Un calor extremo tan tempranero para el que ni el lugar más cálido de España está preparado

En el Valle del Guadalquivir cordobés viven 400.000 personas. Cada verano, cambian sus hábitos. Los cordobeses se confinan desde el mediodía hasta que el sol comienza a menguar. La vida se parte y la actividad también. Es la única manera de sobrellevar las altas temperaturas que se registran en el lugar más cálido de la Península y de evitar graves problemas de salud. Pero año a año, la llegada del calor extremo se adelanta cada vez más. Para los próximos días está previsto un episodio de calor intenso que puede ser histórico. Según detalla el Colectivo Meteofreak, en Córdoba solo se han superado los 40 ºC de temperatura máxima en mayo en dos ocasiones en años diferentes, desde que hay registros. Es probable, si se cumplen las previsiones, que ese umbral se supere durante varias jornadas, volviendo a batir récords.

Cuando los 40°C llegan antes y son más habituales: así se vive en la ciudad más calurosa de España

Saber más

El verano en Córdoba se adelanta cada vez más. También las medidas paliativas que aprueban las administraciones o que negocian los trabajadores con los empresarios. En el sector de la construcción, toda la provincia de Córdoba está sometida a un convenio especial que regula la jornada intensiva. A partir del 16 de junio, los trabajadores de la construcción tienen un horario de siete horas, entre las 7:00 y las 14:00. El objetivo es evitar accidentes laborales. En el campo, el metal y la madera se pactan jornadas similares. Y en el sector de la hostelería se asume que en esas fechas al mediodía no se van a atender terrazas. En muchos caso, los restaurantes y bares de Córdoba suelen cerrar durante las horas centrales del día, y tienen sus horas álgidas de noche.

Pero ninguna de estas medidas paliativas están previstas o reguladas en mayo. El secretario provincial de Hábitat de CCOO Córdoba, Antonio Salazar, asegura que la única regulación es la prevista en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, que alude también a lo que supone trabajar con altas temperaturas. La norma señala que el horario no está regulado como tal, que la jornada es de ocho horas, que el empresario está obligado a facilitar líquido y sombra al trabajador y que lo único que éste puede pedir es un descanso de una hora. Una especie de cooling break similar al regulado en los partidos de fútbol, una pausa para descansar e hidratarse.

Un verano adelantado al mes de mayo provoca un grave trastorno a las familias y a la conciliación. Las clases escolares se siguen desarrollando con normalidad y los alumnos salen entre las 14:00 y las 15:00, unas horas en las que es probable que las temperaturas rocen o incluso superen los 40 ºC. Muchos colegios de Córdoba no tienen sus instalaciones adaptadas. En los patios apenas hay sombras y muchas clases aún carecen de aire acondicionado. En el año 2017, cuando se registraron temperaturas muy altas en periodo lectivo, un estudio del CSIF calculó que en Córdoba el 70% de los centros escolares carecía de aire acondicionado. En la ciudad, la competencia del mantenimiento de los colegios es del Ayuntamiento, que encargó un plan para dotar de aire acondicionado a las clases en 19 centros. Cinco años después, se han instalado las máquinas, pero un problema con la potencia eléctrica impedía que muchos aparatos se pudieran encender. Hasta ahora, cuando parte de esos colegios -siete- sí tendrán climatización en estos días pero otros tendrán que esperar al menos a junio, según confirma el Ayuntamiento a este periódico.

En 2017, ya al final de curso, la Consejería de Educación sí que permitía a los padres y madres recoger a sus hijos después del recreo, para evitar que continuaran expuestos a temperaturas extremas sin aire aconcidionado. De momento, en el mes de mayo, no se ha previsto ninguna medida similar, según han confirmado a este periódico fuentes de la Delegación Provincial de Educación en Córdoba. El curso no está a días de acabar y las vacaciones no se pueden adelantar. Tampoco se ha previsto reducción de horarios.

El golpe de calor

Cada año, se calcula que en la provincia de Córdoba mueren unas 19 personas por patologías asociadas al calor. La estadística no es fiable del todo, ya que muchos expertos sanitarios señalan que las personas con otras patologías graves pueden acabar sufriendo un empeoramiento de su situación debido al calor. Y sus decesos no se incluyen en las estadísticas oficiales.

Para sobrevivir al calor cordobés hay pocos secretos, muy evidentes: protegerse del sol y evitar salir a la calle en las horas centrales del día que es cuando más calor hace, según explica Luis Jiménez. Por eso se adaptan los horarios laborales de toda la provincia, pero especialmente del Valle del Guadalquivir, para evitar que haya un trabajador subido a un andamio a las 16:00 cuando los 40 °C le pueden provocar un accidente, que no siempre se va a relacionar con el calor.

A las Urgencias del hospital Reina Sofía de Córdoba no solo llegan personas que han estado al sol o en la calle. Luis Jiménez explica que hay un “golpe de calor pasivo”, que ocurre mucho en Córdoba: “Algunas personas vienen a Urgencias con golpe de calor y dicen que no han estado al sol. No tienes que estar expuesto al sol. Es más frecuente el golpe de calor pasivo si estás en una casa con una habitación no refrigerada. De hecho, en interiores, a veces, se alcanzan temperaturas más altas incluso que en la calle”, relata. 

No estar expuesto al sol es difícil si la vida no se ha adaptado aún al verano. Es decir, si el trabajo o los horarios educativos no están preparados para evitar movimientos en las horas centrales del día, algo que eleva el riesgo de sufrir, precisamente, lipotimias o golpes de calor.

El coste de adelantar el aire acondicionado

Las viviendas en el Valle del Guadalquivir están adaptadas al calor. La mayoría de las fachadas siguen siendo de color blanco, los techos son altos, hay toldos en ventanas y patios, y solo las viviendas más pobres carecen de un servicio esencial en Córdoba como es el aire acondicionado. Pero esta vez, muchos cordobeses se resisten a enchufar unos aparatos que a estas alturas, por ejemplo, aún no han sido revisados. En otros apenas si ha habido tiempo para limpiar los filtros. Pero sobre todo, lo que más duele es el bolsillo, con unos precios de la electricidad disparados.

Para este jueves, cuando comienza el episodio de altas temperaturas, el precio de la luz triplicará al de mayo del año pasado. Es decir, encender el aire acondicionado será tres veces más caro. Esto provoca que muchas familias, como durante el invierno, se vean abocadas a la pobreza energética.

En cuanto a los negocios, la hostelería asume el cierre al mediodía. El gerente del grupo La Carbonería, Sergio Rodríguez, precisa que el adelanto del calor causará también que el negocio hostelero se traslade a la noche, cuando el público busca las terrazas. Muchos bares y restaurantes también echan cuentas y optan por cerrar en las horas centrales del día, ya que la venta de esas horas apenas si compensa con el coste de mantener refrigerado el negocio.

Una bola extra del calor: la Feria de Córdoba

El episodio de calor coincide con la inauguración de la Feria de Córdoba. A partir de las 22:00 de este viernes, se espera la presencia de más de 100.000 personas cada día en el recinto ferial de El Arenal, donde se han dispuesto 87 casetas. Muchas disponen de máquinas de aire acondicionado. Otras, no. Son las que, temen, perderán gran parte del negocio durante las peores horas de calor.

La Feria de Córdoba se monta cada año en un recinto ferial junto al Guadalquivir, donde la sombra brilla por su ausencia. En las zonas de descanso se sembraron árboles que no tienen un gran porte y en las calles principales apenas hay zonas de sombra. Además, para los jóvenes se ha dispuesto de una zona vallada junto al Guadalquivir para el botellón. El espacio tiene un suelo de piedra que se recalienta con facilidad y también carece de sombras.

Las autoridades sanitarias temen que este episodio de calor prematuro pueda provocar graves episodios de golpes de calor en El Arenal. Desde hace años, los caseteros han instalado también dispositivos de aspersión de agua, en un intento por refrescar el ambiente en las horas centrales del día.

El Infoca se prepara

En verano, con las altas temperaturas, se dispara el riesgo de incendios forestales. En Andalucía, el Plan Infoca se activa a partir del 1 de junio. También este calor inusual ha llegado antes de que se haya activado el plan de prevención especial de incendios. Este año, además, se multiplica el riesgo por las lluvias de primavera, que han sido abundantes y que han provocado que crezca mucha vegetación herbácea en los montes. Esta vegetación es combustible para que un incendio forestal se propague con rapidez.

Para minimizar riesgos, el Infoca ha aprobado que durante las jornadas de calor más extremo sus aviones harán vuelos preventivos. Además de vigilantes en las torretas de control, el Infoca movilizará a su flota aérea para acudir lo antes posible a un conato de incendio. Hasta para los bomberos forestales la situación es inusual.

En el Valle del Guadalquivir cordobés viven 400.000 personas. Cada verano, cambian sus hábitos. Los cordobeses se confinan desde el mediodía hasta que el sol comienza a menguar. La vida se parte y la actividad también. Es la única manera de sobrellevar las altas temperaturas que se registran en el lugar más cálido de la Península y de evitar graves problemas de salud. Pero año a año, la llegada del calor extremo se adelanta cada vez más. Para los próximos días está previsto un episodio de calor intenso que puede ser histórico. Según detalla el Colectivo Meteofreak, en Córdoba solo se han superado los 40 ºC de temperatura máxima en mayo en dos ocasiones en años diferentes, desde que hay registros. Es probable, si se cumplen las previsiones, que ese umbral se supere durante varias jornadas, volviendo a batir récords.

Cuando los 40°C llegan antes y son más habituales: así se vive en la ciudad más calurosa de España

Saber más

El verano en Córdoba se adelanta cada vez más. También las medidas paliativas que aprueban las administraciones o que negocian los trabajadores con los empresarios. En el sector de la construcción, toda la provincia de Córdoba está sometida a un convenio especial que regula la jornada intensiva. A partir del 16 de junio, los trabajadores de la construcción tienen un horario de siete horas, entre las 7:00 y las 14:00. El objetivo es evitar accidentes laborales. En el campo, el metal y la madera se pactan jornadas similares. Y en el sector de la hostelería se asume que en esas fechas al mediodía no se van a atender terrazas. En muchos caso, los restaurantes y bares de Córdoba suelen cerrar durante las horas centrales del día, y tienen sus horas álgidas de noche.

Pero ninguna de estas medidas paliativas están previstas o reguladas en mayo. El secretario provincial de Hábitat de CCOO Córdoba, Antonio Salazar, asegura que la única regulación es la prevista en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, que alude también a lo que supone trabajar con altas temperaturas. La norma señala que el horario no está regulado como tal, que la jornada es de ocho horas, que el empresario está obligado a facilitar líquido y sombra al trabajador y que lo único que éste puede pedir es un descanso de una hora. Una especie de cooling break similar al regulado en los partidos de fútbol, una pausa para descansar e hidratarse.

Un verano adelantado al mes de mayo provoca un grave trastorno a las familias y a la conciliación. Las clases escolares se siguen desarrollando con normalidad y los alumnos salen entre las 14:00 y las 15:00, unas horas en las que es probable que las temperaturas rocen o incluso superen los 40 ºC. Muchos colegios de Córdoba no tienen sus instalaciones adaptadas. En los patios apenas hay sombras y muchas clases aún carecen de aire acondicionado. En el año 2017, cuando se registraron temperaturas muy altas en periodo lectivo, un estudio del CSIF calculó que en Córdoba el 70% de los centros escolares carecía de aire acondicionado. En la ciudad, la competencia del mantenimiento de los colegios es del Ayuntamiento, que encargó un plan para dotar de aire acondicionado a las clases en 19 centros. Cinco años después, se han instalado las máquinas, pero un problema con la potencia eléctrica impedía que muchos aparatos se pudieran encender. Hasta ahora, cuando parte de esos colegios -siete- sí tendrán climatización en estos días pero otros tendrán que esperar al menos a junio, según confirma el Ayuntamiento a este periódico.

En 2017, ya al final de curso, la Consejería de Educación sí que permitía a los padres y madres recoger a sus hijos después del recreo, para evitar que continuaran expuestos a temperaturas extremas sin aire aconcidionado. De momento, en el mes de mayo, no se ha previsto ninguna medida similar, según han confirmado a este periódico fuentes de la Delegación Provincial de Educación en Córdoba. El curso no está a días de acabar y las vacaciones no se pueden adelantar. Tampoco se ha previsto reducción de horarios.

El golpe de calor

Cada año, se calcula que en la provincia de Córdoba mueren unas 19 personas por patologías asociadas al calor. La estadística no es fiable del todo, ya que muchos expertos sanitarios señalan que las personas con otras patologías graves pueden acabar sufriendo un empeoramiento de su situación debido al calor. Y sus decesos no se incluyen en las estadísticas oficiales.

Para sobrevivir al calor cordobés hay pocos secretos, muy evidentes: protegerse del sol y evitar salir a la calle en las horas centrales del día que es cuando más calor hace, según explica Luis Jiménez. Por eso se adaptan los horarios laborales de toda la provincia, pero especialmente del Valle del Guadalquivir, para evitar que haya un trabajador subido a un andamio a las 16:00 cuando los 40 °C le pueden provocar un accidente, que no siempre se va a relacionar con el calor.

A las Urgencias del hospital Reina Sofía de Córdoba no solo llegan personas que han estado al sol o en la calle. Luis Jiménez explica que hay un “golpe de calor pasivo”, que ocurre mucho en Córdoba: “Algunas personas vienen a Urgencias con golpe de calor y dicen que no han estado al sol. No tienes que estar expuesto al sol. Es más frecuente el golpe de calor pasivo si estás en una casa con una habitación no refrigerada. De hecho, en interiores, a veces, se alcanzan temperaturas más altas incluso que en la calle”, relata. 

No estar expuesto al sol es difícil si la vida no se ha adaptado aún al verano. Es decir, si el trabajo o los horarios educativos no están preparados para evitar movimientos en las horas centrales del día, algo que eleva el riesgo de sufrir, precisamente, lipotimias o golpes de calor.

El coste de adelantar el aire acondicionado

Las viviendas en el Valle del Guadalquivir están adaptadas al calor. La mayoría de las fachadas siguen siendo de color blanco, los techos son altos, hay toldos en ventanas y patios, y solo las viviendas más pobres carecen de un servicio esencial en Córdoba como es el aire acondicionado. Pero esta vez, muchos cordobeses se resisten a enchufar unos aparatos que a estas alturas, por ejemplo, aún no han sido revisados. En otros apenas si ha habido tiempo para limpiar los filtros. Pero sobre todo, lo que más duele es el bolsillo, con unos precios de la electricidad disparados.

Para este jueves, cuando comienza el episodio de altas temperaturas, el precio de la luz triplicará al de mayo del año pasado. Es decir, encender el aire acondicionado será tres veces más caro. Esto provoca que muchas familias, como durante el invierno, se vean abocadas a la pobreza energética.

En cuanto a los negocios, la hostelería asume el cierre al mediodía. El gerente del grupo La Carbonería, Sergio Rodríguez, precisa que el adelanto del calor causará también que el negocio hostelero se traslade a la noche, cuando el público busca las terrazas. Muchos bares y restaurantes también echan cuentas y optan por cerrar en las horas centrales del día, ya que la venta de esas horas apenas si compensa con el coste de mantener refrigerado el negocio.

Una bola extra del calor: la Feria de Córdoba

El episodio de calor coincide con la inauguración de la Feria de Córdoba. A partir de las 22:00 de este viernes, se espera la presencia de más de 100.000 personas cada día en el recinto ferial de El Arenal, donde se han dispuesto 87 casetas. Muchas disponen de máquinas de aire acondicionado. Otras, no. Son las que, temen, perderán gran parte del negocio durante las peores horas de calor.

La Feria de Córdoba se monta cada año en un recinto ferial junto al Guadalquivir, donde la sombra brilla por su ausencia. En las zonas de descanso se sembraron árboles que no tienen un gran porte y en las calles principales apenas hay zonas de sombra. Además, para los jóvenes se ha dispuesto de una zona vallada junto al Guadalquivir para el botellón. El espacio tiene un suelo de piedra que se recalienta con facilidad y también carece de sombras.

Las autoridades sanitarias temen que este episodio de calor prematuro pueda provocar graves episodios de golpes de calor en El Arenal. Desde hace años, los caseteros han instalado también dispositivos de aspersión de agua, en un intento por refrescar el ambiente en las horas centrales del día.

El Infoca se prepara

En verano, con las altas temperaturas, se dispara el riesgo de incendios forestales. En Andalucía, el Plan Infoca se activa a partir del 1 de junio. También este calor inusual ha llegado antes de que se haya activado el plan de prevención especial de incendios. Este año, además, se multiplica el riesgo por las lluvias de primavera, que han sido abundantes y que han provocado que crezca mucha vegetación herbácea en los montes. Esta vegetación es combustible para que un incendio forestal se propague con rapidez.

Para minimizar riesgos, el Infoca ha aprobado que durante las jornadas de calor más extremo sus aviones harán vuelos preventivos. Además de vigilantes en las torretas de control, el Infoca movilizará a su flota aérea para acudir lo antes posible a un conato de incendio. Hasta para los bomberos forestales la situación es inusual.

En el Valle del Guadalquivir cordobés viven 400.000 personas. Cada verano, cambian sus hábitos. Los cordobeses se confinan desde el mediodía hasta que el sol comienza a menguar. La vida se parte y la actividad también. Es la única manera de sobrellevar las altas temperaturas que se registran en el lugar más cálido de la Península y de evitar graves problemas de salud. Pero año a año, la llegada del calor extremo se adelanta cada vez más. Para los próximos días está previsto un episodio de calor intenso que puede ser histórico. Según detalla el Colectivo Meteofreak, en Córdoba solo se han superado los 40 ºC de temperatura máxima en mayo en dos ocasiones en años diferentes, desde que hay registros. Es probable, si se cumplen las previsiones, que ese umbral se supere durante varias jornadas, volviendo a batir récords.

Cuando los 40°C llegan antes y son más habituales: así se vive en la ciudad más calurosa de España

Saber más

El verano en Córdoba se adelanta cada vez más. También las medidas paliativas que aprueban las administraciones o que negocian los trabajadores con los empresarios. En el sector de la construcción, toda la provincia de Córdoba está sometida a un convenio especial que regula la jornada intensiva. A partir del 16 de junio, los trabajadores de la construcción tienen un horario de siete horas, entre las 7:00 y las 14:00. El objetivo es evitar accidentes laborales. En el campo, el metal y la madera se pactan jornadas similares. Y en el sector de la hostelería se asume que en esas fechas al mediodía no se van a atender terrazas. En muchos caso, los restaurantes y bares de Córdoba suelen cerrar durante las horas centrales del día, y tienen sus horas álgidas de noche.

Ayúdanos a construir una sociedad mejor informada

Tu colaboración es muy importante. Hazte socio, hazte socia aquí, añade una aportación para Cordópolis y conseguiremos con tu apoyo una sociedad cordobesa más libre y mejor informada. Todo irá invertido en mejorar nuestra forma de hacer periodismo.