La derrota aflora los primeros enfrentamientos entre socialistas

Ambiente electoral en la sede del PSOE tras los resultados del 19J

Hasta no hace muchos años, el PSOE era un partido donde el debate interno se producía de puertas para adentro. Incluso en aquella ruptura entre guerristas y felipistas, en la que el partido se partió casi por la mitad en un debate que era principalmente ideológico, las disputas se producían dentro de las sedes. Tampoco entonces había redes sociales, como ahora, que es el lugar que han elegido los socialistas descontentos con el resultado electoral del domingo para o bien desahogarse o bien para mostrar su oposición a la manera en la que se ha gestionado la campaña. Poco han tardado en responderles otros socialistas, en un debate que no lo ha sido tanto, pero que retrata el ambiente interno de un partido que tuvo un poder absoluto en Andalucía y que el domingo recibió la peor derrota electoral en la historia de la autonomía.

El debate lo inició Jesús María Ruiz, parlamentario hasta esta misma legislatura. Ruiz fue antes delegado provincial de Salud en Córdoba y entre 2004 y 2012 subdelegado del Gobierno en la provincia. En 2015 se convirtió en parlamentario andaluz por Córdoba, hasta 2022. El candidato Juan Espadas dejó de contar con él y con todos los parlamentarios andaluces que el PSOE tenía por Córdoba, como Juan Pablo Durán, Rosa Aguilar o Soledad Pérez.

En la misma noche electoral, Ruiz escribía un tuit en forma de misil dirigido tanto a Juan Espadas como a Pedro Sánchez, presidente del Gobierno y secretario general del PSOE. “¿Quién va a asumir la responsabilidad de los peores resultados de la historia? ¿Pedro Sánchez y Juan Espadas harán autocrítica y reconocerán que han hecho fracasar al PSOE de Andalucía? Aún podemos empeorar. Está en juego el gobierno de nuestros municipios, en 2023”, relataba, sin contemplaciones.

El primero en responderle, a primera hora del lunes, fue el diputado del PSOE en el Congreso Antonio Hurtado. “¿Los que hicisteis oposición no tenéis nada q ver con la derrota?A las victorias es fácil apuntarse”, escribía el diputado socialista, muy molesto por el tuit. “Somos parte de esta derrota, lo que no nos debe hacer bajar la guardia ni quemar el barco. Estoy convencido de nuestro papel y de que habremos cometido errores”, relataba.

Más tarde, y con más tiempo para reposar la afirmación, escribía un parlamentario histórico del PSOE cordobés, Juan Antonio Cebrián. Cebrián fue diputado autonómico entre 2000 y 2012 y secretario de Organización del PSOE en los años noventa. Considerado uno de los hombres fuertes de aquel PSOE que ganaba por mayorías absolutas, Cebrián contestó a Ruiz que “los peores resultados fueron en 2018”, en referencia a la etapa de Susana Díaz. “Perdimos el gobierno, 399.000 votos y 14 escaños. En 2022, desde la oposición y sin haber hecho oposición durante dos años y medio, hemos perdido 130.000 votos y tres escaños ¿Los que habéis sido parlamentarios no tenéis culpa de lo ocurrido?”, escribía, en clara referencia a Ruiz.

El PSOE cordobés celebró este lunes un comité ejecutivo. De puertas hacia afuera, la secretaria provincial del PSOE andaluz instó a los cuadros orgánicos y a los militantes a “ponernos a trabajar desde hoy mismo en reforzar a nuestros alcaldes y alcaldesas de cara a las municipales de 2024”. “Nuestro objetivo debe ser proteger, blindar y apuntalar la fortaleza municipalista socialista en el territorio, estando junto a nuestros alcaldes, alcaldesas, portavoces y concejales y ayudándoles en las respuestas y soluciones que día a día ofrecen a sus vecinos y vecinas como administración más cercana”, aseguró. “Les daremos nuevas razones a los andaluces y andaluzas para que vuelvan a confiar mayoritariamente en el PSOE con el trabajo serio y riguroso que desempeñaremos en la Cámara autonómica”, concluyó, sin un análisis concreto de qué ha fallado en el PSOE para que haya obtenido el peor resultado de la historia autonómica.

Lejos de las redes, muchos socialistas siguen preguntándose qué es lo que ha pasado. De fondo resuena la madre de todas las batallas desatada entre Susana Díaz y Pedro Sánchez en varios actos. Otros, pocos, sostienen que el declive comenzó en las elecciones de 2012, cuando el PSOE estuvo cerca de perder el Gobierno de la Junta al impedir in extremis una mayoría absoluta de Javier Arenas y firmar un pacto con Izquierda Unida. Y que desde entonces, los socialistas han ido retrocediendo elección tras elección.

Etiquetas
stats