredores Mediterráneo y Atlántico, Iveta Radičová y Carlos Secchi, respectivamente, han mostrado también su preocupación ante el estado de la vía que “crea una situación muy difícil para el puerto de Algeciras, el cuarto mayor puerto de la UE en términos de tonelaje”. Radičová y Secchi consideran que “desde la perspectiva de ambos corredores, el enlace ferroviario Algeciras-Bobadilla debe considerarse en el contexto más amplio de un tramo crucial entre el puerto y Madrid. También es absolutamente fundamental para el desarrollo de una solución de transporte ecológico entre las líneas marítimas de corta distancia que operan en la cuenca del Mediterráneo occidental y las de larga distancia con parada en Algeciras”.

Etiquetas
Publicado el
26 de febrero de 2021 - 05:30 h
stats