La presencialidad marca una nueva vuelta al cole con la vista puesta en la evolución de la pandemia

Imagen de la vuelta al colegio el curso pasado | ÁLEX GALLEGOS

Este viernes 10 de septiembre se dará el pistoletazo de salida a un nuevo curso escolar en Infantil, Primaria y Educación Especial en la provincia de Córdoba. Se hará de nuevo con el Covid19 presente pero esta vez con la máxima presencialidad, establecida por la Consejería de Educación dada la evolución de la pandemia y la vacunación entre los alumnos a partir de 12 años y entre el profesorado y personal no docente de los centros educativos.

Así, la distancia de seguridad, el uso de gel y mascarilla, la flexibilización horaria para entradas y salidas apulatinas, y los grupos burbujas, estarán entre las medidas para el regreso a las aulas, con la vista puesta en la evolución de la pandemia. Pero, en este curso, con la presencialidad en las clases como norma. En todos los ciclos educativos la presencialidad será obligatoria, permitiendo clases telemáticas a partir de 3º de la ESO cuando el distrito sanitario del centro esté en niveles 3 o 4 de alerta por la Covid.

En este segundo inicio de curso en pandemia, el protocolo Covid ha quedado establecido por las instrucciones dadas por la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía a los centros educativos, teniendo en cuenta el grado de vacunación entre el profesorado y parte del alumnado, pero teniendo presentes que los escolares hasta 11 años aún no han podido vacunarse contra el coronavirus. Por eso, con parte de la población fuera aún de la campaña de vacunación, es necesario continuar con las medidas de higiene y prevención establecidas ya en el curso pasado.

Los más de 150.000 alumnos cordobeses de enseñanzas no universitarias -entre Infantil, Primaria y Especial que empiezan este viernes, más los de Secundaria, Bachillerato, Formación Profesional, Artes y Educación Permanente que lo harán el 15 de septiembre- se reparten en 383 centros educativos, entre los 308 públicos y 75 concertados.

Medidas preventivas frente a la Covid

Entre las medidas preventivas contra los contagios de Covid, se modifica la distancia de seguridad entre alumnos, que pasa de 1,5 metros el curso pasado a 1,2 este año, si la pandemia se mantiene en niveles de baja transmisión y el municipio se encuentra en nivel alerta uno o dos, como actualmente.

Lo que sí seguirá igual que el curso pasado es el uso de gel hidroalcohólico con dispensadores por el centro educativo y el uso de la mascarilla, obligatoria en todo momento en el centro escolar, a excepción de los menores de 6 años que tienen que llevarla. No obstante, para los alumnos de entre 3 y 6 años también será obligatorio el uso de mascarilla fuera de su clase o grupo de convivencia (entrada y salida del centro, transporte escolar, zonas comunes, recreo etc). 

Asimismo, se mantendrá la flexibilización horaria para establecer una entrada y salida del alumnado paulatina, sin grandes aglomeraciones, en función del número de puertas del centro y el tamaño de este. La flexibilización podrá llegar a ser de una hora de diferencia entre grupos.

Igualmente, las medidas establecidas por Educación señala el mantenimiento de los grupos burbuja, de manera que estén establecidos los grupos de convivencia entre alumnos, limitando el número de contactos de los menores, sobre todo para frenar posibles contagios. Y en el aula, cada alumno ocupará siempre el mismo espacio, de manera que sea posible identificar en caso de contagio a los contactos cercanos de un caso positivo.

Si se detecta un caso positivo, la Junta de Andalucía quiere plantear distinciones entre los contactos mayores de 12 años que den negativo y tengan la pauta completa de vacunación, de manera que no tenga que seguir la cuarentena. Para el resto, se seguirá la cuarentena de 10 días de aislamiento desde el último contacto con un caso confirmado.

El número de docentes que interviene en un grupo de convivencia escolar deberá ser el menor posible, atendiendo a las enseñanzas y etapas concretas. Para ello, se buscarán modelos en los que se tengan en cuenta las distintas atribuciones o habilitaciones del profesorado concreto de cada centro educativo, para el desarrollo de los distintos ámbitos, áreas, asignaturas, materias o módulos. 

Coordinación Covid desde la dirección del centro

La coordinación Covid del centro la asumirá la dirección del mismo, pudiendo delegar funciones en el resto de miembros del equipo directivo. Excepcionalmente podrá también delegar esta coordinación Covid en el miembro del claustro de profesores que hubiese ejercido esa función durante el curso 20-21. El coordinador Covid será quien mantenga el contacto con la persona de enfermería referente, que dirigirá y coordinará las actuaciones a realizar ante sospecha o confirmación de casos en un centro.

Los centros docentes de Infantil, Primaria, y en los dos primeros curso de Secundaria podrán establecer medidas de ajuste de los grupos de alumnos para aumentar la distancia interpersonal. Podrán consistir en la realización de desdobles que permitan bien crear más grupos de un mismo nivel o bien grupos mixtos. Igualmente, los centros podrán agrupar las distintas asignaturas en ámbitos de conocimiento en función de la habilitación del profesorado disponible en el centro docente.

Los centros docentes que imparten tercero y cuarto de ESO, Bachillerato, Formación Profesional Inicial y Enseñanzas de Régimen Especial podrán adoptar una organización curricular flexible solamente en el caso de que el municipio donde radican se encuentre en los niveles de alerta 3 o 4. En ese caso, podrán implantar dos posibles modelos que no son excluyentes: docencia sincrónica (presencial y telemática) y docencia en modalidad semipresencial, con asistencia parcial del grupo en los tramos horarios presenciales.

Etiquetas
Publicado el
10 de septiembre de 2021 - 06:00 h