REPORTAJE

La inflación dispara los despidos en el sector servicios de Córdoba tras el fin del Mayo Festivo

La dependencia que tiene Córdoba del turismo y del sector servicios la hace víctima de su tan atractivo Mayo Festivo. El pasado mes de mayo, el sector servicios lideró en Córdoba la caída del paro, con 776 desempleados menos, una situación que respondía indiscutiblemente a las numerosas fiestas que se concentran durante los 31 días de mayo, con Cruces, Patios y Feria como estandartes. Sin embargo, la causa de los malos datos que arroja el mes de junio de este año (con más de medio millar de parados) no responden únicamente a la relajación de las citas culturales en el calendario, sino también a una inflación que ha provocado una oleada de despidos, arrojando cifras que no se registraban en los últimos cinco años.

Según los datos difundidos por el Ministerio de Trabajo del Gobierno de España, la agricultura y el sector servicios han sido los dos sectores que más han afectado a la subida del desempleo en este último mes, subiendo en junio en casi 1.000 personas. En concreto, el sector servicios ha sumado 526 desempleados más. En los últimos cinco años, la cifra de paro en este sector ha tenido picos de subida y bajadas, marcados principalmente por la pandemia.

Por ello, para encontrar las posibles causas de este aumento en el desempleo en el sector servicios debemos remontarnos a años en los que no se encontraban influidos por la pandemia. Siendo así, los datos de este año son superiores a los registrados hace más de cinco años, por lo que la inflación y la subida de la energía y de los costes se perfilan como las causas principales que explican estas cifras.

Raúl (nombre ficticio porque prefiere mantener el anonimato) es uno de los tantos empresarios hosteleros que en la ciudad se ha visto afectado por este aumento de los precios. Acaba de arrancar el mes de julio con un cocinero y un camarero menos en plantilla. A ambos se les terminaba el contrato y no los ha renovado porque las cuentas no salen. A cambio, ha hecho una reducción de horarios en los meses de verano para concentrar las horas de trabajo en los fines de semana y por las noches, dado que el calor de Córdoba tampoco ayuda para llenar el negocio.

Este es sólo un caso. Si recurrimos a la hemeroteca, en los últimos cinco años y en el mismo mes a contar -junio-, los servicios siempre han estado en el primer y segundo puesto como sector más afectado por el desempleo, tanto en positivo como en negativo. Así, en 2018, en Córdoba bajó el paro en todos los sectores, siendo de 167 personas en los servicios. En 2019, sin embargo, fue el sector que más desempleados registró, con 298. Los siguientes dos años, 2020 y 2021, han estado marcados por la pandemia y las diferencias entre ellos son abrumadoras. En junio de 2020, España ya se encontraba en plena desescalada después del confinamiento decretado el 13 de marzo. Aún con medidas y restricciones, el sector servicios registró 399 parados menos ya que la economía se fue reactivando muy poco a poco.

La recuperación pospandemia llegó en junio de 2021, con una caída histórica del desempleo en Córdoba en 4.027 personas. La ausencia de restricciones covid permitió la reactivación del turismo y del sector servicios, que registró 2.475 parados menos. Todas estas circunstancias hacen que estudiar las causas de la subida del paro de este último mes haya que encontrarlas analizando la actualidad y comparándola con la que vivió Córdoba en un año con características similares, como fueron 2018 y 2019.

“Junio nos devuelve a la realidad”

La secretaria de Empleo de UGT Córdoba, Francisca Haro, ha valorado para Cordópolis los últimos datos conocidos en el sector servicios, lamentado que la subida en parados rompe con la “tendencia muy positiva en la recuperación de empleo” que la ciudad había vivido el pasado mes de abril, cuando se registraron 2.100 parados menos. “Junio nos ha devuelto a la realidad con una nueva subida del desempleo, propiciada por la excesiva dependencia de nuestra provincia del sector servicios, altamente estacional”.

A ello se suma, argumenta Haro, “a la subida desorbitada y continuada de los precios”. “Ya son muchos los indicadores que nos muestran que el turismo se está resintiendo, no tanto en volumen de visitantes, como en gasto y estancia media de las vacaciones, a pesar de que los expertos aseguraban que se había incrementado la capacidad de ahorro en los hogares españoles en los dos últimos años de pandemia”, denuncia.

Desde UGT apuntan que siempre han defendido que “una mayor capacidad adquisitiva de la ciudadanía está directamente relacionada con una mayor capacidad de consumo y gasto y, como consecuencia, de una mayor necesidad de mano de obra. El problema es que la clase trabajadora y las familias están padeciendo una inflación insostenible, que no se refleja en los salarios, ya que o no se han subido o, en el caso de los que se han subido, se ha hecho muy por debajo del IPC”.

Medidas eficaces para luchar contra la inflación

Por ello, desde el sindicato urgen a la puesta en marcha “de medidas eficaces y directas que frenen este incremento de los precios, así como un incremento salarial en los convenios porque, de lo contrario, esta recuperación que estábamos teniendo corre un serio riesgo de amenaza. Está más que demostrado, si se resiente el turismo y el sector servicios, el empleo en Córdoba cae en picado”.

En definitiva, desde UGT Córdoba apuestan “por tres fórmulas muy claras: una subida de los salarios que dote a la ciudadanía de capacidad de gasto y consumo; medidas estatales que contengan los precios -de una forma especial los de los productos de consumo básicos- así y abordar políticas centrales redistributivas, como la fiscalidad, desde la negociación y el acuerdo en el ámbito del diálogo social; y un buen aprovechamiento de los fondos europeos para caminar hacia un nuevo modelo productivo que reduzca la dependencia de un sector tan estacional y vulnerable a los cambios como el de Servicios.

Por su parte, desde CCOO, Eva Sánchez, ha señalado que, “si bien es cierto que Córdoba es una ciudad muy turística y la provincia también, no tenemos una temporada alta como existe en otros territorios, por ejemplo en la costa”. No obstante reconoce que en abril y en mayo se produce un repunte de contratación por la mayor afluencia de visitantes y es habitual que, pasado el mayo cordobés, haya un aumento del desempleo, especialmente en la hostelería, más que en la hotelería.

“Aunque el turismo tiene un papel fundamental en el sector, no podemos olvidarnos de la demanda interna y en ese ámbito hay que decir que la inflación ha retraído el consumo de las familias que, además, están pensando en las vacaciones. A todo esto se une que la hostelería es junto al campo el sector con mayor temporalidad y aún no se han terminado de ver los efectos de la reforma laboral puesto que las empresas tenían todavía tiempo para aplicar la nueva normativa y han seguido tirando de la contratación temporal”, señala Sánchez.

El presidente de los hoteleros achaca el desempleo a la reforma laboral

En este ámbito, el presidente de la Asociación de Empresarios de Hospedaje de Córdoba (Aehcor), Félix Serrano, asegura que, aunque la inflación ha influido negativamente en la contratación en este sector, la reforma laboral también ha provocado esta caída del empleo. “Las empresas turísticas son muy temporales y, evidentemente, no pueden contratar de manera indefinida a los trabajadores”, apunta el empresario, que afirma que, en su caso, “el año pasado tenía a nueve personas contratadas y, este, a seis”.

Según los datos, en Córdoba, durante el mes de junio se han seguido firmando contratos indefinidos, aunque menos que en mayo, que ya supuso una leve caída con respecto a abril. Así, en junio se firmaron casi 11.000 contratos indefinidos, según el Ministerio de Trabajo, un 8,4% menos que en mayo. No obstante, los datos de contratación indefinida son mucho mejores que hace un año debido principalmente a la reforma laboral. Si lo que ha ocurrido en junio en el sector servicios en Córdoba es una anomalía estadística o el principio de una tendencia, está por ver. Lo que está claro es que

La dependencia que tiene Córdoba del turismo y del sector servicios la hace víctima de su tan atractivo Mayo Festivo. El pasado mes de mayo, el sector servicios lideró en Córdoba la caída del paro, con 776 desempleados menos, una situación que respondía indiscutiblemente a las numerosas fiestas que se concentran durante los 31 días de mayo, con Cruces, Patios y Feria como estandartes. Sin embargo, la causa de los malos datos que arroja el mes de junio de este año (con más de medio millar de parados) no responden únicamente a la relajación de las citas culturales en el calendario, sino también a una inflación que ha provocado una oleada de despidos, arrojando cifras que no se registraban en los últimos cinco años.

Según los datos difundidos por el Ministerio de Trabajo del Gobierno de España, la agricultura y el sector servicios han sido los dos sectores que más han afectado a la subida del desempleo en este último mes, subiendo en junio en casi 1.000 personas. En concreto, el sector servicios ha sumado 526 desempleados más. En los últimos cinco años, la cifra de paro en este sector ha tenido picos de subida y bajadas, marcados principalmente por la pandemia.

Por ello, para encontrar las posibles causas de este aumento en el desempleo en el sector servicios debemos remontarnos a años en los que no se encontraban influidos por la pandemia. Siendo así, los datos de este año son superiores a los registrados hace más de cinco años, por lo que la inflación y la subida de la energía y de los costes se perfilan como las causas principales que explican estas cifras.

Raúl (nombre ficticio porque prefiere mantener el anonimato) es uno de los tantos empresarios hosteleros que en la ciudad se ha visto afectado por este aumento de los precios. Acaba de arrancar el mes de julio con un cocinero y un camarero menos en plantilla. A ambos se les terminaba el contrato y no los ha renovado porque las cuentas no salen. A cambio, ha hecho una reducción de horarios en los meses de verano para concentrar las horas de trabajo en los fines de semana y por las noches, dado que el calor de Córdoba tampoco ayuda para llenar el negocio.

Este es sólo un caso. Si recurrimos a la hemeroteca, en los últimos cinco años y en el mismo mes a contar -junio-, los servicios siempre han estado en el primer y segundo puesto como sector más afectado por el desempleo, tanto en positivo como en negativo. Así, en 2018, en Córdoba bajó el paro en todos los sectores, siendo de 167 personas en los servicios. En 2019, sin embargo, fue el sector que más desempleados registró, con 298. Los siguientes dos años, 2020 y 2021, han estado marcados por la pandemia y las diferencias entre ellos son abrumadoras. En junio de 2020, España ya se encontraba en plena desescalada después del confinamiento decretado el 13 de marzo. Aún con medidas y restricciones, el sector servicios registró 399 parados menos ya que la economía se fue reactivando muy poco a poco.

La recuperación pospandemia llegó en junio de 2021, con una caída histórica del desempleo en Córdoba en 4.027 personas. La ausencia de restricciones covid permitió la reactivación del turismo y del sector servicios, que registró 2.475 parados menos. Todas estas circunstancias hacen que estudiar las causas de la subida del paro de este último mes haya que encontrarlas analizando la actualidad y comparándola con la que vivió Córdoba en un año con características similares, como fueron 2018 y 2019.

“Junio nos devuelve a la realidad”

La secretaria de Empleo de UGT Córdoba, Francisca Haro, ha valorado para Cordópolis los últimos datos conocidos en el sector servicios, lamentado que la subida en parados rompe con la “tendencia muy positiva en la recuperación de empleo” que la ciudad había vivido el pasado mes de abril, cuando se registraron 2.100 parados menos. “Junio nos ha devuelto a la realidad con una nueva subida del desempleo, propiciada por la excesiva dependencia de nuestra provincia del sector servicios, altamente estacional”.

A ello se suma, argumenta Haro, “a la subida desorbitada y continuada de los precios”. “Ya son muchos los indicadores que nos muestran que el turismo se está resintiendo, no tanto en volumen de visitantes, como en gasto y estancia media de las vacaciones, a pesar de que los expertos aseguraban que se había incrementado la capacidad de ahorro en los hogares españoles en los dos últimos años de pandemia”, denuncia.

Desde UGT apuntan que siempre han defendido que “una mayor capacidad adquisitiva de la ciudadanía está directamente relacionada con una mayor capacidad de consumo y gasto y, como consecuencia, de una mayor necesidad de mano de obra. El problema es que la clase trabajadora y las familias están padeciendo una inflación insostenible, que no se refleja en los salarios, ya que o no se han subido o, en el caso de los que se han subido, se ha hecho muy por debajo del IPC”.

Medidas eficaces para luchar contra la inflación

Por ello, desde el sindicato urgen a la puesta en marcha “de medidas eficaces y directas que frenen este incremento de los precios, así como un incremento salarial en los convenios porque, de lo contrario, esta recuperación que estábamos teniendo corre un serio riesgo de amenaza. Está más que demostrado, si se resiente el turismo y el sector servicios, el empleo en Córdoba cae en picado”.

En definitiva, desde UGT Córdoba apuestan “por tres fórmulas muy claras: una subida de los salarios que dote a la ciudadanía de capacidad de gasto y consumo; medidas estatales que contengan los precios -de una forma especial los de los productos de consumo básicos- así y abordar políticas centrales redistributivas, como la fiscalidad, desde la negociación y el acuerdo en el ámbito del diálogo social; y un buen aprovechamiento de los fondos europeos para caminar hacia un nuevo modelo productivo que reduzca la dependencia de un sector tan estacional y vulnerable a los cambios como el de Servicios.

Por su parte, desde CCOO, Eva Sánchez, ha señalado que, “si bien es cierto que Córdoba es una ciudad muy turística y la provincia también, no tenemos una temporada alta como existe en otros territorios, por ejemplo en la costa”. No obstante reconoce que en abril y en mayo se produce un repunte de contratación por la mayor afluencia de visitantes y es habitual que, pasado el mayo cordobés, haya un aumento del desempleo, especialmente en la hostelería, más que en la hotelería.

“Aunque el turismo tiene un papel fundamental en el sector, no podemos olvidarnos de la demanda interna y en ese ámbito hay que decir que la inflación ha retraído el consumo de las familias que, además, están pensando en las vacaciones. A todo esto se une que la hostelería es junto al campo el sector con mayor temporalidad y aún no se han terminado de ver los efectos de la reforma laboral puesto que las empresas tenían todavía tiempo para aplicar la nueva normativa y han seguido tirando de la contratación temporal”, señala Sánchez.

El presidente de los hoteleros achaca el desempleo a la reforma laboral

En este ámbito, el presidente de la Asociación de Empresarios de Hospedaje de Córdoba (Aehcor), Félix Serrano, asegura que, aunque la inflación ha influido negativamente en la contratación en este sector, la reforma laboral también ha provocado esta caída del empleo. “Las empresas turísticas son muy temporales y, evidentemente, no pueden contratar de manera indefinida a los trabajadores”, apunta el empresario, que afirma que, en su caso, “el año pasado tenía a nueve personas contratadas y, este, a seis”.

Según los datos, en Córdoba, durante el mes de junio se han seguido firmando contratos indefinidos, aunque menos que en mayo, que ya supuso una leve caída con respecto a abril. Así, en junio se firmaron casi 11.000 contratos indefinidos, según el Ministerio de Trabajo, un 8,4% menos que en mayo. No obstante, los datos de contratación indefinida son mucho mejores que hace un año debido principalmente a la reforma laboral. Si lo que ha ocurrido en junio en el sector servicios en Córdoba es una anomalía estadística o el principio de una tendencia, está por ver. Lo que está claro es que

La dependencia que tiene Córdoba del turismo y del sector servicios la hace víctima de su tan atractivo Mayo Festivo. El pasado mes de mayo, el sector servicios lideró en Córdoba la caída del paro, con 776 desempleados menos, una situación que respondía indiscutiblemente a las numerosas fiestas que se concentran durante los 31 días de mayo, con Cruces, Patios y Feria como estandartes. Sin embargo, la causa de los malos datos que arroja el mes de junio de este año (con más de medio millar de parados) no responden únicamente a la relajación de las citas culturales en el calendario, sino también a una inflación que ha provocado una oleada de despidos, arrojando cifras que no se registraban en los últimos cinco años.

Según los datos difundidos por el Ministerio de Trabajo del Gobierno de España, la agricultura y el sector servicios han sido los dos sectores que más han afectado a la subida del desempleo en este último mes, subiendo en junio en casi 1.000 personas. En concreto, el sector servicios ha sumado 526 desempleados más. En los últimos cinco años, la cifra de paro en este sector ha tenido picos de subida y bajadas, marcados principalmente por la pandemia.

Suscríbete al boletín de Cordópolis

¿Eres un fan cordopolita pero el día a día te come y no te da tiempo a leerlo todo? Pues no te preocupes, que cada martes te mandamos a tu mail un resumen con las historias y noticias más destacadas de la semana. Suscríbete aquí y forma parte de la comunidad cordopolita. ¡Muchas gracias por tu apoyo!