Podemos y el movimiento memorialista "suspenden" al gobierno de Moreno en materia de memoria democrática

Martina Velarde con representantes de colectivos memorialistas.

La secretaria general de Podemos Andalucía y diputada por Córdoba de Unidas Podemos en el Congreso, Martina Velarde, y el movimiento memorialista andaluz, con cuyos representantes se ha reunido en Córdoba, un día después de que se cumplan 85 años del golpe de Estado militar contra la II República que derivó en 40 años de dictadura franquista, han coincidido este lunes en dar un "suspenso" en materia de memoria democrática al gobierno andaluz que preside Juanma Moreno (PP).

En este sentido y en rueda de prensa, acompañada del secretario de Comunicación de Podemos Andalucía, Javier García, la líder andaluza de la formación morada ha expresado su apoyo "sin fisuras" a las reivindicaciones del movimiento memorialista andaluz, en cuanto al desarrollo y el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía.

Así, Velarde ha dejado claro que desde Podemos Andalucía van "a apoyar siempre" al movimiento memorialista andaluz porque, según ha recordado, "Andalucía fue uno de los lugares más afectados por un genocidio que ha dejado en nuestra tierra al menos 708 fosas comunes y 45.000 asesinados", hasta el punto de que "en tan solo tres provincias andaluzas, Granada, Cádiz y Sevilla, hubo más asesinados que los 30.000 desaparecidos de la sangrienta dictadura argentina, mientras que en Córdoba o Málaga se doblan las víctimas de la dictadura de Pinochet en Chile".

Para Velarde, la llegada al Gobierno andaluz de Moreno, "apoyado por los herederos ideológicos franquismo, ha significado un parón y una marcha atrás en las políticas públicas de memoria, consiguiendo que tengamos una Andalucía peor, con un Gobierno que no cumple con la Ley de Memoria Democrática andaluza, que ha recortado el presupuesto, que ha eliminado las subvenciones en esta materia y que ha invisibilizado a víctimas y colectivos".

A este respecto, la secretaria general de Podemos Andalucía ha criticado que, debido al "abandono" del Gobierno andaluz de PP y Cs, "seguimos sintiendo la vergüenza de tener los restos del genocida Queipo de Llano enterrado en la Basílica de la Macarena, el mismo que ordenó la muerte de Federico García Lorca, de Blas Infante o el bombardeo a las 250.000 personas de 'La Desbandá', acabando con la vida de entre 5.000 y 10.000 de ellas".

Por ello, es fundamental "que se constituya una comisión parlamentaria de memoria, para controlar el trabajo del Gobierno andaluz en esta materia, desde la ejecución presupuestaria, hasta el grado de cumplimiento de la Ley de Memoria", porque en este asunto el Ejecutivo andaluz "tiene un suspenso, un muy deficiente, y por eso vamos a estar junto al movimiento memorialista allí donde nos precise, desde las instituciones y hasta en la calle".

Movimiento memorialista

Por su parte, el portavoz de la Asamblea Memorialista Andaluza, Luis Naranjo, ha pedido a la formación morada "su apoyo y su aportación organizativa, de cara a una gran concentración unitaria frente a San Telmo", que, junto con la Coordinadora Andaluza de Memoria, el colectivo memorialista lleva tiempo preparando y cuya celebración está prevista para después de este verano.

La idea es que el movimiento memorialista, apoyado por sindicatos, asociaciones, partidos políticos progresistas y democráticas plantee al Gobierno andaluz dos exigencias, "el fin de la política negacionista, equidistante y de contramemoria que está realizando, y que supone más una defensa de la memoria franquista que de la democrática, y el desarrollo y la aplicación de una la Ley de Memoria Democrática de Andalucía que a día de hoy está totalmente paralizada".

Por su parte, la delegada territorial de la Coordinadora por la Memoria Histórica y Democrática de Andalucía, ha coincidido con Naranjo en la importancia de dar cumplimiento a la Ley andaluza y en la necesidad de ejecución de los presupuestos en esta materia de memoria.

En este sentido, ha señalado que "venimos a denunciar la necesidad de dar cumplimiento a la Ley de Memoria andaluza, la necesidad de ejecutar unos presupuestos que tienen ser algo más que un mero papel escrito y, como ha dicho mi compañero, la política totalmente negacionista del Gobierno de la Junta de Andalucía, que ha paralizado todas las políticas puestas en marcha por anteriores gobiernos".

Etiquetas
Publicado el
20 de julio de 2021 - 04:27 h