¿Sabías que el documento oficial en castellano más antiguo del mundo está en Córdoba?

Emilio Aumente y Ana Verdú, en el Archivo Municipal | RAFAEL MELLADO

En la calla Sánchez Feria se encuentra la sede del Archivo Municipal. La antigua casa de Leonor de Guzmán es el segundo edificio más antiguo propiedad del Ayuntamiento (procede de finales del siglo XIV). Pero dentro de sus paredes aguarda enormes tesoros y sorpresas. Entre ellas, una casi desconocida: El documento oficial escrito en castellano más antiguo del mundo.

Este jueves, el Ayuntamiento ha celebrado el Día Internacional de los Archivos con una jornada de puertas abiertas. Por la mañana, el Consistorio ha querido presentar el resultado del trabajo de restauración de los últimos planes especiales de Empleo. La directora del Archivo, Ana Verdú, con su manera de comunicar habitual y su destacado trabajo por difundir los tesoros de esta sede municipal, ha destacado que entre las paredes de esta antigua casa (donde hay columnas del siglo X) se guarda el documento oficial escrito en castellano más antiguo del mundo.

En concreto, se trata del llamado Fuero de Córdoba. Es una especie de primera ley de la ciudad otorgado por Fernando III El Santo a Córdoba en el año 1241, apenas seis años después de la conquista de la ciudad. Este primer documento fue redactado en castellano. Hasta entonces, la Corona y toda la administración pública y estatal redactaba sus documentos en latín. “Por eso yo, Fernando, por la gracia de Dios rey de Castilla, Toledo, León, Galicia y Córdoba otorgo y concedo al concejo de Córdoba presente y futuro carta de fuero válida para siempre”, llega a escribir el rey en Córdoba.

Este es uno de los tesoros del archivo, pero no el único. “El archivo es nuestro de DNI, la historia de nuestros antepasados que está datada y archivada. No solo es cuestión de mantener documentos o papeles, sino que con nuevas formas y tecnologías tenemos que transformarlo todo en un formato digital y accesible, y que llegue a la ciudadanía”, arrancó el concejal de Presidencia Emilio Aumente.

En total, en el archivo han trabajado dos equipos diferentes de una treintena de personas expertas en patrimonio y restauración (y que no tenían trabajo) para digitalizar parte de las obras. Y también para restaurarlas. Ana Verdú puso números sobre la mesa: 2.641 hojas de documentos, fotografías y planos de alto valor histórico han sido digitalizados, junto a 28.687 imágenes.

Entre los documentos recuperados (que eran prácticamente ilegibles) destaca uno del año 1870 emitido por el Ayuntamiento de Córdoba como reglamento impreso de la lucha de gallos. También se ha trabajado en las ordenanzas municipales de 1435 y en las de 1884, que recogen por vez primera el callejero de la ciudad, junto a los caminos y vías pecuarias. El documento recuperado más antiguo es uno por el que se le concede un privilegio a la villa de Valderas en León por parte del rey Enrique III, que agradecía así su ayuda en la guerra de los Trastámara. También se ha recuperado una lista de testigos que presentó la audiencia y se llevó a Bujalance en 1428 por alborotos que hubo allí en su momento.

Estos planes también han restaurado todo el material de la Televisión Municipal y han trabajado sobre los documentos recientemente donados al archivo, como los de la condensa de Artázar, el de Rafael Mir Jordano, el de Rafael Jiménez Amigo o Timoteo Franco, entre otros.

Etiquetas
stats