Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Colectivos memorialistas piden al Obispado que retire las placas a los caídos de la Mezquita-Catedral

PlacaMezquita - Detalle de la placa colocada en el interior de la Mezquita Catedral por la que se denuncia al Obispado.

Alejandra Luque

0

El Foro por la Memoria de Córdoba, Córdoba Laica, y la Asamblea Memorialista Andaluza han pedido al Obispado de Córdoba que cumpla con la Ley de Memoria Histórica y retire las placas que están presentes en el interior de la Mezquita-Catedral y que honran a los sacerdotes que murieron durante la guerra civil bajo la inscripción Sacerdotes diocesanos que dieron su vida por Cristo en la persecución religiosa 1936-1939.

En el escrito, las asociaciones memorialistas aluden al artículo 35 de la Ley de Memoria Democrática y señalan que ambas lápidas “constituyen elementos contrarios a la Memoria Democrática” por el lenguaje usado al hablar de “persecución religiosa, obviando que la Iglesia Católica española justificó y apoyó activamente la rebelión franquista” contra el gobierno republicano, situándose “objetivamente en el bando sublevado”.

En la provincia de Córdoba, argumentan, se calcula que “al menos 30 docentes fueron asesinados por las fuerzas sublevadas, víctimas de la Comisión Depuradora del Magisterio Español, todos con ideas antifascistas o republicanas, mientras que maestros y profesores afectos al Régimen fueron promocionados o mantenidos en sus funciones”. Las asociaciones recuerdan que en Córdoba también hubo “católicos convencidos como el comandante Joaquín Pérez Salas o el capitán Manuel Tarazona que fueron fusilados por los sublevados, mientras que y el canónigo de la Catedral de Córdoba, José Manuel Gallegos Rocafull, fue perseguido por su republicanismo y tuvo que exiliarse para no ser detenido”.

Por ello, la afirmación que aparece en las placas “forma parte de los relatos franquistas destinados a desacreditar ante la opinión público nacional e internacional al legítimo Estado republicano”, enlazando esto con “la idea tan divulgada de Cruzada cristiana contra las hordas marxistas”, constituyendo “una ofensa y una ignominia hacia las víctimas del franquismo”.

Aunque las asociaciones han pedido al Obispado la retirada de dichas placas “a la mayor prontitud posible y de forma voluntaria”, se antoja bastante complicado que la Diócesis vaya a eliminar los mármoles. La ley fue aprobada en octubre de 2022 y no ha actuado en consecuencia. Tampoco lo ha hecho tras recibir otro escrito, esta vez del abogado madrileño Eduardo Ranz Alonso, que le solicitaba la retirada de las placas y de la cruz, también en honor a los caídos, ubicada en el Paseo de la Victoria.

En el caso de que el Obispado no elimine esos símbolos, las organizaciones harán uso del artículo 37 de la Ley de Memoria Democrática y solicitarán al Gobierno que incoe el procedimiento de oficio.

Etiquetas
stats