La Junta distingue a 14 nuevas zonas cardioaseguradas en la provincia

Entrega de los distintivos a los responsables de las instituciones.

La Consejería de Salud y Familias ha concedido la distinción de zona cardioasegurada a 14 nuevos espacios en la provincia de Córdoba distribuidas entre el Colegio Oficial de Enfermería, el centro logístico de emergencias de Cruz Roja Andalucía en Córdoba y las instalaciones de Cruz Roja España en Puente Genil, el Ayuntamiento y el Auditorio Municipal de Lucena o las clínicas José Ávila Castellano y Antia y Fernández en Córdoba.

Así lo ha indicado la Junta de Andalucía en una nota en la que ha detallado que el resto de distinciones se han concedido al Hogar Residencia San Rafael en Montilla, Synergym (Córdoba), la Residencia de Personas Mayores 'Santísimo Cristo de los Remedios' en La Rambla, los colegios públicos Poeta Molleja en Villa del Río y Márquez de Guadalcázar, el IES Florencio Pintado en Peñarroya-Pueblonuevo y la empresa EPG Salinas en Córdoba.

La Empresa Pública de Emergencias Sanitarias ha certificado la formación en soporte vital básico y en el uso de desfibriladores automáticos de estas entidades que disponen de los DEA (desfibrilador automático) con las condiciones que rige la normativa.

Según lo establecido en la Orden de 4 de junio de 2013 (BOJA 113/2013), la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias es la encargada de la gestión y registro de las organizaciones que disponen del certificado de zona cardioasegurada, que constata que dichas instituciones han formado a sus profesionales y han ubicado desfibriladores en sus instalaciones, en el número y los lugares adecuados.

Reconocimientos todos ellos que certifican que las instalaciones públicas y privadas distinguidas disponen de personal entrenado para actuar ante una parada cardiaca. La delegada de Salud y Familia, María Jesús Botella, ha sido la encargada de hacer entrega de estos distintivos a los responsables de estas instituciones, en un acto que ha tenido lugar en la sala de juntas de la delegación territorial de Salud y Familias de Córdoba y que ha contado con la presencia del director del servicio provincial de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias 061, Antonio Mantero.

Según ha manifestado Botella, "los profesionales de estas instalaciones acreditadas están capacitados para actuar de forma inmediata en caso de presenciar una parada cardiorrespiratoria, sumando sinergias a la posterior asistencia por parte de los equipos de emergencias sanitarias, con el objetivo de disminuir la mortalidad y las graves secuelas que puede producir, a través de una excelente actuación inicial".

En la actualidad, existen 66 organizaciones diferentes de Córdoba y provincia que disponen ya del distintivo de zona cardioasegurada que concede la Consejería de Salud y Familias, a través de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias, a las instituciones que lo solicitan y cumplen una serie de requisitos.

Junto a las mencionadas, son zonas cardioaseguradas el Instituto de Educación Secundaria Colonial de la localidad de Fuente Palmera, el Instituto Luis Carrillo de Sotomayor de Baena y el Instituto Mario López Ceja de Bujalance.

Igualmente, el Campus Universitario de Córdoba cuenta con todas sus instalaciones cardioaseguradas (las facultades de Educación, Trabajo, Medicina y Enfermería, Derecho y Ciencias Económicas y Empresariales, Filosofía y Letras, la Escuela Politécnica Superior de Belmez, el Aulario Averroes, el Edificio departamental de Producción Animal y el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales instalados en el Campus Universitario de Rabanales, los edificios Vial Norte, Pedro López de Alba y de Gobierno, así como el Colegio Mayor y el Rectorado de la universidad).

También son zonas cardioaseguradas la subdelegación de Defensa, el mercado central de Córdoba Mercacórdoba, el Colegio Oficial de Veterianos, la estación de tren de Córdoba Central, las instalaciones del pabellón de deportes y la piscina municipal del Ayuntamiento de Iznájar, el campo de fútbol y el pabellón de deportes de Benamejí y Hornachuelos y las instalaciones de instituciones como la Cruz Roja.

En la lista también aparecen el Colegio Oficial de Médicos de Córdoba, la Entidad Local Autónoma de Encinarejo, la Fundación Diocesana de Enseñanza Santos Mártires de Córdoba, el campo deportivo del Ayuntamiento de Almedinilla, la Clínica Recamed SL, la Clínica Colón, la Obra Pía Santísima Trinidad (Residencia San Juan de la Cruz y Residencia Santísima Trinidad) y el centro deportivo Aira Wellness de Córdoba, entre otros.

Requisitos de una zona cardiosegurada

La certificación de zona cardioasegurada se concede a aquellas instituciones que lo solicitan y que cumplen con una serie de requisitos, entre los que se cuenta disponer de un número determinado de desfibriladores externos automatizados en las instalaciones, que deben estar operativos y una ubicación adecuada, de forma que se posibilite que al menos el 75 por ciento de los usuarios de las instalaciones pueda aplicar la desfibrilación en un tiempo no superior a tres minutos.

Además, debe contar con un plan de formación para el personal ofrecido por instituciones pertenecientes al Consejo Español de Reanimación Cardiopulmonar y con un adecuado plan de mantenimiento de los DEA instalados, conforme a sus especificaciones técnicas y recomendaciones de los fabricantes, así como con un protocolo de activación interno para desplazar y utilizar el DEA mientras que se avisa y llegan los servicios de emergencias sanitarias.

Para cumplir con todas estas condiciones, la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias ofrece asesoramiento desde la Dirección del Servicio Provincial del 061 en la provincia cordobesa a la entidad solicitante.

Cadena de supervivencia

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en el mundo occidental y, entre ellas, ocupa un lugar destacado la muerte súbita cardiaca que suele ocurrir, de manera mayoritaria, fuera del entorno hospitalario.

La correcta atención a la parada cardiorrespiratoria consiste en la aplicación precoz de una serie de acciones conocidas como cadena de supervivencia que incluye, por este orden, el reconocimiento de la situación y activación del sistema de emergencias sanitarias, el inicio inmediato de las maniobras de soporte vital básico, la desfibrilación eléctrica precoz y la rápida instauración de las técnicas de soporte vital avanzado.

Etiquetas
Publicado el
30 de abril de 2021 - 04:22 h